Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

TRANSPORTE AÉREO Y CO2 ¿Quién vuela dentro de la pequeña Suiza?

pasajeros se disponen a embarcar en un avión

En esta foto de archivo, el pasaje embarca en un avión de Adria Airways en Lugano.

(©ti-press)

La inmovilización de Adria Airways –y la suspensión de sus vuelos entre dos ciudades suizas– ha hecho que la gente se pregunte por qué volar para cubrir distancias cortas, especialmente cuando la conciencia climática está en su punto más álgido.  

Mientras el Parlamento suizo debate revisar la ley suiza sobre el CO2Enlace externo, los pasajeros que tenían previsto volar con Adria AirwaysEnlace externo entre Zúrich y Lugano consultan el horario de trenes. La noche del 23 de septiembre la compañía aérea eslovena dejó de operar por problemas financieros.

El redactor jefe de AerotelegraphEnlace externo, Stefan Eiselin, declaró a la radio pública suiza SRFEnlace externo que “la mayoría son pasajeros en tránsito, personas del cantón del Tesino o del norte de Italia, con vuelos de conexión al extranjero desde Zúrich”.

Avión frente al tren

El vuelo dura 45 minutos y cuesta unos 140 francos (142 dólares). El viaje del centro de la ciudad al centro de la ciudad dura unas dos horas y 15 minutos en tren, y cuesta 130 francos el viaje de ida y vuelta. De aeropuerto a aeropuerto son poco más de tres horas y 150 francos.    

En términos de CO2, el tren es el claro ganador. Según ecopassenger.orgEnlace externo, la huella de carbono del vuelo de ida y vuelta es de 172 kg por persona, frente a los 0,38 kg de CO2 que genera el mismo viaje en tren.  

Al preguntarle si tiene sentido ofrecer vuelos tan cortos cuando hay opciones ferroviarias competitivas, Eiselin reconoce que las aerolíneas tienen que hacer más para reducir sus emisiones.  

“Eliminar los vuelos cortos que pueden reemplazarse solo es una pequeña medida. KLM, por ejemplo, acaba de anunciar que abandona la conexión de Ámsterdam a Bruselas, y Austrian Airlines ya ha abandonado algunos de sus vuelos nacionales. En última instancia, la demanda decide”.  

Cambios en Lugano

SWISS International Airlines ofrece un servicio lanzaderaEnlace externo entre la estación de ferrocarril de Basilea y el aeropuerto de Zúrich. Cuando se inaugure el túnel de Ceneri en el sur de Suiza (previsto para el próximo año), el trayecto en tren entre Lugano y Zúrich, será unos 30 minutos más rápido.

“En el marco del actual debate sobre el clima y con vistas a la apertura del túnel de Ceneri, estamos en continuo y estrecho contacto con los Ferrocarriles Federales Suizos”, ha indicado a swissinfo.ch la portavoz de SWISS, Sonja Ptassek. Aunque Adria es un socio de código compartido de SWISS [esto significa que ambas aerolíneas han suscrito un acuerdo para explotar conjuntamente la ruta], Ptassak dice que “actualmente no hay ningún socio que, en tan poco tiempo, pueda intervenir con una aeronave certificada y una tripulación de cabina adecuadamente formada para garantizar un programa de vuelos continuo para el aeropuerto de Lugano”.

En 2017, la Oficina Federal de Aviación Civil revocó la licencia de la compañía aérea suiza Darwin, con sede en Lugano y propiedad de Adria Airlines. Desde el aeropuerto de LuganoEnlace externo ahora solo SWISS y Silver Air ofrecen un servicio regular.

Volar debería ser más caro

El Parlamento suizo debate cómo reducir las emisiones de CO2. El 25 de septiembre, los senadores estudiaron que los billetes de avión estén sujetos a un gravamen de 30 a 150 francos, dependiendo de la clase y la distancia. La mitad de los ingresos se destinarían a un nuevo fondo climático y el resto, al presupuesto público general.

Los críticos sostienen que cobrar un impuesto más alto que en los países vecinos animaría a la gente a volar a través de aeropuertos fuera de Suiza. El debate continúa. En diciembre del año pasado, la cámara baja rechazó (con 93 votos en contra y 88 a favor) gravar con un impuesto climático los billetes de avión.

Para cumplir los objetivos del Acuerdo de París sobre el Clima, Suiza debe reducir sus emisiones de gases de efecto invernadero en un 50% para 2030.




Traducción del inglés: Lupe Calvo

Neuer Inhalt

Horizontal Line


Instagram

Síganos en Instagram

Síganos en Instagram

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes