Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

"Las relaciones son muy buenas"

Walter Suter es embajador de Suiza en Venezuela desde el año 2003.

(swissinfo.ch)

Suiza goza de un especial reconocimiento en Venezuela. Además, las empresas helvéticas más importantes tienen presencia en ese país.

Las relaciones bilaterales más antiguas y continuas son las económicas, señala el embajador suizo Walter Suter, en entrevista con swissinfo.

swissinfo: Luego de dos años en este país y teniendo en cuenta la particular dinámica política que vive Venezuela, ¿cuáles son los puntos principales de su balance?

Walter Suter: Me tocó vivir momentos muy especiales de la vida institucional del país. Llegué cuando se habían comenzado a recoger las firmas para el referéndum revocatorio contra el presidente Hugo Chávez el cual no prosperó.

Se produjo entonces un debilitamiento de la oposición política que se confirmó algunos meses más tarde en las elecciones regionales; lo que volvió a acentuarse el año pasado, en el 2005, con las elecciones municipales donde arrasaron las fuerzas afines al gobierno.

Y finalmente, en el mes de diciembre del 2005, cuando hubo elecciones parlamentarias y los partidos de oposición se retiraron a último momento; lo que trajo como resultado el establecimiento de un parlamento monocolor... Y llegamos así a una situación muy especial donde la oposición partidaria, por su propia acción, se colocó completamente fuera del ámbito legislativo.

swissinfo: ¿Según su interpretación, esta situación le quita legitimidad al proceso venezolano en marcha?

W.S.: No. Porque el presidente y los poderes del Estado son constitucionales. Han llegado al poder teniendo como base una Constitución válida, referendos, consultas y plebiscitos. El retiro de la oposición no le resta legitimidad al actual gobierno.

Es una pena que, resultado de esta dinámica, no haya una oposición en el parlamento, que podría cooperar criticando constructivamente para evitar que el gobierno caiga en errores fundamentales, lo que puede aparecer como posibilidad -que no se puede excluir- en cualquier gobierno monocolor.

swissinfo: Si queremos evaluar las relaciones de Suiza y Venezuela, sería importante tocar tres niveles: el comercial, el de las ONG y el de Estado a Estado. ¿Cómo se comporta la inversión privada suiza en Venezuela?

W.S.: Diría que las relaciones bilaterales más antiguas y continuas son las económicas. Son las que vienen en primer lugar. Las empresas suizas transnacionales como Nestlé, Novartis, Roche, Holcim, Zúrich Seguros, Panalpina, Danzas, entre otras, están representadas aquí desde décadas.

Hacen buenos negocios y unas siguen invirtiendo y hasta ampliando su presencia con nuevas unidades de producción. Hay que recordar que la inversión productiva de empresas extranjeras cuenta con el apoyo explícito de este gobierno. Las inversiones helvéticas representan casi mil millones de francos suizos. La relación económica con Venezuela es muy buena y es muy evaluada por ambas partes.

swissinfo: Segundo nivel de las relaciones bilaterales: el de las ONG. No hay gran tradición en este sector...

W.S.: Prácticamente ninguna. No hay ninguna ONG suiza trabajando sistemáticamente en Venezuela. Hay algunas iniciativas nuevas, como la impulsada por el doctor Franco Cavalli (oncólogo y diputado socialista) en el sector de la salud.

En un reciente encuentro que tuvimos con las autoridades del Ministerio de Salud, se detectaron necesidades en el sector de salud pública. Hay una propuesta para contar con el apoyo del Instituto Oncológico de la Suiza italiana para la formación de radioterapistas.

swissinfo: ¿Y con respecto a la cooperación directa institucional, lo que se podría definir como de Estado a Estado?

W.S.: Se pueden indicar cuatro o cinco ejes. Uno es el fortalecimiento del Estado de derecho y de la democratización en el marco de nuestros objetivos principales en política exterior.

Se está preparando un proyecto con el Consejo Nacional Electoral para asesorarlo en la elaboración de una Ley de Derechos Políticos, que se basa en el artículo de la Constitución Bolivariana, que prevé la democracia participativa directa y referendaria, algo que es muy semejante a lo que define nuestra propia democracia suiza.

Otro nivel es la asesoría en la planificación de una reforma penitenciaria que es una necesidad urgente aquí, tal como lo expresan las autoridades.

Otro proyecto con el Tribunal Supremo de Justicia sería el de la capacitación de jueces de diferentes niveles. Está previsto el intercambio de expertos.

El cuarto nivel consiste en la creación de una fuerza de tarea humanitaria de intervención, en la línea de lo que es nuestro Cuerpo de Ayuda en caso de Catástrofes. Estamos muy avanzados. Está programada la realización de un curso de capacitación de mandos medios en marzo o abril de este año. La contraparte será la División de Ayuda Humanitaria de COSUDE (Agencia Suiza para el Desarrollo y la Cooperación).

swissinfo: Para concluir, si tuviera que resumir en dos palabras el estado actual de las relaciones bilaterales, ¿cómo las definiría?

W.S.: Muy buenas. Creo que esa es la caracterización más adecuada actualmente.

swissinfo: Con un marcado respeto y reconocimiento de parte del gobierno venezolano hacia Suiza...

W.S.: Sí. Gozamos de mucho respeto y de marcada credibilidad.

Entrevista swissinfo: Sergio Ferrari, Caracas

Datos clave

El embajador Walter Suter llegó a Venezuela en septiembre del 2003.

Desde esa fecha, el país vivió importantes cambios institucionales.

Ha ocupado cargos diplomáticos en América Latina y Oriente Medio.

Fin del recuadro

Contexto

Las relaciones bilaterales entre Suiza y Venezuela viven un muy buen momento; son muy antiguas y sólidas especialmente en el ámbito económico.

La cooperación institucional incluye una serie de iniciativas y proyectos dirigidos al reforzamiento institucional.

Fin del recuadro


Enlaces

×