¿Es Suiza realmente un pueblo trabajador?

Cultura de trabajo suiza: ¿cliché o realidad? Keystone / Mint Images

Los suizos son considerados un pueblo trabajador. ¿Es esto realmente cierto? Cuatro gráficos muestran cuánto se trabaja en Suiza comparado con otros países.

Este contenido fue publicado el 08 julio 2020 - 09:11

A Suiza le gusta verse como un pueblo trabajador. La imagen del suizo puntual, preciso y laborioso también parece estar muy extendida en el extranjero. ¿Se corresponde la realidad con este cliché?

Varias estadísticas reflejan cuántas horas de trabajo se realizan de media en distintos países. Dependiendo de cómo y qué se mida se pueden extraer conclusiones muy diferentes. Mostramos los cuatro índices más importantes y los analizamos para saber cómo de trabajadora es realmente la población suiza.

En una comparación mundial, en Suiza se trabaja poco

Investigadores de la Universidad de Groninga han compilado cuánto se trabaja por persona empleada al año en distintos países y continentes. Con esta comparación la cuestión parece estar clara: en un contexto mundial, las suizas y suizos trabajan poco.

Contenido externo

Teniendo en cuenta estos datos, Suiza sigue una tendencia mundial. Básicamente las cifras muestran que las horas de trabajo disminuyen a medida que aumenta la riqueza. Sin embargo, hay algunas excepciones significativas. Las más llamativas son Hong Kong y Singapur, que a pesar de su alto nivel de prosperidad siguen trabajando tanto como China.

La posición de Estados Unidos también se distancia de esta tendencia. A pesar de un nivel de prosperidad apenas ligeramente inferior, en Estados Unidos se trabaja al año bastante más que en Suiza.

En gran parte esto se debe al hecho de que los suizos tienen garantizado por ley más días libres que los estadounidenses. En Suiza existe el derecho legal, ampliamente aceptado, a disfrutar cuatro semanas pagadas de vacaciones al año, pero no en Estados Unidos.

No obstante, el electorado suizo no ha querido prescribir más de estas cuatro semanas por ley. Para asombro de la prensa internacional, la iniciativa “6 semanas de vacaciones para todos” fue claramente rechazada en un referéndum en 2012.

En una comparación europea, el trabajo a tiempo completo ocupa un horario muy alto

Puesto que las horas de trabajo anual dependen del nivel de prosperidad y de la normativa legal, como las vacaciones anuales garantizadas por ley, el siguiente análisis se centra en los países que, en estos aspectos, son relativamente similares a Suiza.

Como puede suponerse, aquí también tienen un papel importante los datos que se comparan y el método de medición.

Comenzamos con un gráfico que muestra el promedio de horas semanales de trabajo que realizan los trabajadores a tiempo completo en distintos países europeos. Las cifras son las de una semana laboral normal. A diferencia de la comparación mundial anterior, en este caso no se tienen en cuenta los días de vacaciones que pueden disfrutarse en cada país.

Contenido externo

En contraste con la comparación mundial de las horas de trabajo anuales por empleado, Suiza se sitúa claramente a la cabeza con 42 horas y 24 minutos. Además de Suiza solo sobrepasan las 40 horas Islandia, Rumanía, Gran Bretaña, Malta y Luxemburgo. Según este dato, incluso los alemanes, que no le tienen precisamente miedo al trabajo, trabajan significativamente menos que los suizos.

Aunque en las últimas décadas la necesidad de más tiempo libre ha aumentado en Suiza con la mejora de la prosperidad, las horas de trabajo semanales para un puesto a tiempo completo han disminuido menos que en otros países equiparables.

Jan-Egbert Sturm, profesor de economía en la Escuela Politécnica Federal de Zúrich (ETHZ) y director de la agencia de investigación económica (KOF), lo explica de esta manera: “La cultura suiza es una cultura de trabajo y, en cierto modo, todavía bastante calvinista. La laboriosidad está considerada una excelente cualidad”.

Muchas personas trabajan parcialmente

Las cifras de la comparación mundial tienen en cuenta no solo los trabajos a tiempo completo sino a todos los trabajadores. Si se utiliza este método de conteo para la comparativa europea, la imagen se relativiza de nuevo y se acerca a lo que podía observarse en el primer gráfico.

Contenido externo

Si se tiene en cuenta a los trabajadores a tiempo parcial, el número de horas de trabajo por semana en Suiza se reduce a 35 horas y 36 minutos, lo que nos convierte en uno de los países con un horario laboral semanal más bajo.

¿Son las más de 42 horas de trabajo a la semana de un puesto a tiempo completo demasiado agotadoras para la mayoría de las personas en Suiza y consecuentemente no son tan trabajadoras?

De hecho, comparado con otros países europeos, en Suiza hay una gran proporción de personas que trabaja a tiempo parcial. Pero en esta cuestión se observa una clara brecha de género: son sobre todo las mujeres las que suelen trabajar a tiempo parcial, mientras que los hombres tienden a no hacerlo.

Según Sturm, esto tiene también una explicación cultural. “En Suiza se sigue todavía un patrón muy tradicional, en el que los hombres trabajan a tiempo completo y las mujeres en general trabajan cada vez más, pero en su mayoría no a tiempo completo”.

Alta participación en el mundo del trabajo

Pero incluyendo incluso a los trabajadores a tiempo parcial, hay muchas personas que no aparecen en las estadísticas. Si se incluye a las personas inactivas en el cálculo de las horas de trabajo semanales, Suiza vuelve a colocarse casi a la cabeza.

Contenido externo

Teniendo en cuenta a desempleados, amas de casa y otras personas que no tienen un trabajo remunerado, en promedio, cada persona en Suiza con 15 o más años de edad trabaja 23 horas y 12 minutos. Entre los países comparados, solo la población de Islandia trabaja más horas, y además de manera clara.

La Oficina Federal de Estadística explica este dato mediante la alta tasa de empleo. En Suiza hay relativamente pocas personas que no trabajan. Esta afirmación es también confirmada por el experto en el mercado laboral Jan-Egbert Sturm: “El hecho de que a Suiza le vaya tan bien en estas estadísticas se debe a la alta tasa de ocupación. En Suiza trabajan muchas personas”.

Y esto no solo se debe a la tasa de desempleo, tradicionalmente baja. Si el trabajo a tiempo completo es algo generalizado para los hombres y el trabajo a tiempo parcial lo es para las mujeres, la conclusión según Sturm es que “en Suiza hay mucho trabajo y que el pueblo suizo es realmente muy laborioso”.

En el futuro los cambios demográficos harán cada vez más importante que aquellos grupos de edad que puedan trabajar, lo hagan. Y esto no solo es válido para Suiza. Toda Europa y otros muchos países del mundo se enfrentan al hecho de que la población está envejeciendo y con ello aumenta la presión sobre el sistema social.

Y por supuesto no hay que olvidar tampoco que el nivel de empleo de una economía no dice nada sobre la laboriosidad de esa población concreta. En las estadísticas el desempleo puede tener sus propias justificaciones. Pero extraer de esos datos conclusiones sobre la laboriosidad o la holgazanería sería muy poco serio.

Compartir este artículo