Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

¿Menos carne argentina en las mesas suizas?

El suizo consume en promedio 52 kilos de carne al año, según datos de Proviande.

(Keystone)

Argentina ha decidido suspender gran parte de las exportaciones de carne de vacuno durante seis meses para frenar la escalada de los precios del producto en el país.

La medida afecta a Suiza, que no es miembro de la Unión Europea ni ha suscrito la cuota Hilton, convenio que fija un cupo anual destinado a la UE.

Las exportaciones de carne argentina se han triplicado en los últimos cuatro años. Según el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC), en el 2005 aumentaron un 42% hasta alcanzar los 1.156 millones de dólares.

Paralelamente se ha disparado el precio de la carne en el mercado interno (casi un 30% el año pasado), en un país donde actualmente el 34% de la población vive en la pobreza.

En un intento de frenar la escalada de precios, el gobierno de Néstor Kirchner ha suspendido las exportaciones de carne de vacuno durante seis meses. Con el cierre parcial de los mercados externos se pretende fomentar la oferta doméstica y equilibrarla con la demanda.

"La carne primero para los argentinos y a precios que puedan comprar. No me interesa exportar a costa del hambre", fueron las palabras del presidente. De hecho, una de las prioridades de su gobierno es luchar contra la inflación que el año pasado se situó en el 12,3% y sigue subiendo.

Restricciones afectan a Suiza

Las restricciones anunciadas la semana pasada no repercuten en todas las exportaciones de carne bovina. Excluidos están, por ejemplo, los cortes de calidad destinados al mercado europeo, la denominada cuota Hilton con la Unión Europea (UE), que establece un cupo anual de 28.000 toneladas.

Al no ser miembro de la UE, "Suiza no forma parte de esos acuerdos europeos (cuota Hilton)", explica François Mordasini, presidente de Fertilo SA, sociedad ginebrina que importa y comercializa en el mercado helvético carne argentina de primera calidad: solomillo, entrecôte y lomo.

"En un principio confiábamos en que Suiza no se vería afectada por las medidas prohibitivas", pero ahora resulta que la nueva ley no otorga al país alpino el mismo trato que a la UE.

"Las medidas restrictivas sí nos afectan y la gente que trabaja para Fertilo en Argentina está tratando de negociar una cláusula de excepción" para Suiza, que "se encuentra en el corazón de Europa e importa los mismos cortes de carne de vacuno que la Unión Europea", puntualiza.

Carne y otros productos agrícolas

"El año pasado importamos unas 50 toneladas de solomillo, entrecôte y lomo que produce Fertilo Agropecuaria en Argentina y que vendemos principalmente a Manor", cadena de grandes almacenes con supermercado.

"Somos una sociedad creada en 1998, con capital mayoritariamente suizo, para dedicarnos a la agricultura en Argentina", donde Fertilo posee unas 18.000 hectáreas de terreno y unas 10.250 cabezas de ganado bovino.

Además de la crianza de bovinos, la sociedad cultiva maíz, trigo, soja y girasol en la provincia de La Pampa. Un agrónomo ginebrino gestiona la explotación de estos productos agrícolas que, a diferencia de la carne, no están destinados al mercado helvético, sino al sudamericano.

Contingentes de importación

En Suiza, es la Oficina Federal de Agricultura (OFA) la que reglamenta la importación de carne mediante un sistema de atribución de cuotas que actualmente se encuentra en plena mutación.

"El sistema comenzó a cambiar hace 18 meses. Hasta esa fecha, la OFA se reunía cada quince días para determinar el número de toneladas de carne de vacuno que se podía importar", anota François Mordasini. Esas cantidades podían oscilar entre 0 toneladas – si la producción doméstica era elevada – y 150 toneladas en el plazo de dos semanas.

El nuevo sistema que se está introduciendo progresivamente contempla la subasta de cuotas de importación. "El año pasado se subastó un tercio; este año son dos tercios y el próximo año el gobierno subastará la totalidad de las cuotas", precisa.

Anteriormente, los derechos de importación se atribuían a personas privadas, a los productores y a los grandes distribuidores, como Migros, Coop y Manor, que recibían automáticamente la mayor parte de esas cuotas.

Consumo en Suiza

En el 2004, los suizos consumieron 52 kilos de carne por persona, casi la mitad de cerdo (25%) y apenas 1,5 kilos de cordero, según datos de 'Proviande', organización suiza del sector.

"El poder adquisitivo de los suizos les permite consumir cortes de alta calidad, como el entrecôte, el solomillo o el lomo", mientras que en Argentina la gente compra los cortes delanteros o las carcasas", explica François Mordasini.

Las medidas restrictivas sobre la exportación "tienen como objetivo retener en el país" esos cortes de menor calidad, que constituyen la mayor parte del consumo nacional.

swissinfo, Belén Couceiro

Datos clave

Argentina es el tercer exportador mundial de carne. El país tiene un ganado bovino de casi 50 millones de cabezas.

En el 2005 las exportaciones aumentaron un 42% (1.156 millones de dólares).

Cuota Hilton: 28.000 toneladas de cortes de alta calidad destinadas a la Unión Europea.

La sociedad Fertilo importa 50 toneladas de solomillo, entrecôte y lomo argentinos.

El consumo anual de carne en Suiza es de 52 kilos por persona.

Fin del recuadro


Enlaces

×