‘Campaña sucia' Polémico afiche contra naturalización

El nuevo afiche está visible desde este lunes en las estaciones de ferrocarril.

El nuevo afiche está visible desde este lunes en las estaciones de ferrocarril.

(twitter)

La derecha suiza emprendió una campaña de carteles a cuatro semanas de la votación sobre una iniciativa para facilitar la ciudadanía a los inmigrantes. Colocado en las estaciones del tren, un afiche presenta a una mujer con burka y anota: “¿Naturalización descontrolada? NO a la naturalización facilitada”.

Se trata de la última creación de Goal, la agencia publicitaria suiza que se halla detrás de la propaganda antiextranjera y antimusulmana usada por la Unión Democrática Suiza (UDC/derecha conservadora) en anteriores escrutinios. Su más conocida imagen es aquella en la que una oveja blanca patea a una oveja negra para expulsarla de una bandera suiza. Fue utilizada como parte de una campaña para pedir la deportación de extranjeros que delinquieran.

El cartel con la oveja negra, para la campaña de deportación de extranjeros que incurrieran en actos delictivos, fue calificado de racista por grupos de izquierda y de inmigrantes.

El cartel con la oveja negra, para la campaña de deportación de extranjeros que incurrieran en actos delictivos, fue calificado de racista por grupos de izquierda y de inmigrantes.

(Keystone)

El ‘Financial Times’ se refirió recientemente al directivo de Goal, Alexander Segert, como “el gurú publicitario de la nueva derecha de Europa”.

En entrevista con el periódico, Segert defendió el trabajo de la agencia. “Las campañas más polémicas que hicimos (para la UDC) condujeron a una mucha mayor participación. Es mejor que la gente se encolerice y vaya a votar a que mantenga la calma y se quede en casa”, dijo.

Esta campaña de carteles podría inflamar lo que ha sido un debate relativamente tranquilo sobre la iniciativa para facilitar la naturalización para los extranjeros de tercera generación. Los suizos decidirán al respecto el próximo 12 de febrero.

El cartel fue encargado por un comité contra la iniciativa, encabezado por el parlamentario UDC, Andreas Glarner. “El burka es un símbolo de la falta de integración”, dijo el lunes al diario ‘20 Minutes’. “La radicalización también puede ser observada en la juventud musulmana que nació aquí.”, agregó.

Los partidarios de la iniciativa se han referido al nuevo afiche como una “campaña sucia”.

“El burka no tiene nada qué ver con las personas que podrían beneficiarse con la naturalización facilitada”, subrayó Rosmarie Quadranti, del Partido Democrático Conservador (centro derecha), a ‘20 minutes’.

(swissinfo.ch)

La derecha política ha advertido que facilitar el proceso para la obtención de la ciudadanía podría alentar a los nietos de las personas que están mal integradas en la sociedad suiza -incluso los yihadistas- a solicitar la nacionalidad suiza.

Sobre el tema, la UDC está a contracorriente no solamente del Gobierno, sino de todos los partidos políticos importantes, los cantones, las ciudades y la comunidad empresarial.

Un estimado de 24 600 extranjeros podrían solicitar el procedimiento facilitado, pero los expertos dicen que es probable que solamente una fracción lo haga.

Las votaciones en torno a la ciudadanía suelen tener un alto contenido emocional en Suiza. Tres propuestas anteriores para facilitar las naturalizaciones fracasaron en los últimos 35 años.

Sin embargo, según un sondeo efectuado por el instituto de investigación GfS Bern, tres de cada cuatro encuestados dijeron que aprobarían la enmienda constitucional el 12 de febrero. 

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

swissinfo.ch/jd

×