Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

"Lamentamos la política-espectáculo"

Cinco minutos para agradecer las muestras de solidaridad y recibir un ramo de rosas: Eveline Widmer-Schlumpf este viernes ante los manifestantes.

(Keystone)

Entre 10 mil y 15 mil personas se manifestaron frente al Palacio Federal, sede del Gobierno de Suiza, con globos de colores y consignas en defensa de "una Suiza democrática y respetuosa" y de la Ministra de Justicia, Eveline Widmer-Schlumpf.

Voces femeninas, aunque también masculinas, se unieron al reclamo, justo el día que venció el ultimátum de la Unión Democrática de Centro para que Widmer abandonara las filas de ese partido y su puesto en el Gobierno, a cien días de gestión.

Fue un viernes lluvioso en Berna, pero eso no impidió que de la estación de tren de la capital suiza se formara una "procesión" -llegada de Zúrich, Basilea, Ginebra, y otros lugares- que se dirigió hacia la Plaza del Palacio Federal, sede de los poderes Ejecutivo y Legislativo en Suiza.

La multitud respondió al llamado de Alliance F, la mayor agrupación de asociaciones femeninas, para demostrar a partir de las dos de la tarde su desacuerdo ante las presiones por parte del partido más popular, la Unión Democrática de Centro, para que su ministra, Eveline Widmer-Schlumpf, renuncie al cargo en el Gobierno helvético y se separe de esa agrupación política.

En dimensión helvética, la parada de este viernes tuvo una considerable respuesta. La gente llenaba las calles de alrededor de la Plaza Federal y aunque no alcanzaban a escuchar las consignas, los manifestantes se decían entre ellos: "lo importante es estar aquí, que se den cuenta en el Palacio Federal que no toleramos los malos tratos".

"Si Widmer fuese un hombre..."

"He venido porque me he cansado de ese tipo de política-espectáculo en Suiza. No milito en ningún partido, pero como ciudadana quiero reiterar que éste es un país con una tradición democrática de raíces profundas y lo defenderemos", comenta convencida una mujer venida de cantón Valais.

Dos ancianas (85 y 87 años respectivamente) reconocen que si han hecho el viaje desde Zúrich es para apoyar a la consejera Eveline Widmer-Schlumpf, "porque no se le debe tratar así; si ella fuese un hombre, estoy segura que el modo sería otro", afirma una de ellas a swissinfo.

Madres con sus pequeños, mujeres de todas procedencias y un buen número de hombres mostraron su apoyo a la consejera federal que, en agradecimiento, se dirigió al improvisado estrado desde donde varios representantes la defendían.

"Gracias por este respaldo en días nada fáciles. Estoy impresionada", expresó Widmer y agradeció en las cuatro lenguas nacionales (francés, alemán, italiano y romanche) -que bien domina- el respaldo.

"Les agradezco este apoyo, que no es sólo hacia mi persona, sino que resulta una señal de defensa cuando los valores democráticos se ponen en tela de juicio", puntualizó, entre 'bravos' y aplausos de los congregados.

Y si bien, muchos suizos acudieron para decir "basta" a los dimes y diretes entre políticos para reclamar que mejor ocupen su tiempo en resolver otros desafíos, también hubo grupos partidistas que se distinguían con sus globos de propaganda.

Por una política de oposición correcta

"Nunca hubiera ni soñado siquiera que yo saldría a la calle por una consejera de la Unión Democrática de Centro", comentó la ex diputada por los Verdes (izquierda ecologista) Cécile Bühlmann, quien a pesar de no compartir los valores de la consejera de la UDC, dijo pronunciarse contra los atropellos de la máquina propagandística de ese partido.

La también ecologista Leni Robert afirmó que las mujeres con frecuencia son atacadas en otros niveles, sin objetividad, sino directamente a su persona: "El límite de lo permitido se ha rebasado. Se trata de fundamentos y valores fundamentales democráticos".

Entre las voces masculinas que dirigieron un mensaje estuvo Christophe Darbellay, presidente del Partido Demócrata Cristiano (PDC), quien subrayó que Widmer-Schlumpf no es una mentirosa, sino una consejera federal muy competente y reclamó una política de oposición correcta por parte de la UDC.

En una palabra: respeto; reiteraron muchos de los presentes: "Respaldo el trato respetuoso entre hombres y mujeres y estoy en contra de la imposición del derecho del más fuerte", dijo uno de los miembros de la Asociación Suiza de Hombres a swissinfo.

A las 16:45 terminó la demostración, los globos fueron lanzados al aire, la muchedumbre se retiró rápidamente y la lluvia siguió en la capital bernesa.

swissinfo, Patricia Islas Züttel, Berna

Cien días como Ministra

La consejera federal Eveline Widmer-Schlumpf rindió este viernes (11.04) un balance tras sus cien días al frente del Ministerio de Justicia y Policía, una de las siete carteras del Gobierno colegiado helvético.

Entre sus pioridades: aplicar de modo consecuente las leyes de Extranjería y Asilo, con algunas medidas más rigurosas para la política sobre los refugiados. La ministra también prevé mejoras en las tareas de integración de la población extranjera en Suiza (21%).

Eveline Widmer-Schlumpf representa en el gobierno colegiado suizo -compuesto por siete miembros- al partido Unión Democrática de Centro (UDC), el más popular de Suiza.

Pero existe un distanciamiento entre la UDC y Widmer que se remonta al 12 de diciembre, día en el que el Parlamento, en lugar de confirmar en el cargo al entonces ministro de Justicia, Christoph Blocher, eligió a Eveline Widmer-Schlumpf, nombre sugerido por otros partidos representados en la Asamblea Federal.

Al acusarla de haber colaborado en ese plan para sacar a Blocher del Ejecutivo, el comité central de la UDC emitió un ultimátum pidiendo que antes de este 11 de abril Eveline Widmer-Schlumpf renunciara a su cargo en el Ejecutivo suizo y abandonara el partido.

De no hacerlo, el comité Central de la UDC pidió que su sección en el cantón de los Grisones –a la que Widmer-Schlumpf está afiliada-, la excluya de sus filas antes del 30 de abril.

Si no lo hiciera, la UDC amenaza con abrir un procedimiento de exclusión a esa sección cantonal del partido. No obstante, la UDC grisona anunció su respaldo a Widmer.

Fin del recuadro


Enlaces

×