Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Consumo de drogas Ciudades suizas en ‘lista de éxitos’ de la cocaína

Un hombre se droga con cocaía

En Suiza se consumen cada año unas cinco toneladas de cocaína: Observatorio Europeo de la Droga y las Toxicomanías.

(Keystone/Martin Ruetschi)

En términos de consumo de cocaína en Europa, la mitad de las diez ciudades principales son helvéticas. La baja regulación y el alto poder adquisitivo en este país ofrecen condiciones ideales para comprar o consumir drogas, según el centro nacional de investigación Adicción SuizaEnlace externo.

En Suiza se consumen cada año unas cinco toneladas de cocaína, con valor de unos 330 millones de francos, de acuerdo con el Observatorio Europeo de la Droga y las Toxicomanías.Enlace externo Las ciudades helvéticas ocupan cinco de las nueve primeras plazas sobre el consumo europeo.

Gráfico sobre consumo de cocaína en Suiza
(swissinfo.ch)

La cocaína proviene principalmente de las redes de África Occidental, informa Adicción Suiza. La heroína es importada y vendida principalmente por grupos albaneses, y la cantidad en circulación se estima entre 1,8 y 2,5 toneladas al año.

“Las sustancias ilegales se pueden encontrar en las ciudades de forma rápida y relativamente fácil”, señala el Panorama de las Adicciones en Suiza 2019Enlace externo, que ofrece una visión general del consumo de sustancias adictivas.

“Los productos legales también están en todas partes y son baratos. Se pueden comprar las 24 horas del día en casi todas las esquinas, en tiendas, gasolineras, máquinas expendedoras, quioscos, casinos y en línea”, apunta el informe. Pero incluso las opciones baratas resultan en altos costos sociales. 

Cada año, los problemas relacionados con la dependencia -sea de las sustancias o de los juegos de azar- provocan más de 11 000 muertes y unos costos sociales de unos 14 000 millones de francos.

social costs

Gráfico sobre el costo de las adicciones en Suiza

Adicción Suiza dice que los proveedores de alcohol, tabaco y juegos de azar han presionado con éxito al Parlamento y al Consejo Federal, el órgano ejecutivo de Suiza, en contra de una mayor regulación del mercado. Expertos en salud han pedido “medidas valientes” como la prohibición de los productos más baratos, así como la reducción de la publicidad y de los horarios de apertura de las tiendas.

Las ventas de alcohol cuentan con el beneficio de una regulación particularmente liberal, dijo la organización, y añadió que sería posible reducir los problemas relacionados con el alcohol aumentando los precios, “pero parece que falta voluntad política, mientras que los costos sociales del alcohol se estiman en algo más de 4 200 millones de francos anuales”.

Lo mismo ocurre con el tabaco: el número de fumadores se ha mantenido en algo más del 25% de los adultos durante los últimos siete años. El tabaco es responsable de casi 9 500 muertes por año en Suiza, donde se vendieron 9 600 millones de cigarrillos en 2017.

El cannabis se mantiene como la sustancia ilegal más consumida. Aunque Suiza modificó sus leyes en 2011 para permitir a los adultos comprar y consumir cannabis con hasta un 1% de tetrahidrocannabinol (THC), se prohíbe el cultivo, el consumo y la venta de cannabis con un contenido de THC superior al 1%. Dadas las reformas de la legislación internacional sobre el cannabis en Estados Unidos y Canadá, por ejemplo, Adicción Suiza instó a elaborar una reglamentación adaptada para Suiza.

Keystone-SDA/RTS/ts/kr/sm

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes