Your browser is out of date. It has known security flaws and may not display all features of this websites. Learn how to update your browser[Cerrar]

Visados para reagrupación familiar


Los sirios en Suiza, entre esperanza y espera insostenible


Por Simon Bradley, Abdelhafidh Abdeleli, Islah Bakhat


Suiza establece nuevas reglas ante la necesidad de refugio de civiles sirios. (Keystone)

Suiza establece nuevas reglas ante la necesidad de refugio de civiles sirios.

(Keystone)

El Gobierno helvético decidió facilitar la entrega de visas a los familiares más cercanos de los refugiados sirios en este país. ¿Cuáles serán las consecuencias prácticas? swissinfo.ch preguntó a los expatriados sirios.

“Es realmente una buena noticia. El proceso será a partir de ahora mucho más simple”, afirma Ashti Amir, un sirio de la ciudad de Alepo que vive cerca de Berna con su mujer y sus tres hijos. Hasta ahora, este hombre tenía mucha dificultad para entrar en contacto con sus seres queridos, algunos en Siria, otros refugiados en los países vecinos. Sobre su hermano, en Alepo, no tiene noticias desde hace un año.

La reciente decisión del Ejecutivo helvético le permitió hablar con su hermana, que huyó a Turquía con sus hijos, y con su cuñada sobre la posibilidad de acogerlas en Suiza.

El 4 de septiembre pasado, la ministra de Justicia helvética, Simonetta Sommaruga, anuncio, en efecto, dos decisiones significativas para los refugiados sirios. La primera: Suiza prevé recibir en los próximos tres años un contingente de 500 personas que se encuentren en condiciones extremadamente vulnerables. Una decisión que responde al llamamiento del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) a la comunidad internacional para responder a los requerimientos de ayuda ante el conflicto sirio.

El Consejo Federal (Gobierno helvético) amplió, además, el círculo de beneficiarios para recibir una visa. El reagrupamiento familiar ya no se limita solo a los cónyuges y a sus hijos menores de edad. Ahora concierne también a abuelos, padres, hijos mayores de 18 años, nietos, hermanos y a los familiares directos de estos últimos.

Suiza condena a Damasco

Berna anunció este lunes (16.09) tomar acta del informe de la ONU, elaborado con la participación del Laboratorio suizo de Spiez, en el que se establece que fueron utilizadas armas químicas cerca de Damasco el pasado 21 de agosto, concretamente en el suburbio de Ghouta, en manos de los rebeldes.

El plan internacional para destruir las armas químicas debe formalizarse urgentemente y aplicarse, señala el Ejecutivo en un comunicado: “Suiza está lista para contribuir a la puesta en marcha de este plan y continuará su activo y concreto compromiso para poner fin al conflicto sirio y defender el respeto al derecho internacional”.

“Los análisis efectuados confirman el uso de armas químicas, lo que constituye una violación grave al derecho internacional humanitario. Suiza condena firmemente estos abusos”, afirma el documento.

“Suiza obró en favor de una acción política que respalda la Declaración de Ginebra del 30.06.2012, que sigue siendo la única tentativa para encontrar una solución pacífica y negociada al conflicto. Suiza reitera la necesidad de no escatimar esfuerzos para que tenga lugar una nueva conferencia en Ginebra.

Cientos de candidatos

“Se trata de una decisión mucho más importante [que la cuota de 500 refugiados], que permitirá salvar vidas y enviar una señal a otros países”, afirma Beat Meiner, secretario general de la Organización Suiza de Ayuda a los Refugiados (OSAR). Una vez que la visa de turista, válida por 90 días, expire, los sirios podrán presentar una solicitud de establecimiento o de asilo en Suiza. Actualmente, los solicitantes cuyos expedientes fueron rechazados no son reenviados a Siria, a causa del conflicto que vive el país. Estas personas obtienen un permiso temporal de estancia.

No se sabe cuántos familiares sirios viajarán a Suiza. El permiso facilita la entrega de visas solo a los familiares de aquellos sirios que posean un permiso de residencia en Suiza o la nacionalidad helvética. Están excluidos los seres cercanos a los sirios que solo se beneficien de un permiso temporal de estancia.

Se estima que alrededor de 6.000 sirios viven en Suiza, de los cuales 1.600 poseen un permiso de estancia estable.

Beat Meiner considera que “cientos” de sirios podrían estar interesados en hacer venir a sus familiares. “Hemos recibido numerosas llamadas al respecto”, subraya.

¿Medida solo para ricos?

Los expatriados sirios entrevistados por swissinfo.ch consideran, en términos generales, esta medida adecuada. No obstante, muchos subrayan el elevado costo que representa traer a la familia a un país tan caro como Suiza. “Hay que pagar el avión, el seguro y el alojamiento. Solo algunas personas podrán permitírselo”, afirma Ali Zeda, un mecánico sirio que vive en Prilly con su esposa y sus cuatro hijos. “Sería mucho mejor si Suiza ayudara a los sirios en donde se encuentran, como en el Líbano, en Egipto o en Jordania”.

Una opinión que comparte Raymond Arbach, un sirio en Suiza desde hace 30 años. “Tengo primos que están en peligro permanente, pero no puedo aprovechar estas nuevas disposiciones. Mis medios financieros no me permiten recibirlos”.

Una ayuda complementaria podría fluir de manos privadas en Suiza, afirma Ashti Amir, que asesora a los refugiados sirios en Suiza. Sabe de personas que viven en Berna y Basilea que han propuesto acoger a refugiados sirios en sus hogares. Una cadena de solidaridad que podría desarrollarse, considera.

Dos millones de refugiados

Más de 2 millones de personas han huido de la guerra civil en Siria. La mayor parte de ellas encontraron refugio en los países vecinos, indica la Organización de Naciones Unidas (ONU). Cerca de 4,25 millones de sirios fueron desplazados a interior del país. La guerra ha provocado más de 100.000 muertos en los últimos 30 meses.

Después de 2012, Suiza recibió 70 refugiados sirios en respuesta a una petición del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) y prometió acoger a otros 500 más. Un primer grupo deberá llegar al país el mes próximo.

La Cadena de la Solidaridad, fundación de ayuda de la Sociedad Suiza de Radiodifusión y Televisión SSR SRG, colectó 13 millones de francos para las víctimas de la guerra civil en Siria.

Vivir en la incertitud

La decisión del Gobierno suizo provocó numerosas reacciones entre los lectores de swissinfo.ch. “Los suizos tienen más valores éticos y humanitarios que cualquier otro país árabe”, escribe un lector la cuenta de este medio en Facebook. “Ningún país del Golfo abre sus puertas a nuestros hermanos sirios. ¡Qué Dios proteja a ese país!”

Otros estiman, al contrario, que Suiza debería acordar la prioridad a los sirios que ya han solicitado asilo y que esperan una respuesta. “Los suizos deberían otorgar primero un permiso de estancia a aquellos que viven desde hace tres años en ese país, y solo después, abrir la puerta a la inmigración”, afirma otro lector.

Entre marzo de 2011 y julio de 2013, 372 sirios obtuvieron el estatuto de refugiado en Suiza y 758, la admisión provisional. La Oficina Federal de Migración (OFM) evalúa actualmente un total de 2.825 expedientes. Cada mes recibe entre 50 y 100 nuevas solicitudes.

Ciertos solicitantes de asilo sirios se quejan de vivir en esta incertidumbre, sin un estatuto claro que les permita, por ejemplo, trabajar. Otros expresan su descontento por vivir desde hace varios años en centros de acogida.

Manifestación ante la OFM

La semana pasada, alrededor de 300 solicitantes de asilo sirios se manifestaron delante de la Oficina Federal de Migración (OFM) para protestar contra la “reserva inexplicable” de las autoridades en el tratamiento de sus expedientes. Una docena de ellos dicen haber iniciado una huelga de hambre.

“¿Por qué toman tanto tiempo para responder a nuestras solicitudes? No podemos vivir una existencia digna ni integrarnos correctamente en Suiza con un permiso N [solicitud en curso de tratamiento, pero sin posibilidad de trabajar]. Es urgente recibir un permiso de estancia estable”, subrayó uno de los manifestantes, Esam Al-Omar.

Un especialista suizo de ayuda a los refugiados que solicitó permanecer anónimo, subraya que los sirios, entre ellos, muchos jóvenes, llegan en Suiza llenos de esperanza, pero la larga y penosa espera puede provocarles malestar y una depresión.

El ejemplo sueco

Durante la manifestación ante la OFM, los solicitantes de asilo recordaron, a título de comparación, que Suecia decidió a inicios de mes ofrecer la residencia permanente a todos los refugiados sirios que viven en el país. Se trata del primer Estado en actuar de este modo, Suecia ha acogido unos 15.000 refugiados sirios en 2012 y este año.

El director de la OFM, Mario Gattiker, se reunió con los manifestantes y prometió que aquellas demandas presentadas antes de 2009 serán tratadas de aquí al fin del año. Otra reunión abordará el tema de las solicitudes entregadas después de 2009.

ACNUR sobre el caso sirio

El Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) anunció en junio, en el marco de su plan de intervención regional ante el conflicto sirio, que buscaba países dispuestos a recibir 10.000 personas que huyen de Siria por razones humanitarias y 2.000 sirios que se encuentran en situación de extrema precariedad.

Alemania prometió recibir a título humanitario 5.000 personas y Austria, 500.

Australia, Canadá, Dinamarca, Finlandia, Países Bajos, Nueva Zelanda, España, Suecia y Suiza se comprometieron a acoger, en total, 1.650 refugiados. De ellos, 960 este año.


Traducción del inglés: Patricia Islas, swissinfo.ch



Enlaces

×