Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

¿Publicaciones gratuitas, un riesgo para la prensa tradicional?

Se ven ante una competencia inesperada

(Keystone)

Televisoras públicas y privadas suizas, emisoras de radio y la prensa escrita luchan cada día por sus clientes. Desde algún tiempo, dos periódicos gratuitos, '20 minuten' y 'Metropol', acosan a los diarios tradicionales y al mercado helvético de la publicidad.

Suiza dispone de un enorme potencial de ávidos lectores de periódicos y cuenta con una amplia variedad de diarios y semanarios. En el contexto internacional, disputa las primeras posiciones a Japón y Noruega en el rubro, amén de que representa un mercado interesante de prueba para productos que luego incursionan en otros países.

El diluvio de información que hoy está disponible, fundamentalmente a través de Internet, afecta al periodismo y por lo tanto al medio de la publicidad.

Con la mentalidad de que la información veraz, seria y confiable es cara, los editores clásicos han producido sus diarios desde hace décadas. Empero, ahora hay una creciente oferta de información gratuita.

Según la sabiduría convencional, seleccionar información veraz se ha vuelto una tarea difícil en la jungla de la noticia. Los editores de "20 minuten" y de "Metropol" piensan diferente. Pretenden simplificar la tarea del lector. Ofrecen diarios con noticias cortas, comentarios sobre el acontecer suizo, amplias secciones de servicios y sofisticadas plataformas de Internet. Todo gratis.

Al principio, los editores de los diarios tradicionales suizos reaccionaron con indiferencia ante el reto de los nuevos tabloides, cuyos editores son de origen sueco (Metropol) y noruego (20 minuten). El periódico suizo de más prestigio internacional, el Neue Zürcher Zeitung (NZZ) con tiraje de 170.000 ejemplares, veía en ambas publicaciones un fenómeno transitorio.

Las cosas salieron diferentes. Los dos periódicos se distribuyen hoy mediante una red exclusiva en casi todas las aglomeraciones suizas. Cada título tiene una distribución de 310.000 ejemplares, según informan las dos redacciones. Hoy compiten con los diarios convencionales más grandes del país, con el Tages-Anzeiger (tiraje: 270.000) y el NZZ y luchan por el mercado limitado de los avisos pagados.

El impacto de los dos diarios gratuitos nuevos es notable en el ámbito editorial suizo. Según Rico Brazerol, jefe de redacción de 20 minuten, el Tages Anzeiger vende entre 10.000 y 15.000 ejemplares menos por día tras la aparición de los dos tabloides.

Los dos nuevos competidores también causan estragos en la prensa amarillista suiza. El periódico líder del ramo, el 'Blick', considera ajustar su estilo de redacción y está en proceso de adaptación de su página de Internet para mantenerse en la justa.

Los analistas suizos prevén modificaciones en el panorama periodístico, editorial y de la publicidad, derivadas del arribo de esos nuevos medios gratuitos y de una concepción diferente de la noticia en los sectores que son actualmente el blanco privilegiado de los nuevos productos: los jóvenes.

Ese tipo de lectores confía más en los servicios de mensajes cortos (SMS) de sus teléfonos celulares que en la compleja realidad que reflejan los periódicos de paga.

En ese nuevo estado de cosas los medios tradicionales de prensa tratarán de consolidar su posición. Insistirán en que cada noticia tiene un trasfondo que vale la pena reportar y leer y en que la complejidad de algunos temas merece más que diez o quince líneas. La competencia entre los diarios nuevos y los tradicionales se antoja difícil. No todos sobrevivirán a la eliminatoria.

Erwin Dettling

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

×