Navigation

El mago suizo de la imagen

Michel Comte/I-Management

¿Qué tienen en común Sophie Marceau, Jeremy Irons, Penélope Cruz, Sylvester Stallone y Catherine Deneuve, aparte de ser estrellas de cine? Todos han posado ante el objetivo de uno de los más grandes fotógrafos del mundo: el suizo Michel Comte.

Este contenido fue publicado el 21 octubre 2009 - 16:47

El Museo del Diseño de Zúrich consagra una retrospectiva mayor a este maestro del retrato y la foto de moda, que vive y trabaja desde hace años en California.

Nacido en Zúrich en 1954, este maestro de la imagen recibe el homenaje estos días de su ciudad natal con una magna retrospectiva que celebra 30 años de carrera en el prestigioso Museo del Diseño de Zúrich.

La muestra marca un hito en una trayectoria profesional que comenzó casi de casualidad, pues la formación de Michel Comte fue como restaurador y ebanista.

La fotografía era una pasión que le acompañaba desde su más tierna infancia ("devoraba los manuales del Time-Life desde que tenía seis años", confesó en una entrevista) y que aprendió de manera autodidacta.

Un oficio fascinante que el suizo pudo ejercer profesionalmente a partir de los 25 años, cuando el gran diseñador alemán Karl Lagerfeld le encargó su primera campaña para la firma Chloë, en 1979.

Observación del proceso creativo

El Museo del Diseño, situado detrás de la Estación Central de Zúrich en el nuevo barrio de las galerías de arte y exposiciones rompedoras a orillas del río Limmatt, propone un recorrido por su trabajo que se inicia con una sala dedicada a los retratos en blanco y negro. Muchos de ellos fueron realizados durante los años 90 en su "residencia permanente de la Suite 152 del Hotel Ritz, de París".

Siguen desnudos y fotografías documentales para pasar luego a una segunda sección que documenta el proceso creativo que lleva a una campaña publicitaria. En palabras de los responsables del museo, "la génesis del diseño" y el recorrido por cientos de planchas de contacto que explican las elecciones del artista y cómo se llega a la imagen terminada que vemos en los medios de comunicación, un aprendizaje raro y de gran interés.

La exposición culmina con fotos de un diario de su vida en común con su esposa, Ayako. Estas imágenes formarán parte de un libro de 1.400 páginas de próxima aparición y son, en opinión de los especialistas, el momento menos significativo de la presente retrospectiva.

Cuerpo de mujer...

Un elemento central en el trabajo de Michel Comte es el cuerpo y la belleza femenina. El suizo retrata a las mujeres con una magia especial, y es a su cámara que debemos fotos ya célebres como el desnudo integral de Carla Bruni, vendido hace poco a un coleccionista chino por la friolera de 58.000 euros.

Según los especialistas, su mirada sobre la mujer "tiene lo necesario de emoción, espontaneidad y sexualidad sin caer jamás en la vulgaridad".

Otra característica muy de agradecer en estos tiempos de retoques digitales exagerados es su rechazo radical a la tecnología del Photoshop. Según explica el propio Comte, "soy un purista, y a mi entender una foto debe ser ante todo honesta". Una honestidad imposible de conseguir en este nuevo universo de píxeles, retoques y manipulaciones de ordenador que distorsionan la realidad y generan rostros inexpresivos y uniformados.

A lo largo de su carrera, Michel Comte ha trabajado para los máximos exponentes del consumo y el capitalismo: empresas como Mercedes Benz, Nestlé, Dolce & Gabbana, Nike, Ferrari, Revlon o Lancôme. Pero no es sólo el 'glamour' y el universo del gran lujo lo que interesa al fotógrafo suizo.

... e interés social

Hoy en día, Comte explora cada vez más la fotografía social y documental. Desde hace 10 años, su búsqueda artística le ha llevado a colaborar con organizaciones como Terre des Hommes o la Cruz Roja Internacional fotografiando conflictos bélicos y crisis humanitarias en Afganistán, Haití, o Bosnia. Un aspecto que explora igualmente la muestra en Zúrich dedicando al tema un par de salas.

A pesar de que los expertos consideran que la foto social no es el punto más fuerte de la obra de Michel Comte, según los organizadores de la muestra, esta parte de su trabajo "muestra el lado oscuro de nuestro mundo, pues son imágenes que preferimos no ver y que nos enfadan".

Comte afirmó en Zúrich estar trabajando en un futuro documental que llevará por título 'G for Genocide' y mostrará lo que ocurre en sitios como Camboya o Tíbet. "Un lugar cuya tragedia sigue siendo mayormente ignorada", según el prestigioso fotógrafo. Y es que no sólo de lujo vive el hombre.

Rodrigo Carrizo Couto, Zúrich, swissinfo.ch

Michel Comte

El fotógrafo suizo Michel Comte nació en Zúrich en 1954, aunque sus orígenes familiares se remontan al cantón del Valais. Hoy vive y trabaja en Los Ángeles.

Formado como ebanista, aprendió el oficio de fotógrafo de manera autodidacta. Su primer encargo profesional lo recibió nada menos que del diseñador Karl Lagerfeld en 1979 para la casa Chloë.

Ha trabajado para las más prestigiosas publicaciones del mundo, como 'Vanity Fair' o 'Vogue' y su lista de retratos incluye desde Demi Moore y Sir Anthony Hopkins hasta Jeremy Irons o Penélope Cruz.

Michel Comte forma parte del Olimpo de la fotografía de moda y retrato contemporáneas, junto a estrellas como Helmut Newton, David La Chapelle, Patrick Demarchelier, Annie Leibovitz o Richard Avedon.

End of insertion

Exposición

La muestra que dedica el Museo del Diseño de Zúrich a la obra de Michel Comte se divide en varios campos bien definidos:

- Retratos en Blanco y Negro
- Fotos en Color
- Documentales y fotos de conflictos
- Serie dedicada a su esposa, Ayako
- Desnudos
- Making Of, que presenta sus planchas de contactos y la evolución de una campaña publicitaria
- Vídeos de su trabajo
- Ritz, serie realizada durante su estancia en el palacio parisino

End of insertion

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo