Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

"El uniforme escolar no es una costumbre suiza"

El uniforme escolar es obligatorio en países como Sudáfrica.

(Keystone)

Marcas caras de ropa, camisetas que dejan al descubierto el ombligo o zapatillas deportivas de moda conforman el vestuario de muchos estudiantes en un país donde no se acostumbra llevar uniforme escolar .

Aunque los estudiantes parecen darle una importancia excesiva al vestuario, por ahora se rechaza introducir el uniforme escolar.

"La idea es bien intencionada, pero confieso que me cuesta trabajo pensar en uniformes. Tienen que ver con el concepto militar, con el sentimiento de pertenencia del "nosotros" y con el pasado oscuro (del nacionalsocialismo)", escribe en Internet un participante del foro sobre el tema 'Uniforme escolar', creado por el diario de Basilea 'Basler Zeitung'.

En su opinión, frecuentemente los estudiantes parecen "columnas publicitarias vivientes, pero, justamente, eso es libertad".

Los alumnos de las escuelas del cantón de Lucerna seguirán sin usar uniforme en el futuro. El gobierno cantonal refutó a finales de enero un postulado que solicitaba el uso del uniforme, una petición impulsada por Joseph Roos, miembro del parlamento cantonal.

El postulado fue rechazado bajo el argumento de que el uso del uniforme no se adecua al entorno cultural local. Además, se advierte que los uniformes reprimen tanto la identidad como la personalidad de los alumnos.

Roos, miembro de la derechista Unión Democrática del Centro (UDC), sostenía su postulado arguyendo que la ropa ha adquirido una importancia exagerada en la escala de valores de los jóvenes.

Esto lleva a que impere un desfile de marcas entre los alumnos durante las horas del recreo escolar. Además, aquellos que no se sumen a la moda de vestirse con la "mejor ropa" pueden ser molestados y excluidos por los otros.

A juicio de Roos, el uniforme es parte del espíritu de clase y del sentido de unión. Una forma de dejar de lado el hecho de que un estudiante provenga de una familia obrera o de una familia de abogados.

"El uniforme escolar no es una costumbre suiza", afirma, por el contrario, Damian Meier, también miembro del gobierno de Lucerna y representante del Partido Radical (PRD). Roos contraataca: "Tampoco el seguro de maternidad tenía tradición entre nosotros. No obstante, lo hemos instaurado."

Por su parte, otro participante del foro del diario basilense se pregunta si el Estado debe responsabilizarse por un asunto que compete a los progenitores: "No puede ser que los padres -quienes se encuentran bajo presión ante la exigencia de sus hijos de tener ropa de marca-, pasen esta responsabilidad a las autoridades."

"La ropa escolar no es un uniforme escolar"

En Suiza es casi impensable que el uso de uniformes escolares pueda ser oficial, mientras que es una costumbre indiscutible en países como Gran Bretaña, Irlanda o Nueva Zelanda. Allí el uniforme escolar es tan aceptado como el hecho de que el cartero tenga su propio atuendo característico, el médico utilice su bata y el monje, su hábito.

Para Karin Brose, maestra de la escuela de Sinstorf (Hamburgo, Alemania), "la ropa escolar no es un uniforme".

Brose explica que un uniforme es algo totalitario, estipulado por la autoridad. En cambio, la ropa escolar es democrática ya que los estudiantes participan en su elección.

Brose (55) sabe de lo que habla. Hace cinco años introdujo en su clase la "ropa escolar", que al contrario del uniforme, encontró buena aceptación entre sus alumnos. "Se identifican con ella debido a que puede ser elegida de una amplia paleta de ropa moderna". Sólo se establece el color y el logotipo de la vestimenta.

La maestra ha constatado que las clases que usan ropa escolar desarrollan un sentido de afinidad, como el existente en las asociaciones deportivas y en otros grupos de interés común. "Los internos de colegios lujosos utilizan aún este principio."

Reacciones positivas

Los alumnos de Karin Brose están convencidos de que la ropa escolar ha provocado un cambio positivo. También han observado que en la clase no ha habido lugar a la competición por la mejor marca de zapatillas deportivas.

Esto también lo confirma un estudio de la Universidad alemana de Giessen. En clases con ropa escolar unitaria se percibe un mejor clima social, mayor atención y una sensación de seguridad óptima. Finalmente, el valor de la ropa adquiere un nivel inferior en la escala de valores de los estudiantes.

No sólo depende del atuendo

El estudio indica que para que se produzca una diferencia en la percepción de los estudiantes es necesario que la ropa escolar sea utilizada durante un periodo de tiempo lo suficientemente largo.

Sin embargo, los pedagogos universitarios advierten de que el cambio no sólo es resultado del simple hecho de usar el mismo suéter.

Se requiere del esfuerzo comprometido de los maestros y del apoyo convencido de los padres y estudiantes, indica Oliver Dickhäuser, autor del estudio.

Lo secunda Karin Brose. Se debe abordar en clase el tema de la moda, las marcas, la presión social y el respeto que se debe tener al otro, para que se despierte el proceso de concienciación en los estudiantes.

De esta forma, los estudiantes pueden conocer más sobre los bajos costos de producción de la ropa de marcas de prestigio y sobre las elevadas facturas que pagan sus fabricantes para crear y vender la imagen del producto a través de dispendiosas campañas publicitarias.

swissinfo, Etienne Strebel
(Traducido del alemán por Patricia Islas)

Datos clave

A finales de enero el gobierno cantonal de Lucerna rechazó el uso del uniforme escolar.

En Suiza, ningún cantón (encargados de la educación en su territorio) establece el uso de uniforme escolar.

En Europa es obligatorio en Gran Bretaña, Irlanda y Chipre.

Fin del recuadro

Contexto

Entre la juventud suiza se observa un creciente consumismo.

Atuendos de marcas costosas, celulares o computadoras se han vuelto una exigencia entre los jóvenes helvéticos.

Se calcula que los niños y jóvenes suizos reciben anualmente un monto total de 600 millones de francos para sus objetos personales.

Otro problema ante el alto consumo de los jóvenes es el endeudamiento.
En promedio, indican las estadísticas al respecto, un chico suizo de 13 años de edad tiene una deuda de 500 francos suizos.

Una encuesta refleja que el 76% de los jóvenes estaría dispuesto a endeudarse en caso de no tener efectivo para pagar sus gastos.

En Finlandia, el tema del manejo adecuado del dinero se aborda en el séptimo, octavo y noveno año escolar.

(Fuente: Formación en Suiza)

Fin del recuadro


Enlaces

×