Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

'Zytglogge' marcha con el tiempo

El reloj astrológico es una de las atracciones en la fachada este de la torre.

(swissinfo.ch)

Visitar la torre 'Zytglogge' para ver girar el gallo, los bufones y los osos danzarines -4 minutos antes de cada hora en punto-, es ineludible en el paseo turístico.

El inconfundible reloj en Berna cumple 600 años en este mes y swissinfo aprovecha la ocasión para ver el mecanismo que marca el tic tac de 'Zytglogge' (Torre del reloj).

Desde la ventana este de la torre, poco antes de la hora en punto, veo abajo, en la calle, pequeños grupos de turistas que esperan el comienzo del espectáculo más antiguo de la ciudad.

La historia de la Torre del Reloj y el complicado mecanismo de relojería en su interior no sólo muestran momentos fugaces de figuras que giran y carillones que suenan, sino que dan algo en qué pensar.

En la parte superior de la torre está la campana de 1,4 toneladas que da nombre a la estructura (Zytglogge en suizo alemán significa campana del tiempo). La que nos ocupa lleva grabados el mes y el año de su montaje -octubre 1405-, o sea que desde hace 600 años viene repicando cada hora.

El año 1405 tiene una connotación especial para Berna. En vez de la vieja ciudad de madera que fuera devorada por un incendio se dio paso entonces a un enorme proyecto de reconstrucción sobre arenisca. El resultado es el casco viejo que hoy conocemos.

Lecciones de tiempo

Christine Mosimann, nuestra guía de la Oficina de Turismo de Berna, incluye una breve historia sobre cómo se mide el tiempo en la torre 'Zytglogge' sin omitir los misterios del reloj astrológico situado en la parte este de la torre.

"El dial mayor externo mide las 24 horas del día, la estrella señala el mes y la fecha. Octubre del siglo XV fue llamado 'Weinmonat', el mes del vino", explica.

"Los paneles oscuros que están detrás indican la salida y la puesta del sol, mientras que el otro puntero marca el signo zodiacal correspondiente. También cuenta con un puntero para mostrar los estados de la luna".

Los relojes mecánicos del siglo XV eran los ordenadores de su época, novedosas piezas de una maquinaria que transformó el modo de vida de las personas.

El reloj de 24 horas fue desarrollado en el siglo XIV y su importancia gradual en Europa es casi coincidente con el periodo de reconstrucción de Berna.

Los primeros relojes públicos en Europa aparecieron en la segunda mitad del siglo XIV. El primero en Suiza fue instalado en Zúrich, en 1368.

Diseño complejo

El actual mecanismo de relojería de la torre de 'Zytglogge' remplazó en 1530 al artilugio original.

Es una fascinante pieza de maquinaria compuesta de ruedas de hierro engranadas, cuerdas, palancas y botones. El impecable mecanismo zumba, hace clic, clac y gira constantemente al ritmo establecido por un péndulo gigante.

El ímpetu del reloj nace por el descenso gradual de las columnas colgadas de cuerdas largas en el edificio de tres pisos de la torre.

"El péndulo fue añadido más tarde al mecanismo y fue un verdadero reto integrarlo", señala Mosimann.

"Los costosos especialistas encargados del trabajo no consiguieron hacerlo sino hasta después de que un agricultor local resolviera el problema, a comienzos del siglo XVIII".

Los cables que unen los componentes del mecanismo ponen en movimiento las figuras y controlan el reloj astrológico. Dentro de la torre se puede ver cómo actúa cada uno de ellos para el espectáculo admirado desde el exterior.

Historia adusta

La torre de defensa en el sitio de 'Zytglogge' fue erigida a finales del siglo XII para proteger la parte occidental del pueblo, pero luego se vio sobrepasada por el desarrollo de la ciudad. En 1405 estaba enclavada en el centro del pueblo.

"La torre comenzó siendo una torre de defensa, más tarde fue usada como prisión de mujeres", explica Mosimann. "Las denominadas 'Pfaffendirnen' (prostitutas de sacerdotes) que eran condenadas por tener relaciones sexuales con sacerdotes o monjes eran encerradas aquí".

"Eso (esa actividad) estaba estrictamente prohibido y era castigada con severidad. Muchas de ellas murieron en la torre", añade.

La vista desde la torre hacia el este enfoca a la ciudad vieja, a la que sigue como la planificara Berchtold V de Zähringen con la protección del Río Aar en tres costados. En un día claro se puede apreciar los Alpes en la lejanía.

Las contraventanas de madera en la ventana oeste dan a la calle Marktgasse y muestran el resto del casco viejo de Berna, y a los habitantes que se dirigen a sus negocios mientras 'Zytglogge' no deja de resonar a cada hora en punto.

swissinfo, Clare O'Dea
Traducción y adaptación: Juan Espinoza

Datos clave

'Zytglogge' (Torre de la campana, pero más conocida como Torre del Reloj) data de 1405.
Cuatro minutos antes de cada hora, las figuras incorporadas en la parte este de la torre del reloj, del siglo XVI, adquieren vida.
En este mes de octubre se realizan recorridos diarios especiales para los niños. Son a las 14:30 y cuestan 9 francos para adultos y 4,50 francos para los niños. Las explicaciones son dadas en varios idiomas bajo el auspicio de la Oficina de Turismo de Berna.

Fin del recuadro


Enlaces

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

×