Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

¡TODO CAMBIA! Un siglo de diseño ferroviario en movimiento

¿Un señalamiento que más de un millón de personas miran todos los días sin pensarlo dos veces puede ser aclamado como un clásico del diseño? El Museo Suizo del Diseño de Zúrich así lo cree, por lo que montó una exposición sobre los Ferrocarriles Federales Suizos (FFS).

Las personas que viajan en tren por Suiza observan sin duda los numerosos relojes de las estaciones. Aunados al conjunto de pictogramas en colores primarios sutilmente matizados, esos verdaderos símbolos de las centrales se combinan para crear un método simple pero explícito para ayudar a la gente a desplazarse por la red ferroviaria del país.

Aunque se registren quejas de sus usuarios, los suizos se enorgullecen de la puntualidad de sus trenes.

En un principio se pensó mucho en la forma de lograr esa exactitud. El modelo del reloj de las estaciones fue diseñado por el empleado e ingeniero  Hans Hilfiker en 1944. Como los horarios se programan por minutos (y no por segundos), incorporó un mecanismo específico para asegurar que todos los trenes en Suiza salieran exactamente a la hora fijada:

El reloj principal de los FSS en Zúrich marcaba la hora enviando un impulso cada minuto, lo que permitía sincronizar las manecillas de los segundos de todos los relojes de las estaciones del país. Por este motivo, el segundero rojo -que recuerda a la “paleta roja” que utilizan los jefes de estación para indicar la salida de los trenes- solamente tarda 58,5 segundos en completar el recorrido y se detiene durante 1,5 segundos cuando llega a las 12, antes de reanudar su movimiento.

Diseño a gran escala

La empresa ferroviaria federal suiza es uno de los mayores promotores inmobiliarios del país: cada año invierte una media de 550 millones de francos (558 millones de dólares) en el diseño y desarrollo de estaciones y zonas urbanas. “Por supuesto, la buena arquitectura es parte de la implementación. Por ello, los FFS organizan concursos de arquitectura. El objetivo no es solamente construir edificios de alta calidad que funcionen durante décadas, sino crear un valor añadido”, precisa Reto Schärli, portavoz de la empresa, a swissinfo.ch. “Importantes arquitectos construyeron estaciones en el siglo XIX. Por ejemplo, Jakob Friedrich Wanner, la estación central de Zúrich. En la segunda mitad del siglo XX, Max Vogt dio forma a muchos edificios de los FFS con su claro lenguaje formal”.

En tiempos más recientes, arquitectos de renombre mundial como Herzog & de MeuronEnlace externo y Santiago CalatravaEnlace externo han creado sus propios diseños. Sin embargo, el auge de las inversiones en áreas propiedad de los Ferrocarriles Federales no siempre ha sido bien recibido. Los cambios a gran escala en una zona cercana a la estación central de Zúrich provocaron reclamaciones de gentrificación indeseada, ya que los pisos de lujo llenaban un edificio de gran altura que flanqueaba las líneas del tren.

Debido a que el ferrocarril ocupa un lugar tan destacado en la cultura suiza, en los años 90 el Gobierno decidió que la bandera nacional suiza debía tener exactamente el mismo color rojo que el fondo de la flecha doble y el logotipo de la cruz suiza, que aparece en los laterales de las locomotoras y en las estaciones de tren. Los diseños de los FFS han ganado diversos premios a lo largo de los años, como el Brunel AwardEnlace externo en diversas categorías.

El Museo Suizo del Diseño, situado en Zúrich, sede de la estación de tren más concurrida del país, quiere lograr que la gente preste atención a los diseños que han resistido la prueba del tiempo.

Exposición

El Museo Suizo del Diseño (Museum für Gestaltung), en Zúrich, muestra fotos y dibujos de diseños arquitectónicos e industriales, así como carteles e instalaciones de video de los Ferrocarriles Federales Suizos. La exposición estará abierta hasta el 5 de enero de 2020.

Fin del recuadro

Neuer Inhalt

Horizontal Line


Instagram

Síganos en Instagram

Síganos en Instagram

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes