Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

¿Cómo luchar contra la pobreza?

La lucha contra la pobreza pasa por la ayuda al desarrollo.

(Keystone)

Suiza ha reiterado en Naciones Unidas su apoyo a la iniciativa del G8 que estudia la posibilidad de anular la deuda de los países más pobres del planeta.

Anunció además el propósito de mantener su promesa de aumentar la ayuda pública helvética al desarrollo. Las ONG denuncian a su vez que se trata de "una operación contable".

Durante su alocución en el marco del "Diálogo de alto nivel sobre financiación del desarrollo", en Nueva York, el subdirector de la Agencia Suiza para el Desarrollo y la Cooperación (COSUDE) declaró que: "Suiza participará activamente en la búsqueda de soluciones durables para estas cuestiones".

Serge Chapatte asumió una postura en lo que se refiere a las proposiciones hechas en los últimos meses, a nivel internacional, para movilizar nuevos recursos en la lucha contra la pobreza.

"Reservas" suizas

Subrayó que Suiza tiene "reservas de fondo" en lo referente a los "mecanismos de movilización de recursos a nivel global". En cambio la Confederación se dice dispuesta a "considerar una participación en los mecanismos más limitados, de manera voluntaria" (...), según reza el comunicado emitido en horas de la noche del martes (28.06).

Gran Bretaña ha propuesto un "Plan Marshall" para África, duplicando la ayuda para ese continente. El presidente francés Jacques Chirac ha evocado por su parte la posibilidad de un impuesto en los pasajes de avión o incluso en los movimientos de capitales en los países que usan el secreto bancario.

A juicio de Suiza, aumentar el volumen de la ayuda pública al desarrollo (APD) es sin duda muy importante. "Se trata de mejorar su eficacia", recalcó Serge Chapatte.

Ayuda al desarrollo: "objetivo logrado"

La Confederación Helvética convoca a esfuerzos "sustanciales y conjuntos de los asociados involucrados: gobiernos beneficiarios, agencias bilaterales y multilatrerales". Berna aboga igualmente por la asociación con instancias del sector privado para acrecentar el impacto de la cooperación al desarrollo.

En lo que respecta a la APD, el subdirector de la Agencia Suiza para el Desarrollo y la Cooperación (COSUDE) sostiene que "en la medida de los esfuerzos hechos en los últimos años" Suiza está a punto de lograr el objetivo fijado en la conferencia de Monterrey, en el año 2002.

En la Cumbre que tendrá lugar el próximo mes de septiembre en Nueva York sobre los objetivos del Milenio para combatir la pobreza, Berna anunciará que consagra 0,41% de su Producto Interno Bruto (PIB) a la APD.

ONG furiosas

Ese resultado es obtenido gracias a una modificación contable. El Consejo Federal (gobierno) decidió en mayo pasado incluir los costos vinculados con la acogida a los solicitantes de asilo.

Esta maniobra, que permite a la APD pasar de 0,37% a 0,41% del PIB, ha sido denunciada por las organizaciones de ayuda humanitaria y al desarrollo suizas como "artificios estadísticos".

Las ONG helvéticas lamentan que el Consejo Federal no haya retomado el objetivo propuesto por la Unión Europea (UE) y la ONU, es decir: acrecentar la ayuda al desarrollo hasta 0,7% del PIB, de aquí al 2015.

Serge Chapatte aseguró que el Consejo Federal reconocía la "necesidad de contribuir más al esfuerzo colectivo en materia de ayuda al desarrollo".

"El gobierno suizo se compromete a revisar la situación cuando sea posible hacerlo, y de esa manera fijar un nuevo objetivo de su APD hasta más allá del 2008", precisó el diplomático.

swissinfo y agencias

Datos clave

Suiza se trazó en 2002 el objetivo de elevar la ayuda al desarrollo (APD) de 0,37% a 0,41% del Producto Interno Bruto (PIB).

En 2003, el PIB suizo era de 433.360 millones de francos.

Según las ONG, el aumento del APD se resume en una "operación contable" del gobierno para integrar los costos relacionados con los solicitantes de asilo.

Fin del recuadro

Contexto

- La iniciativa de anulación de la deuda de los países más pobres, que considera el G8, será, según se espera, adoptada oficialmente en la Cumbre de Gleneagles, prevista para el 6 de julio próximo.

- En una primera etapa, los 18 países (entre los cuales 14 africanos) podrán borrar la totalidad de sus deudas contraidas con el Fondo Monetario Internacional (FMI), el Banco Mundial (BM) y el Bando AFricano de desarrollo (BAD) por un monto global de casi 40.000 millones.

- Otros 23 países - siempre entre los más pobres del planeta-, podrían también beneficarse con una medida similar de casi 15.000 millones de dólares.

- Según las estimaciones, la contribución de Suiza a esa iniciativa estaría entre 25 y 30 millones de francos por año durante aproximadamente un decenio.

Fin del recuadro


Enlaces

Neuer Inhalt

Horizontal Line


swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes