"Ahora solo nos queda construir más"

Rolf Signer, profesor de Metodología del Planeamiento en el Politécnico de Zúrich. swissinfo.ch

Rolf Signer, profesor de la Escuela Politécnica Federal de Zúrich (EPFZ), participó en Buenos Aires en las jornadas académicas ‘Transporte público – Diálogo Suizo Argentino’, que reunió a expertos de ambos países.

Este contenido fue publicado el 24 mayo 2011 - 17:28
Norma Domínguez, Buenos Aires, swissinfo.ch

El transporte público helvético es renombrado en el mundo por su calidad y puntualidad. Signer explica las razones de su éxito. Entrevista.

swissinfo.ch: ¿Cuál es el secreto del éxito del transporte público en Suiza?

Rolf Signer: Creo que el secreto está en el sistema federal que tenemos. En los años sesenta se presentó un proyecto para tener vías de alta velocidad al igual que el resto de los países europeos, pero nuestros 26 cantones se opusieron con el argumento de que solo se estaba beneficiando a dos o tres cantones. Entonces no se hizo.

Continuamente se presentan proyectos e ideas, como el denominado ‘Bahn + Bus 2000’ (ferrocarril y autobús), que realmente es un plan integrador y completo que abarca hasta el más mínimo pueblito de montaña.

swissinfo.ch: ¿Existe alguna fórmula que hace que todo esté siempre tan ‘engranado’?

R.S.: Diría que hay tres pilares que constituyen ‘el triángulo mágico’ del transporte público: la infraestructura, los asuntos operacionales y el material circulante.

swissinfo.ch: ¿Qué eligen los suizos a la hora de viajar?

R.S.: En Suiza se viaja mucho y la movilidad es elevada. Hay 520 autos por cada mil habitantes. Los  suizos aman el tren (recorren

2.482 km por año). Y como nosotros funcionamos en una democracia directa, muchas veces se le pide a la gente que vote un aumento del presupuesto para mejorar el sistema, y en general la gente lo apoya.

swissinfo.ch: ¿Hay alguna carencia o demanda que la sociedad suiza reclame?

R.S.: En los estándares de calidad todos los ciudadanos coinciden en que estamos muy bien, pero algunos se quejan de que los trenes no son lo suficientemente rápidos, en comparación con otros países.

También jubo planes de crear un metro en Zúrich, pero fracasaron en las urnas.

A decir verdad, si uno observa esta calle de Buenos Aires (señala la calle Ayacucho), hay 4 hileras de autos desordenadas. Si estuviera atravesada por una vía de tranvía habría solo dos y eso limitaría la congestión. A pesar de que los tranvías no son muy veloces, son más rápidos que si hay una congestión de autos.

swissinfo.ch: ¿A qué se refieren los suizos cuando hablan de calidad?

R.S.: Uno de los secretos del transporte público suizo es la puntualidad, que es muy alta. El 90% de los trenes llega puntual y solo hay en el resto un retraso que no llega a ser de tres minutos.

swissinfo.ch: Imagino que cuando hablan de integración, también piensan en Europa…

R.S.: Los trenes circulan a alta velocidad por el resto de Europa, hasta que llegan a Suiza, donde hay algunas vías de alta velocidad, pero son pocas.

El problema de los vecinos es que no encuentran una salida por ellos mismos: existen proyectos entre Francia, Italia y la Unión Europea; hay tratados, pero no dinero.

En el túnel del Gotardo ya se gastaron 10.000 millones de francos. Se votó el proyecto y fue aprobado en un paquete de 30.000 millones de francos suizos.

La importancia en el sistema de transporte europeo es clara: Suiza invirtió por sí misma en ese corredor, con fondos propios, para integrarse a la comunidad europea.

swissinfo.ch: ¿Qué papel cumple Suiza en Europa en cuanto a transporte público?

R.S.: Suiza no forma parte de la UE. Sin embargo hay regulaciones muy importantes, como el servicio de tráfico pesado transalpino. Y generalmente el más usado es a través de Suiza porque se invirtieron grandes sumas en estos corredores, aun cuando hay muchos impuestos para el transporte de carga vehicular.

Suiza no tiene el transporte de carga separado, sino que está integrado al sistema de transporte y abierto a cualquier tipo de carga.

El desafío es transportar más mercancías por ferrocarril. Un millón doscientos mil camiones de carga cruzan los Alpes cada año. El deseo es reducir su número a la mitad y aumentar proporcionalmente el uso de los trenes.

swissinfo.ch: Uno de los problemas en Buenos Aires es que todos vienen a trabajar en auto…

R.S.: Pienso que deberían contar con un sistema de transporte público fiable, es decir que cumplan con los horarios, con la frecuencia. Así dejarían de usar poco a poco el auto. La fiabilidad del medio de trasporte es muy importante. 

swissinfo: ¿Se puede mejorar aún el transporte público suizo?

R.S.: Este 'triángulo mágico' donde teníamos que mejorar las maquinarias, los equipos, la infraestructura, ya no se puede mejorar.

Ahora solo nos queda construir más, y para construir hace falta más dinero. ¿De dónde va a salir? Es lo que se está debatiendo en este momento. Podría ser con tarifas más altas, con impuestos a las patentes, no sabemos… Pero de algún lado hay que obtener los fondos para construir.

Transversales alpinas

El Túnel de Base del Gotardo (listo para 2017 y el más largo del mundo) y el Túnel de Base Ceneri (listo en 2019) crean un enlace ferroviario llano ultramoderno cuyo punto más alto se sitúa a 550 metros sobre el nivel del mar.


Los trenes de carga que viajen por la ruta llana pueden ser más largos y llevar el doble del peso actual (4.000 toneladas en vez de 2.000) y circularán a una velocidad hasta dos veces mayor que la actual.

Estos dos túneles, junto con el de base del Lötschberg (inaugurado en 2007) son los elementos clave de las denominadas Nuevas Transversales Ferroviarias Alpinas (NEAT).

End of insertion

Proyectos ferroviarios - votaciones

En febrero de 1994, los suizos aprobaron en referéndum transferir el tráfico pesado de mercancías de la carretera al riel.

En septiembre de 1998, respaldaron el artículo constitucional para introducir una tasa sobre los vehículos pesados basada en el rendimiento.

En noviembre de 1998, aprobaron asegurar la financiación de cuatro proyectos de infraestructura ferroviaria –por un valor de 30.500 millones de francos suizos, a través de la creación de un fondo especial para el transporte público.

End of insertion

ROLF SIGNER

Nació en 1948 en Zúrich.

Estudios de ingeniería geomática, así como de postgrado y doctorado en planificación territorial en la Escuela Politécnica Federal de Zúrich (EPFZ).

Trabaja como consultor y realiza estudios de planeamiento a escala urbana y regional para Suiza y otros países.

Es miembro de la International Society of City and Regional Planners.

Desde 2009 preside la Sociedad de Estudios en Planeamiento, Arquitectura y Movilidad de Zúrich.

Es profesor en Metodología del Planeamiento en la EPFZ

End of insertion

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo