Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

10.000 manifestantes deploran la situación de Swissair

Miles de manifestantes exigen un plan de salvamento para Swissair.

(Keystone)

Unos 10.000 trabajadores de esa empresa aérea se manifestaron este miércoles frente a la sede de la compañía en Zúrich en respuesta a una convocatoria sindical contra los bancos suizos considerados responsables de la debacle sin precedentes de la firma.

"Queremos acciones, no bellas palabras", "Swissar, nos preocupas", proclamaban las banderolas agitadas por los encolerizados manifestantes.

Los sindicatos Aeropers (de personal de cabina), PUSH (Personal Union Swissair Holding), personal de tierra y SSP/VPOD (servicios públicos) llamaron a la protesta que tuvo una respuesta inesperada.

Miles de personas acudieron a Zúrich para hacer patente su malestar. A los empleados de los diversos sectores de la compañía aérea, se unieron numerosos simpatizantes que portaban vestimentas con los colores de Swissair.

En medio de la multitud, Richard Dunkel, presidente del PUSH, confirmó que la convocatoria tuvo una respuesta superior a la prevista.

En su opinión, la cólera de los contestatarios estaba dirigida a los bancos. "No creo que la gente esté molesta por el mandato de Mario Corti (patrón del Swissair Group). La mayor parte están verdaderamente enojados con los bancos".

Una cólera que se manifestó en las frases de las banderolas. "No solamente existe el dinero, también los seres humanos", o, en forma más explícita "UBS+CS = mafia". Algunos reclamos estuvieron dirigidos a los políticos: "Señores ministros, queremos acciones, no bellas palabras".

Entre los manifestantes circuló una solicitud que será entregada al gobierno de Berna y que exige la instrumentación de un plan de salvamento para el Swissair Group. El texto se pronuncia también porque los responsables de la catástrofe en la línea érea rindan cuentas ante la justicia.

"Nos gustaría volar, pero no tenemos derecho a hacerlo, los bancos no nos dieron el dinero prometido, no estamos molestos con Swissair, sino con los bancos", declaró Marc Graf, un piloto de la aerolínea.

Los manifestantes fustigaron también a Marcel Ospel, presidente del UBS, la primera institución bancaria suiza que, junto con Credit Suisse (que le sigue en importancia), se comprometió en el plan de salvamento parcial de Swissair el lunes pasado (01.10). "Sr. Ospel, nosotros también habríamos querido volar", indicaba una pancarta.

El martes (02.10) la dirección del UBS indicó que Ospel no estaba disponible puesto que "sobrevolaba alguna parte del océano".

Todo el tráfico de Swissair está paralizado desde el mediodía del martes, ya que los bancos no depositaron con la rapidez que se requería el dinero necesario para el pago de los abastecedores.

Protestas también en Ginebra

En horas de la mañana una treintena de pilotos de Swissair se manifestó en el corredor de salidas del aeropuerto de Ginebra-Cointrin. La impotencia y la tristeza se leían en sus rostros. "Este asunto da la impresión de un complot", confió uno de ellos. "Hay que buscar a quién beneficia el crimen", añadió. Es un 'putsch' al que acabamos de asistir, añadió otro.

Los pilotos no quisieron señalar por su nombre a los responsables, pero no ocultaron su molestia hacia ciertas personas. "Ahora, sólo Mario Corti tiene todavía toda nuestra confianza", declaró un piloto para añadir que el presidente "fue embarcado en este asunto cuando ya todo estaba perdido".

La solución Crossair no despierta muchas ilusiones entre el personal de navegación de Swissair. Las condiciones de trabajo son inferiores y la compañía de Basilea no quiere a un cuerpo de pilotos distinto al suyo, subrayó un manifestante. "Es una catástrofe social, puesto que van a desaparecer miles de empleos", sentenció.

Los sindicatos convocaron a una protesta mayor para este jueves (04.10) frente a la sede del Credit Suisse Group en Ginebra.

En Berna, muestras de solidaridad

Un centenar de sindicalistas se reunieron frente a las sedes del UBS y del Credit Suisse en Berna, como muestra de solidaridad con los trabajadores de Swissair.

El sindicato de empleados de la industria y la construcción estimó que la catástrofe en la compañía aérea es el resultado de un acto de sabotaje de las instituciones bancarias. "Los bancos se llevan los buenos pedazos y ponen el resto en quiebra", destacó la organización en un comunicado.

Diversos oradores fustigaron "la irresponsabilidad y la frialdad" de los bancos. En una pancarta se leía "UBS = Unión de Bandidos de Suiza". Alexander Tschäppät, legislador socialista, declaró que el mundo político "vaciló demasiado tiempo" y se sometió a los empresarios suizos que "sin vergüenza abusaron de su poder".

swissinfo y agencias

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes









Teaser Longform The citizens' meeting

«ALZATE LE MANI PER IL MIO COMUNE!»

The citizens' meeting