Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

'Sí' protestante a los 'gays'

Las Iglesias Protestantes aceptan la certificación de vida conyugal homosexual.

(Keystone Archive)

El Consejo de la Federación de Iglesias Protestantes de Suiza aprueba el reconocimiento jurídico del certificado de vida conyugal para homosexuales.

"No se trata de moral individual ni de consideración personal, sino de organizar modos de vida en una forma jurídica que proporcione un orden y una estructura a la situación efectiva de seres humanos", asentó el Consejo de la Federación de Iglesias Protestantes de Suiza (FEPS), en un comunicado emitido este martes.

La medida se produce casi un año después de que la primera pareja del mismo sexo recibiera ese documento, que constituye un reconocimiento oficial a su vida en común y que se inscribe en el marco de la legislación ginebrina en materia de vida conyugal.

El Consejo de la FEPS subraya la necesidad de conservar una clara diferencia entre matrimonio y la certificación de vida en común de personas del mismo sexo.

No obstante, "la discriminación jurídica de esas parejas no puede justificarse en el plan ético", enfatiza el texto y añade que incluso aquellos que rechazan las relaciones homosexuales deben aceptar que hay personas que cohabitan con un semejante del mismo sexo.

Una primera ceremonia

El 5 de mayo del 2001 Yves de Matteis y Patrick Berguer se convertían en la primera pareja en recibir el certificado de vida conyugal. Al término de la ceremonia, efectuada en la Cancillería del Estado de Ginebra, Matteis se felicitaba por la "reconsideración de la actitud social frente a los homosexuales".

Una semana antes el Parlamento cantonal había aprobado una legislación para otorgar el mismo trato ante la ley a todas las parejas que cohabitan -heterosexuales u homosexuales- salvo en lo que respecta a impuestos y seguridad social.

Sin incidencia en los impuestos de las parejas de homosexuales, los beneficios de seguros de salud o la adopción de niños, la medida legislativa garantiza, sin embargo, derechos de herencia, además de que facilita otros trámites como el alquiler de un departamento.

En su respuesta a la consulta de 1999 sobre la situación jurídica de las parejas del mismo sexo, el Consejo de la FEPS se había manifestado a favor del "certificado de parejas con efecto de relativa autonomía".

En materia de adopción, la FEPS concuerda con la reglamentación, según la cual las parejas homosexuales en vida común certificada están excluidas de esa posibilidad.

swissinfo


Enlaces

×