¿Dónde pagan menos impuestos las familias en Suiza?

Tipos impositivos bajos y magníficas vistas al lago. Zug no es mal lugar para vivir. © Keystone / Alexandra Wey


Una comparación de los tipos impositivos en diferentes cantones y ciudades suizas revela que Zug, sede de muchas multinacionales, ofrece el régimen fiscal más ventajoso para las familias.

Este contenido fue publicado el 17 agosto 2020 - 12:07
Le Matin Dimanche/jdp

Según un análisis del dominical Le Matin Dimanche, un matrimonio con dos hijos e ingresos modestos de 60 000 francos (66 000 dólares) al año no paga impuestos sobre la renta en Ginebra y Zug. En la ciudad de Biel (cantón Berna), en cambio, pagaría 1 562 francos.

Una pareja sin hijos con un salario que ronda los 125 000 francos paga 5 451 francos de impuestos en Zug. En Ginebra, tributaría tres veces más y en Neuchâtel, incluso cuatro veces más.

Ginebra tiene un marco impositivo mucho más progresivo que otros cantones. Tan pronto una pareja alcanza el ingreso de la clase media alta que ronda los 175 000 francos, paga muchos más impuestos que los ciudadanos en las zonas vecinas. Los millonarios también tributan más en Ginebra que en otras ciudades y cantones.

En la región francófona de Suiza, la ciudad de Sion (cantón Valais) tiene la tasa impositiva más baja, mientras que las de Lausana y Neuchâtel tienen fama de ser un “infierno fiscal”, según Le Matin Dimanche.

El cantón de Zug es renombrado por su atractivo fiscal, lo que ha llevado a muchas empresas, entre ellas el gigante de las materias primas Glencore y la multinacional Johnson & Johnson, a establecerse en el cantón. Además, Zug se ha consolidado como la capital de las criptomonedas.

En junio, el Parlamento de Zug aprobó reducir la tasa impositiva en un intento de aliviar la presión fiscal sobre las familias durante la crisis del coronavirus. Una decisión que los partidos de izquierda han criticado como una medida de relaciones públicas.

Impuestos en Suiza

Suiza recauda impuestos a escala federal, cantonal y municipal. Corresponde a los cantones establecer sus propios tipos impositivos, por lo que la carga fiscal varía mucho de uno a otro: por un salario de 100 000 francos, por ejemplo, los tipos impositivos pueden ir de menos del 8% (cantón Zug) a casi el 25% (cantón Basilea-Ciudad).

Las tasas se gradúan de acuerdo con los niveles de ingresos y haberes, así como el estatus familiar. Por ejemplo, los matrimonios pagan más que las parejas que no están casadas, una situación que el Gobierno quiere cambiar. Una iniciativa popular sobre esta materia fue retirada este año.

En general, los impuestos en Suiza suelen ser menos altos que en la mayoría de los países europeos.

El impuesto de sociedades, que también es competencia de los cantones, suele ser bajo y varía mucho de un cantón a otro. Sin embargo, la presión internacional ha llevado a una revisión y armonización del sistema. En mayo de 2019, los votantes rechazaron una propuesta para terminar con los privilegios fiscales concedidos a las multinacionales con sede en Suiza. Muchos cantones han rebajado los tipos impositivos del impuesto de sociedades para preservar su atractivo para las empresas.

End of insertion
Compartir este artículo