Vaya directamente al contenido
Your browser is out of date. It has known security flaws and may not display all features of this websites. Learn how to update your browser[Cerrar]

Transversal ferroviaria alpina


Las impresionantes cifras del nuevo túnel del Gotardo




Últimas pruebas en el nuevo túnel del Gotardo, antes de la inauguración oficial el próximo 1 de junio. (SBB/Gian Vaitl)

Últimas pruebas en el nuevo túnel del Gotardo, antes de la inauguración oficial el próximo 1 de junio.

(SBB/Gian Vaitl)

¿Qué tiene en común el nuevo túnel de base del Gotardo con los Juegos Olímpicos de Verano 2012 en Londres? ¿O con el Empire State Building de Nueva York? swissinfo.ch presenta las extraordinarios cifras del túnel más largo del mundo, que se inaugura el 1 de junio.

La espera ha sido larga: 17 años, para ser precisos. Pero ya ha comenzado la cuenta atrás. Dentro de menos de un mes, el 1 de junio de 2016, se inaugura oficinalmente el túnel de base del Gotardo. Un evento que reunirá a parlamentarios suizos y extranjeros, ministros, jefes de Estado y de Gobierno, y representantes de organizaciones internacionales.

El nuevo túnel, considerado una de las principales conexiones ferroviarias a través de los Alpes, es el más largo del mundo: 57 kilómetros escavados en la roca de la montaña. Pero la longitud no es la única cifra que impresiona de esta obra faraónica.

 (swissinfo.ch)
(swissinfo.ch)

Entre las diferentes etapas de la construcción del túnel, hay una fecha especial que ha pasado a los anales de la historia: el 15 de octubre de 2010. Aquel día, en las vísceras de la tierra, entre Sedrún (cantón Grisones) y Faido (cantón Tesino), la tuneladora perforó el último tramo del tubo este.

Eran las 14.17 horas y Suiza acababa de ultimar la excavación del túnel ferroviario más largo del mundo. Un récord que conservará durante algunos años.

 (swissinfo.ch)
(swissinfo.ch)


Traducción del italiano: Belén Couceiro, swissinfo.ch

Derechos de autor

Todos los derechos reservados. Los contenidos de la oferta web de swissinfo.ch están protegidos por los derechos de autor. Solo se permite su utilización para fines personales. Cualquier uso de contenidos de la oferta web que excede esta finalidad, especialmente su difusión, modificación, transmisión, almacenamiento y copia, solo puede tener lugar con el previo consentimiento por escrito de swissinfo.ch. Si tiene interés en un uso en estos términos, le rogamos que nos envíe un correo electrónico a contact@swissinfo.ch.

Más allá del uso personal, se permite únicamente la colocación de un hiperenlace a un contenido específico en el propio sitio web o en un sitio web de terceros. Los contenidos de la oferta web de swissinfo.ch solamente pueden incorporarse respetando su integralidad y en un contexto sin publicidad. Para todo soporte lógico, directorio, todos los datos y sus respectivos contenidos de la oferta web de swissinfo.ch que explícitamente se ponen a disposición para descargar, se otorgan licencias exclusivas y no transferibles que se limitan a la descarga y al almacenamiento en equipos personales. Todos los derechos extensibles que van más allá, continúan siendo de la propiedad de swissinfo.ch. No se admite, en particular, la venta o cualquier tipo de uso comercial.

×