"Muestre la lengua al doctor", dice el intérprete

Ventosas, masajes, hierbas y acupuntura: son las terapias de la medicina china. TCM International

En Suiza la medicina china llega también en los hospitales. Cada vez más pacientes se someten a esta práctica muy antigua para aliviar los dolores de espalda u otras dolencias crónicas.

Este contenido fue publicado el 11 noviembre 2003 - 09:11

Para comunicar con el doctor, en algunos casos, el paciente tiene a disposición un intérprete.

Según una estadística de la Academia Suiza de las Ciencias Médicas, que data del 2001, el 58% de la población desea una oferta más amplia en el campo de la medicina alternativa.

Algunos hospitales buscan nuevos nichos de mercado y deciden compaginar la práctica clínica occidental con la denominada medicina ‘suave’, confirma el doctor Jean Pierre Jubin, administrador de la clínica Permanence Médicale de Ginebra.

“Respecto a otros tipos de medicina alternativa, la china tiene la ventaja de ser muy antigua y de gozar de una larga experiencia: ha sido aplicada a miles de millones de personas. Pero lo que nos convenció es la práctica”, señala a swissinfo.

En general, la medicina china es aconsejada por los ortopédicos, pero dado el éxito obtenido, también se puede aplicar para tratar múltiples tipos de patologías.

Grupo Hirslanden

En la Suiza de expresión alemana, el grupo Hirslanden, propietario de varios centros médicos y clínicas privadas, dispone de ocho centros que ofrecen tratamientos según la medicina china.

Para ver personalmente cómo se desarrolla una consulta, fijo una cita con el doctor BI, especialista en ortopedia en el TCM de Berna.

Abiertos en colaboración con el Centro Internacional de Medicina Tradicional China (TCM), los centros emplean a especialistas seleccionados directamente por el Ministerio chino de Sanidad.

En Suiza, estos médicos trabajan con un permiso de duración limitada, que puede oscilar entre uno y máximo cuatro años. El criterio de selección principal es que dispongan al menos diez años de práctica en un hospital universitario en China.

La estancia en Suiza les permite viajar y conocer otros países europeos. Y con lo logran ahorrar en pocos años pueden comprarse una casa o un seguro de vejez, una vez que regresan a China.

Médico chino no es un brujo

La medicina china se basa en premisas muy diferentes de la medicina convencional occidental. Por ejemplo, la noción de energía vital, el denominado ‘Qi’ (Chi), que fluye por los meridianos, un retículo de líneas que unen los diferentes órganos.

Esta práctica milenaria ejerce sobre los occidentales una fascinación a veces casi mágica, señala Marie Louise Lagger, responsable del TCM de Berna.

“La gente que viene aquí tiene una actitud abierta y dispone de conocimientos sobre la medicina china. Pero también ha ocurrido que un paciente se negara a explicar al doctor de qué padecía. Según él, un médico chino tenía que ser capaz de adivinar su mal sin conocer los síntomas”, relata.

Intermediaria cultural

Durante la consulta me doy cuenta de que el diálogo es fundamental para establecer un diagnóstico.

La mayor parte de las preguntas que me formula el doctor BI – si tengo apetito, si duermo bien, si mi digestión es buena – son las que también me haría un médico convencional.

Pero hay algunas diferencias: el doctor BI indica a la intérprete que tengo que poner el brazo sobre un cojín para medir el pulso. Luego, me pide que le enseñe la lengua. Del color y de otros signos puede establecer si mi cuerpo está equilibrado entre calor y frío.

Prosigue el coloquio entre doctor, intérprete y paciente. A veces mis respuestas requieren explicaciones más extensas. Es obvio que la traductora se esfuerza por evitar malentendidos.

Más alergias y depresiones en Suiza

Mientras el doctor BI me practica un masaje Tui-Na en la nuca, le pregunto si en los tres años que lleva ejerciendo en Suiza, ha notado una mayor incidencia de ciertas patologías con relación a su país.

“Más depresiones, más enfermedades alérgicas y problemas de peso en los ancianos. En China, en cambio, la obesidad es más bien un problema juvenil”, explica.

En su provincia, al norte del país, hace mucho frío y por ello también son más frecuentes las afecciones a las vías respiratorias, el abuso de alcohol y el excesivo consumo de carne, que tienen como consecuencia un índice mayor de enfermedades cardiovasculares, concluye. A cada país su dolencia...

swissinfo, Rafaella Rossello
(Traducción: Belén Couceiro)

Datos clave

El 58% de la población helvética quiere una mayor oferta en el campo de la medicina alternativa, según las estadísticas de la Academia Suiza de las Ciencias Médicas.

End of insertion

Contexto

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS) existen al menos 40 disturbios en los que la medicina tradicional china puede ser un verdadero alivio.

El 58% de la población helvética quiere una mayor oferta en el campo de la medicina alternativa, según las estadísticas de la Academia Suiza de las Ciencias Médicas.

En Suiza hay ocho centros de medicina tradicional china TCM International: Bad Ragaz, Freihof Baden, Basilea, Berna, Aarau, St. Moritz, Cham, Zúrich.

End of insertion

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo