AFP internacional

Peatones contemplan la obra de arte "Llama de la Esperanza" después de que funcionarios desvelaran la escultura en memoria de las víctimas de los atentados terroristas en París y Bruselas en el distrito de Molenbeek, en Bruselas, el 8 de noviembre de 2016.

(afp_tickers)

Una escultura titulada "La llama de la esperanza" en homenaje a las víctimas de los atentados yihadistas de París y Bruselas fue inaugurada el martes en Molenbeek, comuna de la capital belga de donde eran originarios varios de los autores.

"Desde el 13 de noviembre, nada es igual en nuestra comuna" afirmó el alcalde de Molenbeek-Saint-Jean, Françoise Schepmans, durante su discurso de inauguración, aludiendo a los atentados de París hace un año.

Varias decenas de personas se congregaron en esta ceremonia, muy sobria, en la plaza de la comuna.

El artista de origen marroquí Moustapha Zoufri realizó la escultura en forma de caja rectangular cuyas paredes están cortadas según formas de la caligrafía árabe.

Molenbeek fue doblemente afectada pues una joven madre de una familia de esta comuna pereció en la explosión de una bomba en el metro de Bruselas el 22 de marzo, en una serie de atentados que dejó en total 32 muertos.

afp_tickers

 AFP internacional