Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Visibilidad de gais y lesbianas Las familias arcoíris comienzan a aparecer en los medios suizos

La escena de 'Der Bestatter': la situación familiar de la niña es lo que menos preocupa al investigador.

La escena de 'Der Bestatter': la situación familiar de la niña es lo que menos preocupa al investigador.

(srf)

Para los principales medios de comunicación suizos, los padres gais o las madres lesbianas prácticamente no existen. Una secuencia corta en una de las series de televisión más populares de Suiza ha sido muy bien acogida por muchos padres y madres del mismo sexo.  

Un payaso de circo aparece asfixiado en el escenario. Parece un crimen, pero ¿quién lo hizo? Un investigador entra en escena junto a varios miembros de la compañía y pregunta a una niña que se halla entre una lanzadora de cuchillos y una bailarina si el payaso es su padre. “No, estas son mis madres”, responde, refiriéndose a las dos mujeres.

Esta breve conversación se emitió a comienzos de año en la televisión pública suiza de lengua alemana SRF, en la quinta temporada de la serie ‘Der Bestatter’ [El empleado de la funeraria]. Una exitosa serie de ficción en la que un poli reconvertido en empleado de funeraria ayuda a resolver muertes misteriosas.  

El periódico sensacionalista ‘Blick’ [el más leído en Suiza] dedicó un artículoEnlace externo a este episodio. Fue uno de los primeros medios de comunicación del país en mostrar a una familia de las denominadas arcoíris. Y en lugar de fingir indignación moral, como suele suceder con los tabloides británicos (el ‘Daily Mail’, en particular, está obsesionado con los asuntos gaisEnlace externo), ‘Blick’ lamentó que los padres del mismo sexo “todavía muy rara vez están representados en la televisión suiza”.

Familias arcoíris

La Asociación Suiza de Familias Arcoíris define una familia arcoíris como una familia en la que al menos uno de los padres es lesbiana, gay, bisexual o transgénero.

La asociación estima que, en Suiza, hasta 30 000 niños están creciendo en familias arcoíris. Estos menores pueden provenir de relaciones heterosexuales previas, nacer en una pareja del mismo sexo, ser adoptados bajo ciertas condiciones o acogidos. 

Los bancos de esperma extranjeros son una opción para parejas lesbianas. Algunas piden a un hombre de su entorno que les done esperma, mientras que otras crean una familia de tres padres con un hombre. Un hombre gay también podría crear una familia con una lesbiana.

Algunas familias son el resultado de la adopción por subrogación en el extranjero, ya que la subrogación en Suiza es ilegal.

En una encuesta francesa realizada en 2012, el 60% de las lesbianas, gais, bisexuales o personas transgénero menores de 25 años dijeron que querían tener hijos.

end of infobox

“Der Bestatter puede ser ficción pero queremos ser un espejo de la sociedad, un espejo de la Suiza de 2017, donde los padres del mismo sexo se muestran como algo cada vez más natural”, explicó el director de ficción de SRF, Urs Fitze.

Reacciones contradictorias

“Como madre lesbiana, veo estupendo que apareciera un niño y de manera natural presentara a sus padres que, en este caso, son dos madres lesbianas”, dijo Maria von Känel. La fundadora de la Asociación Suiza de Familias ArcoírisEnlace externo participó recientemente en el debate ‘¿Familias arcoíris en los medios de comunicación masivos?’ celebrado en el festival de cine gay y lésbico de Zúrich Pink AppleEnlace externo.   

No todos los participantes en el debate estaban tan seguros. Algunos criticaron el circo, apuntando que las madres lesbianas eran tratadas como algo exótico.

“En el circo hay gente con dos cabezas y mira: ¡también lesbianas!”, bromeó la ponente Kerstin Polte, directora y productora afincada en Berlín. “Hubiera preferido que lo hubieran presentado en una situación más habitual”.

Udo Rauchfleisch, profesor emérito de Psicología Clínica en la Universidad de Basilea, señaló que la escena, si se compara con cómo han sido tratados históricamente los homosexuales y las lesbianas en los medios suizos, es innovadora.

“Cuando yo era joven –nací en 1942– las familias arcoíris no tenían ninguna presencia en los medios de comunicación y no había prácticamente nada sobre gais y lesbianas”, dijo.

“Como mucho aparecían en películas antiguas, pero el retrato que se hacía de ellos era siempre muy negativo: acababan en suicidio o asesinato. Los gais y lesbianas no tenían referentes”.

Necesidad de grandes audiencias    

En Estados Unidos las familias arcoíris llevan años apareciendo en series de éxito como ‘Modern Family’, ‘Grey's Anatomy’, ‘Glee’, ‘The Wire’, ‘Nurse Jackie’ y ‘Transparent’. La película ‘The Kids Are All Right’ [Los chicos están bien], estrenada en 2010, que cuenta la historia de una pareja de lesbianas con dos hijos, obtuvo cuatro nominaciones a los premios Óscar. En Suiza, sin embargo, a las personas con las que ha contactado swissinfo.ch no les venía a la cabeza ningún otro ejemplo, aparte de este de ‘Der Bestatter’.

“En Alemania y Suiza la televisión pública necesita alcanzar altos índices de audiencia. Los programadores dicen ‘tenemos que servir a personas de entre 18 y 70 años y la mayoría de las personas son heterosexuales’, por lo que no hacen TV, series y personajes exclusivos para un nicho de mercado. Tienen miedo a perder espectadores”, explicó Polte.

Según indicó, en Estados Unidos tienen muchas televisiones por cable con más contenido dedicado a un nicho específico que logra popularidad por el boca a boca. “No necesitas muchos espectadores, solo necesitas a los adecuados y que estos sean fans y hablen del programa con sus amigos”.

Polte no culpa a los productores suizos por esta manera de pensar distinta, pero sí cree que podrían ser “más valientes” a la hora de presentar la diversidad.

“En Alemania muchas series buenas, después de aparecer en la televisión, van directamente a Netflix [un servicio de streaming online]. Por tanto, podrían experimentar más con la diversidad de familias y de sexualidad, porque en las series hay gran variedad de personajes y los personajes son dispares”.

Una escena de ‘Ein Weg’ (Un camino), del director alemán Chris Miera, que se mostró en el festival Pink Apple en Zúrich este año.

Una escena de ‘Ein Weg’ (Un camino), del director alemán Chris Miera, que se mostró en el festival Pink Apple en Zúrich este año.

(Ein Weg, Chris Miera)

Los niños como público objetivo

Rauchfleisch, cuyas áreas de investigación incluyen la homosexualidad y la identidad transgénero, anuncia con satisfacción que acaba de publicar su primera novela gay de crímenes, que trata sobre temas de familias arcoíris y de salir del armario. Dice que, al contrario de lo que ocurre con los textos teóricos que habitualmente escribe, la novela le permite presentar estos temas a diferentes audiencias.

“Es muy importante que las familias arcoíris aparezcan en los medios de comunicación, películas y documentales. Y también que aparezcan en los libros infantiles. Creo que, para los niños que crecen en familias arcoíris, es malo no tener modelos de referencia y no poder ver, en películas o libros, a otros niños en una situación parecida”, dice. 

La socióloga, historiadora y autora Christina Caprez considera que las referencias de los medios de comunicación a las familias arcoíris son decisivas para combatir el acoso escolar y el uso de la palabra “gay” como insulto.

“Es casi más importante mostrar estas imágenes a niños y padres de otras familias, y no a niños de gais y lesbianas para quienes esta situación es completamente normal”, subraya.

“Siempre dando explicaciones”

Un acto celebrado en Berna, el pasado 7 de mayo, en el marco del Día Internacional de la Igualdad de la Familia informó sobre lo que piensan las familias arcoíris de su (baja) representación en la televisión suiza.

“Ayudaría a que la sociedad tuviera una perspectiva más diversa. Dondequiera que vas, al médico o a la guardería, todo el tiempo tienes que dar explicaciones”, anota Sabine que tiene dos hijos pequeños.

“Ayudaría a que los medios de comunicación mostraran una imagen más positiva. [Los programas] no necesariamente tienen que centrarse en las familias arcoíris, sino en el hecho de que existen diferentes formas de familia. Como en ‘Grey's Anatomy’ donde dos mujeres se enfrentan a cuestiones muy corrientes por las que todas las familias pasan”.

Maike, que tiene una hija pequeña, sostiene que la falta de modelos de familia arcoíris es una vergüenza –“¿dónde están las personas como yo?”– pero piensa que se va por el buen camino.

“Hace tres o cuatro años casi no había información en internet [sobre las familias arcoíris] y está creciendo mes a mes”, explica.

“Sería genial ver a una familia normal con problemas normales. De hecho ya existen muchos modelos de familia: padres divorciados, padres solteros, niños que crecen con sus abuelos... Nuestro mundo acaba de empezar a ser algo sobre lo que la gente hace miles de preguntas”.

La ley suiza

El matrimonio entre personas del mismo sexo y la paternidad conjunta por personas del mismo sexo es ilegal en Suiza, aunque desde 2007 pueden ser parejas de hechoEnlace externo. Ser pareja de hecho garantiza los mismos derechos y obligaciones en cuestión de pensiones, herencias e impuestos que tienen las parejas casadas.

Sin embargo, para poder acceder a la inseminación artificial o adoptar a los hijos de la pareja hace falta estar casado.   

En mayo de 2016, el Parlamento votó que los gais y las lesbianas puedan adoptar a los hijos de su pareja, siempre que el segundo padre biológico sea desconocido, haya fallecido o esté de acuerdo con la transferencia de sus derechos y obligaciones. Esta norma entrará en vigor a principios de 2018.

Si bien la adopción conjunta (todavía) no es posible, los gais solteros, las lesbianas o las personas transgénero pueden adoptar niños. Sin embargo, la Asociación Suiza de Familias Arcoíris indica que resulta muy difícil.

Las parejas del mismo sexo pueden ser los padres biológicos de sus hijos si uno de los dos miembros de la pareja es transgénero.

end of infobox

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo



Traducción del inglés: Lupe Calvo, swissinfo.ch


Enlaces

×