Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

¿Control internacional para los bancos suizos?

Reunión plenaria del G20 en el 'National Building Museum' en Washington.

(Keystone)

Los líderes de las principales potencias económicas del mundo que conforman el Grupo de los 20 establecieron las bases de una reforma del sistema financiero internacional.

El G20 propone la creación de "colegios de vigilancia"; una medida que debería afectar también a los bancos UBS y Credit Suisse.

La reforma, adoptada este fin de semana en Washington, afectará a por lo menos 50 sectores de la economía mundial.

Sin embargo, no se trata de crear un nuevo sistema financiero internacional, como lo proponían el presidente francés Nicolas Sarkozy -y la Unión Europea-, a través de un segundo Bretton Woods, haciendo alusión al encuentro de 1944 que dio origen al Fondo Monetario Internacional y al Banco Mundial.

La transformación propuesta cubre desde la reglamentación de los fondos de inversión especulativos, la representación creciente de los países del sur en el FMI, hasta una mayor transparencia en las reglas de la contabilidad empresarial y la coordinación de medidas fiscales.

Uno de los 50 sectores de acción señalados por el G20 podría cambiar las costumbres de los bancos suizos UBS y Credit Suisse. El comunicado final de la cumbre, de 12 páginas, se extiende particularmente en el tema de "las mejoras en la cooperación internacional".

Control de bancos

En el marco de este objetivo se aborda la creación de los colegios de vigilancia, órganos que estarían conformados por miembros de las autoridades de reglamentación para "reforzar la vigilancia de las más grandes instituciones financieras".

La idea sería que "los mayores bancos aborden regularmente con sus colegas de supervisión los asuntos relacionados con sus actividades y la evaluación de los riesgos a los que hacen frente".

Ningún nombre ha sido citado, pero de acuerdo al gobierno estadounidense (entre los precursores de las medidas), unas 30 instituciones financieras internacionales estarían concernidas.

"Fue una cumbre productiva y exitosa", dijo George Bush, quien se congratuló especialmente sobre el hecho de que los 20 hayan reafirmado que el capitalismo y el libre comercio, acompañados de reglamentación adecuada, son los mejores medios para "asegurar el crecimiento, el empleo y la reducción de la pobreza".

Primera etapa

George Bush y los otros dignatarios del G20 subrayaron que la cumbre de Washington fue apenas una primera etapa. Sus ministros tienen de plazo hasta el 31 de marzo para elaborar propuestas detalladas sobre los 50 sectores donde se planea establecer un mayor control. Una segunda reunión seguirá a estos esfuerzos en abril del 2009.

Barack Obama tendría al menos tres meses para familiarizarse con su nueva tarea en la presidencia estadounidense y con su principal desafío: la crisis económica. El sábado pasado (15.11), Bush aseguró tenerlo al corriente de las decisiones en la cumbre de Washington.

El liderazgo de Japón

El único resultado concreto de la cumbre fue que Japón anunció un préstamo de 100 mil millones de dólares al FMI para ayudar a los países en desarrollo que se encuentran en dificultad a causa de la crisis.

El director del FMI Dominique Strauss-Khan recibió con entusiasmo "el liderazgo" de Japón y su "compromiso ante el multilateralismo". Además, expresó su deseo de que "otros países quieran respaldar la acción del FMI".

El peso de los países emergentes

Fue, en todo caso, la primera vez que el G20, conformado en 1999, realiza una reunión a nivel de jefes de Estado y de Gobierno. Un hecho inédito que muestra la gravedad de la crisis y la importancia ampliada de los países emergentes como China, India y Brasil.

También confirma el advenimiento de la Unión Europea como socia a parte entera de la comunidad internacional. Bajo esa perspectiva, la canciller alemana Angela Merkel evocó "el inicio de una nueva era" en la cooperación internacional.

Sin embargo, el presidente del Banco Mundial, el estadounidense Robert Zoellick, prevé que la integración de los países emergentes no debe hacerse a expensas de los países más pobres.

"Es una medida positiva el hecho de ver a los dirigentes de países desarrollados reunirse con los de las potencias económicas emergentes, pero los países más pobres y en vías de desarrollo no deben ser dejados de lado", declaró.

"La crisis actual no será resuelta ni habrá soluciones a largo plazo si se acepta un mundo a dos velocidades", reitero Zoellick.

Suiza, pese a formar parte del mundo desarrollado, no participó en la cumbre de Washington. Sin formar parte del grupo, un representante de Berna podría haber asistido a la cumbre en calidad de observador. Pero la invitación no llegó.

España y Países Bajos, que tampoco forman parte del G20, sí estuvieron convidados. Al parecer, un beneficio que les fue conferido por su pertenencia a la Unión Europea.

swissinfo, Marie-Christine Bonzom, Washington

Compromisos del G20

Regular todos los mercados, productos y actores financieros.

Reforzar la lucha contra las plazas financieras (centros 'off shore' y paraísos fiscales) que no cooperen.

Reforzar el intercambio de informaciones de sus plazas financieras.

La cumbre del G20 se reunirá de nuevo en abril de 2009 para verificar la aplicación de los principios y decisiones adoptados en Washington este fin de semana.

Fin del recuadro

Principios adoptados

Relanzamiento coordinado de la economía mundial.

Mejoras en la regulación de los mercados financieros.

Apertura de la gobernabilidad económica mundial a los países emergentes y en desarrollo.

El rechazo del proteccionismo y el llamado a la conclusión de las negociaciones de la OMC en el marco del ciclo de Doha.

Fin del recuadro

Reacciones en Suiza

De acuerdo al portavoz del Ministerio suizo de Finanzas, el gobierno helvético toma acta de las medidas previstas.

"Deseamos que las principales plazas financieras sean integradas en ese proceso", agregó el portavoz del ministerio, Roland Meier.

Meier confirmó que estos aspectos ya fueron anunciados por escrito al Departamento estadounidense de Finanzas, al confirmar las informaciones aparecidas en el diario suizo 'Le Temps' (15.11).

Fin del recuadro


Enlaces

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

×