Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

"El Salón habla por sí mismo"

La Feria del Libro de Ginebra: lugar de lectura y encuentros.

(swissinfo.ch)

Italia, la región francesa Ródano-Alpes y Bonaparte, fundador de la egiptología, son los invitados especiales en esta 19ª edición del Salón Internacional del Libro y la Prensa de Ginebra.

A la cita anual acudirán también escritores, editores, periodistas y, obviamente, una multitud de compradores, curiosos y niños.

Italia está presente en sus facetas alegre, soleada y golosa, pero sobre todo con una riqueza literaria variopinta y profundamente ligada a sus regiones. Pero es verdad que la historia de la unidad italiana no es tan antigua.

Una Italia alegre, pero también preocupada. "Nuestra alegría de estar aquí se ve ensombrecida por la situación que atraviesa la lengua italiana en las universidades suizas", señala Luisa Pavesio, una de las responsables del stand italiano, en alusión a las universidades de Neuchâtel y Zúrich que han suprimido las cátedras de la lengua de Dante o por lo menos amenazado con hacerlo.

Un Salón del Libro que, pese a su carácter festivo, no quiere olvidar las problemáticas políticas y lingüísticas.

Fidelidad de expositores y visitantes

Algunos le han reprochado haberse convertido en una manifestación que se concentra cada vez más en el mercantilismo en detrimento del aspecto literario. Críticas que son a la vez justas y erróneas. El Salón del Libro – tanto en Ginebra como en otros lugares – es literatura Y comercio, intimidad Y muchedumbre, reflexión Y recreación.

Pierre-Marcel Favre, fundador y responsable de la cita ginebrina, rechaza contundentemente estas acusaciones: "Estas críticas son ridículas y no me interesan. Representan la opinión de un número reducido de personas."

"El Salón habla por sí mismo: los expositores nos son fieles y también los visitantes. Y este es el criterio más importante", afirma Favre.

Amplio programa

La región Ródano-Alpes (Rhône-Alpes) es el segundo invitado en la edición de este 2005. Su presencia en Ginebra nos recuerda que se trata de una de las regiones francesas más ricas en el ámbito editorial y que su actividad se está desarrollando intensamente también gracias a las relaciones que cultiva con las vecinas Suiza y el norte de Italia. Un trabajo que sobrepasa las fronteras geográficas.

Como de costumbre, las exposiciones son múltiples. La principal, titulada Bonaparte y Egipto, se articula en torno a la gigantesca enciclopedia que se publicó a raíz de la epopeya egipcia de Napoleón.

La Descripción de Egipto está compuesta de 24 grandes volúmenes, de los cuales uno es propiedad de la Biblioteca Pública y Universitaria de Ginebra.

Otros puntos de atracción para los visitantes son el homenaje al escritor francés Bernard Clavel, el concurso fotográfico Swiss Press Photo 2004, el centenario de la Federación Aeronáutica Internacional o Martine... esa joven de cincuenta años que hizo soñar a las niñas en cuarenta idiomas distintos.

Paralelamente al Salón del Libro tienen lugar eventos como Europ’Art (arte internacional), el Salón del Estudiante, de la Música, así como el ya célebre Pueblo alternativo.

"Lo fundamental se hizo en el transcurso de los primeros cinco años, un periodo que nos ha permitido reunir aspectos culturales cercanos y lograr una manifestación compuesta de una serie de puntos fuertes", indica Pierre-Marcel Favre.

Cuando África sustituye a la Suiza alemana

La gran cita ginebrina está en continua evolución. La última transformación se remonta al 2004, año en que se creó el Salón Africano del Libro, la Prensa y la Cultura.

"Casi podemos afirmar que este Salón sustituye a algunos expositores suizos alemanes cuya partida deploro", observa Favre.

Hace dos años se inauguró en Basilea una feria del libro bautizada Buchbasel, dispuesta a competir sin demasiados escrúpulos la dimensión plurilingüe que el director del Salón de Ginebra quiso dar a su creación.

Las repercusiones de la feria basilense se perciben a orillas del Lago Leman, como señala Favre: "Hemos perdido algunos metros cuadrados en lo que se refiere a la superficie destinada a los expositores. Lo lamentamos, pero ¿qué se le va a hacer?".

Una nación, varias lenguas

Aunque no pretende entablar vínculos con Basilea, el fundador del Salón de Ginebra quiere dar a conocer la literatura helvética en su conjunto nacional. Este viernes, 29 de abril, autores, editores y críticos literarios de las tres principales regiones lingüísticas de Suiza se reunirán en Ginebra.

La asociación Autores y autoras de Suiza organizará su asamblea anual en esta ocasión.

Pero si las reflexiones sobre la identidad no apasionan, el visitante puede siempre elegir participar en Orquídea, un taller de escritura erótica.

El Salón de Ginebra es reflexión y recreación, como decíamos al inicio: Y, desde luego, siempre una cuestión de lengua.

swissinfo, Bernard Léchot, Ginebra
(Traducción del francés: Belén Couceiro)

Contexto

La 19ª edición Salón Internacional del Libro y de la Prensa de Ginebra se desarrolla del 27 de abril al 1 de mayo en el recinto ferial Palexpo.

Este año los invitados de honor son Italia y la región francesa de Ródano-Alpes.

Numerosas exposiciones adornan la feria, entre ellas Bonaparte y Egipto, dedicada a las repercusiones científicas y culturales que tuvo la expedición egipcia de Napoleón.

Asimismo se celebran los salones Europ’Art y el del estudiante, la música, así como el nuevo Salón Africano del Libro, la Prensa y la Cultura.

Fin del recuadro


Enlaces

Neuer Inhalt

Horizontal Line


swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes