Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

2008, del júbilo al pesimismo en materia económica

Tras los festejos navideños, los suizos se preparan para un 2009 en recesión.

(Keystone)

El año inició con la cosecha de cifras históricas para Suiza, una trayectoria que cambió radicalmente en los meses siguientes.

Hoy, todos los sectores han sentido el impacto de la crisis y el 2009 se perfila como un año complejo.

El 2008 marcará un "antes" y un "después" para la economía suiza.

Como en el resto del mundo, será un año de contrastes que arrancó con el pie derecho, en el caso helvético con datos históricos de facturación y comercio, y llegó al mes de diciembre con el oscuro presagio de una recesión económica que podría asemejarse a la de 1929.

El sector financiero fue el punto de partida, los cinco continentes lo saben. Sin embargo, en Suiza, no todos los sectores se vieron afectados de la misma forma.

De hecho, durante el primer semestre, los expertos económicos de la Secretaría de Estado de Economía (Seco), del banco central y de entidades académicos como KOF, pensaron que Suiza saldría casi ilesa de la coyuntura. No fue así. ¿Cuál es el balance del año para la economía real?

Inicio récord

Como se citó, Suiza inició el 2008 con datos récord. Uno de ellos, en materia de desempleo, en enero sólo 2,8% de las personas en edad y deseo de trabajar estaban fuera del mercado productivo, según informó la Seco. Era el mejor dato desde el 2005 y una tasa de desempleo muy cercana al célebre 2,5% del 2002.

Puesto en cifras de la realidad cotidiana, Suiza fue capaz de generar 20.000 empleos en 2007 y lo festejaba por todo lo alto.

Actividades como el sector del turismo y el esquí reportaron cifras extraordinarias durante enero y febrero.

Actividades como la biotecnología confirmaba que Suiza fortalecía su potencial en la materia al ser el único país con 137 empresas activas dedicadas al desarrollo y a la investigación biotecnológica.

En marzo, Suiza festejaba su competitividad.

Concretamente, el Reporte de la Competitividad en Viajes y Turismo elaborado en 2008 por el World Economic Forum (WEF) colocaba a Suiza como el país más competitivo en términos turísticos del mundo.

Por encima de Austria, Alemania, Australia y España, que le seguían en una lista de 130 naciones.

Thea Chiesa, experta en la materia del WEF, afirmó entonces que la frecuentación turística dependía de la calidad y los atractivos naturales de cada nación, pero sobre todo del interés de los gobiernos y empresarios para atraer turistas y respetar el medioambiente. Y Suiza estaba a la cabeza en la materia".

Cambio de tendencia

Abril marcó el punto de inflexión entre el optimismo y las primeras reservas. Nadie era pesimista, pero sí cauto.

El 01.04, los expertos de la Confederación Helvética afirmaron que la economía suiza perdía ritmo, pese a lo cual mantuvieron sus pronósticos para el 2008, pero revisaron a la baja los del 2009.

EL PIB crecería 1,9% en 2008 y sólo 1,5% en 2009, en lugar del 1,7% que habían estimado originalmente.

La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), por su parte, también corrigió a la baja sus pronósticos. La economía helvética crecería sólo 1,4% en 2009, muy debajo del 2% previsto en el invierno previo.

"Suiza no podrá evitar la repercusión negativa de la crisis financiera, pero sus fundamentos son fuertes", coincidieron Seco y la OCDE.

Para entonces, el banco UBS había reconocido ya pérdidas superiores a los 11.500 millones de francos suizos como resultado de su tenencia de subprimes –créditos hipotecarios estadounidenses de alto riesgo- y el segundo banco en importancia en Suiza, el Credit Suisse hablaba de un agujero de 1.300 millones de francos suizos.

Evolución sectorial

Contra toda expectativa, el campo fue uno de los sectores con mejor desempeño durante el presente año.

La Unión Suiza de Campesinos (USC) confirmó durante el tercer trimestre del año que la producción total del sector agrícola totalizará 10.900 millones de francos suizos a lo largo del 2008, lo que implica un repunte de 2,6% con respecto al año previo.

Sin embargo, el ingreso neto de las pequeñas empresas agrícolas retrocedió 3% para totalizar 2.831 millones de francos, lo que hace del agro una actividad cada vez menos rentable.

El sector relojero, fiel termómetro de lo que sucede con la economía mundial ya que 85% de su producción se dedica a la exportación, reflejó a partir de agosto una fuerte desaceleración.

Asia representa actualmente 60% de la demanda de relojes suizos y países como Japón, siempre cauto, frenaron en seco la demanda de productos de lujo.

Mercados como Hong Kong o China siguen creciendo, pero a mitad de ritmo con respecto a los 10-12% de evolución anual de los tres años previos.

El turismo también reflejó la desaceleración. En octubre, BAK Basel Economics reveló que tras tres años de grandes resultados, el verano 2008 había sido modesto y la demanda de servicios para el invierno retrocedería 1,6% Auguró también que la actividad turística decrecerá 3% en 2009.

Un cierre difícil

En noviembre, sectores discretos pero vitales para la economía suiza como los productores de piezas para automóviles dejaron claro que la crisis también había afectado su perspectiva.

Grupos como Nexis Fibers o Feintool, encargadas de la fabricación de las computadoras y piezas de precisión que requieren los autos para operar su sistema eléctrico, de temperatura y movilidad de vidrios, afirmaron que Suiza y Alemania, sus principales consumidores, habían reducido sensiblemente su demanda.

Y tras un siglo de operaciones, gigantes como Nexis Fibers anunciaban estar a borde de la bancarrota.

Swissmem, organismo que representa al sector de la maquinaria en Suiza, aseguró que los productores de equipos de producción textil y los proveedores de piezas para autos serían los más afectados por la crisis en 2009.

Y finalmente, el 22.12, el Banco Nacional de Suiza (BNS), la Seco y centros de investigación como KOF, confirmaron lo que nadie quería escuchar. Tras corregir expectativas en junio y luego en septiembre, en diciembre han pronosticado que Suiza caerá en recesión en el 2009.

swissinfo, Andrea Ornelas

Contexto

La economía suiza se caracteriza por estar basada esencialmente en sistemas de producción de alto valor agregado y con mano de obra cualificada.

Además del sector financiero, en la llamada "economía real", las actividades más destacadas son la química, farmacéutica, biotecnología, industria de la maquinaria y la actividad relojera.

Suiza posee una economía altamente exportadora (en promedio, 70% de su producción en todos los sectores), con lo que una recesión internacional afecta inmediatamente la evolución de sus empresas.

Fin del recuadro

Datos clave

Las principales previsiones para la evolución del PIB en 2009 son:
KOF +0,3%
BNS -0,5%
Seco -0,8%

Para el desempleo...
KOF 2,8% de la población activa
BNS 3,5%
Seco 3,7%

Pese a la crisis, los 10 países más competitivos en materia turística son: Suiza, Austria, Alemania, Australia, España, Reino Unido, EEUU, Suecia, Canadá y Francia.

Fin del recuadro


Enlaces

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

×