Navigation

"Europa debe decir la verdad sobre las prisiones secretas"

El suizo Dick Marty seguirá investigando. Keystone

Encargado por el Consejo de Europa para investigar sobre estos recintos secretos de la CIA fuera del territorio estadounidense, el senador suizo Dick Marty espera que se diga toda la verdad al respecto.

Este contenido fue publicado el 08 septiembre 2006 - 11:54

Dick Marty dijo a swissinfo que los países implicados, incluida Suiza, deben hablar claro sobre su papel en el asunto, luego de que el presidente estadounidense, George Bush, admitió el miércoles que algunos sospechosos fueron interrogados fuera de EE UU.

En un informe publicado el 7 de junio de este año, el investigador suizo del Consejo de Europa afirmaba que 14 países europeos habían colaborado con la CIA en actos violatorios de los derechos humanos.

Otros países, -entre los que se encuentra Suiza- habrían estado implicados de forma activa o pasiva en la detención o la transferencia de los presuntos terroristas.

swissinfo: Las declaraciones de Bush dan valor a su informe sobre las prisiones secretas de la CIA en varios países europeos, incluida Suiza en ellos. ¿Esto no aumenta la presión para que los gobiernos concernidos hablen claro al respecto?

Dick Marty: Primeramente, el hecho de que la existencia de estas prisiones secretas se haya confirmado no me sorprende. Siempre estuve convencido de ello.

En segundo lugar, el hecho de que la administración estadounidense admita por primera vez que detuvo e interrogó a personas de manera violenta fuera de EE UU es una razón adicional y urgente para que los gobiernos de los países europeos cumplan con su obligación para indicar que pasó en sus territorios. Aún estamos lejos de conocer toda la verdad.

swissinfo: ¿Se incluye también a Suiza, que –de acuerdo a su informe- ha hecho oídos sordos a los alegatos en torno a que habría permitido el sobrevuelo en su espacio aéreo de aviones sospechoso?

D. M.: Todos los países donde hubo evidencia clara de que su espacio aéreo, sus aeropuertos u otras infraestructuras fueron utilizadas para este programa de detención secreto, incluida Suiza.

swissinfo: En febrero, el gobierno suizo amplió hasta finales de 2006 el permiso para sobrevolar el territorio helvético a naves no comerciales de EE. UU. ¿Esta decisión debería revaluarse tras las declaraciones del George W. Bush?

D. M.: En mi opinión, Suiza renovó este permiso de manera muy rápida. Sólo basta con examinar las actas de la magistratura italiana para darse cuenta que hay una serie de indicios indicando que nuestro espacio aéreo fue utilizado para el transporte de al menos un detenido secuestrado ilegalmente.

Pienso que deberíamos exigir de forma mucho más vigorosa y formal las explicaciones del gobierno de EE UU. No nos contentamos con una simple declaración verbal de un oficial de la administración de Bush.

swissinfo: Tras estas declaraciones de George W. Bush, a'un se pueden considerar serias las afirmaciones estadounidenses de que ningún prisionero transitó por Suiza

D. M : No. Pienso que este asunto –al igual que para el que concierne a la guerra en Irak- se han dicho muchas mentiras. Debemos ser muy estrictos en nuestras solicitudes de información.

swissinfo: Piensa que la administración Bush daría más detalles sobre su programa de detención so sobre los lugares donde estuvieron los prisioneros?

D. M.: No. Debemos mantener la presión. Estas primeras declaraciones se lograron gracias al distinguido trabajo de las organizaciones civiles y de los periodistas de investigación estadounidenses. Sin olvidar el papel preponderante del poder judicial de ese país, que ha tomado decisiones importantes para toda la sociedad civil.

swissinfo: ¿Usted seguirá con sus investigaciones?

D. M.: En el mes de junio, la Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa decidió que la investigación debía continuar. Estoy de acuerdo en seguir mi trabajo, pero no en las condiciones actuales, sin herramientas a disposición.

Hasta ahora conté por seis meses con una joven asistente, pero a hora su contrato no debería ser renovado por razones burocráticas, lo que considero grotesco, particularmente si se considera la importancia de la tarea que intento realizar.

Entrevista swissinfo, Adam Beaumont
(Traducido del inglés por Patricia Islas Züttel)

Contexto

El miércoles, la administración del presidente estadounidense, George W. Bush, admitió por primera vez que los servicios secretos de su país detuvieron e interrogaron a miembros importantes de Al-Qaïda en prisiones secretas en el extranjero y que tenían la intención de continuar con esa tarea, pese a la reprobación internacional.

Desde su sede en Ginebra, el Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) indicó que tendrá acceso "en los próximos días" a los 14 hombres (entre los que se incluye al que se presume como el cerebro de los atentados de hace cinco años en EE UU) que fueron transferidos a Guantánamo, luego de su detención en prisiones secretas en el exterior.

End of insertion

Datos clave

La Oficina Federal de la Aviación de Suiza confirmó que seis aviones sospechosos de la CIA aterrizaron en Suiza.

Entre 2001 y 2006, esta dependencia suma 76 vuelos de aviones presumiblemente de la CIA en el territorio helvético.

End of insertion

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Los comentarios de este artículo han sido desactivados. Puede encontrar una visión general de los debates en curso con nuestros periodistas aquí. Por favor, únase a nosotros!

Si quiere iniciar una conversación sobre un tema planteado en este artículo o quiere informar de errores factuales, envíenos un correo electrónico a spanish@swissinfo.ch.

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.