Reuters internacional

El ministro de Petróleo de Venezuela, Eulogio Del Pino, en una reunión en el palacio de Miraflores en Caracas, ago 20, 2015. Venezuela usará la cumbre de Países No Alineados de este fin de semana para reunirse con sus pares productores de crudo e internar avanzar en la construcción de un consenso que ayude a fortalecer los precios, dijo el viernes el ministro de Petróleo, Eulogio Del Pino. REUTERS/Carlos Garcia Rawlins/File Photo

(reuters_tickers)

CARACAS (Reuters) - Venezuela usará la cumbre de Países No Alineados de este fin de semana para reunirse con sus pares productores de crudo e intentar avanzar en la construcción de un consenso que ayude a fortalecer los precios, dijo el viernes el ministro de Petróleo, Eulogio Del Pino.

Venezuela ha insistido en que grandes productores, miembros y ajenos a la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), lleguen a un acuerdo para congelar los niveles de producción y levanten los precios del crudo, en medio de una ingente sobreoferta de suministros.

Pero aunque la propuesta ha tenido cierta acogida por parte de gigantes como Rusia y Arabia Saudita, aún nada se ha concretado.

"Allí obviamente vamos a usar esa reunión también para seguir construyendo consensos", dijo el también presidente de la estatal Petróleos de Venezuela (PDVSA), en una marcha convocada en apoyo al Gobierno de Nicolás Maduro, en Caracas.

"Un consenso que va a tener el punto de encuentro en Argelia donde esperamos llegar a importantes acuerdos que estabilicen y lleguemos a obtener un precio justo para nuestro hidrocarburo que todos los países productores están buscando", dijo, agregando que se espera la presencia de jefes de Estado del Golfo Pérsico, Irán y Ecuador.

La OPEP se reunirá en Argelia entre el 26 y el 28 de septiembre.

Venezuela, que tiene las mayores reservas mundiales de crudo, ha sido uno de los países más afectados por la caída de los precios del petróleo. Su economía está en crisis, afectada por la caída de los ingresos.

A pesar de la proyección optimista del Gobierno de Nicolás Maduro sobre la cumbre, que se realiza en la isla de Margarita, pocos jefes de Estado habían llegado al mediodía del viernes. Entre ellos el mandatario de Zimbabue, Robert Mugabe, y Cuba, Raúl Castro.

También se espera que el presidente de Irán, Hassan Rouhani, aterrice en Margarita, junto con los líderes latinoamericanos de izquierda de Bolivia y Ecuador. Pero la poca participación global podría marcar un récord negativo para el grupo.

Antes de salir de Quito, el presidente de Ecuador, Rafael Correa, ratificó las reuniones con los países productores de petróleo, asegurando que delegados de su país conversarían con representantes de Irán, Argelia, Nigeria y Venezuela.

"Sigue cayendo el precio del petróleo (...) esto nos perjudica a todos", dijo a periodistas antes de abordar el avión que lo trasladará a Margarita para la cumbre que finaliza el domingo. "Vamos a hablar, en reuniones bilaterales y reuniones multilaterales, con miembros de la OPEP y con países que son importantes productores y exportadores de crudo".

(Reporte de Andrew Cawthorne y Eyanir Chinea, Reporte adicional de José Llangarí en Quito, editado por Manuel Farías)

reuters_tickers

 Reuters internacional