Navigation

Skiplink navigation

300 millones para las víctimas del Holocausto

Los primeros pagos simbólicos entregados a un grupo de judíos en Rusia, en julio de 1999. Informe final de la administración del fondo

El Fondo especial suizo para las víctimas de la época Nazi concluye su tarea de entregar modestos fondos a 300.000 personas.

Este contenido fue publicado el 02 mayo 2002 - 15:35

Rolf Bloch, presidente del Fondo suizo para las víctimas del Holocausto, presentó este jueves (02.05) su informe final: 312.000 sobrevivientes han recibido cerca de 295 millones de francos en los cinco años de la labor de este organismo.

Los beneficiarios son esencialmente sobrevivientes judíos (255.078). El resto, antiguos detenidos en campos de concentración, perseguidos por motivos políticos y miembros de las comunidades Roma, Sinti y Jenish.

En promedio se distribuyó a cada persona una suma inferior a los 1.000 francos, un gesto modesto que, según indicó el presidente del Fondo, significó mucho para los receptores, al serles reconocido su sufrimiento durante la época Nazi.

Cómo prueba de los frutos positivos de la acción se encuentran las numerosas letras de agradecimiento que el Fondo recibió, en las que se descubre que frecuentemente este dinero pudo permitir la compra de medicamentos o vestimenta.

Acto simbólico

Este gesto no tiene nada que ver con una reparación, pero simboliza la comprensión y solidaridad helvéticas hacia las víctimas del Holocausto, aún en vida, que se encuentran en difíciles condiciones económicas, precisa Bloch.

El informe propiamente dicho, publicado este jueves, se completa con un segundo volumen. Aclara el contexto histórico y presenta testimonios personales y fotografías, convirtiéndose en una aportación de valor histórico.

Un papel pionero

El trabajo del Fondo permitió por primera vez reconocer a las víctimas del Holocausto y sirvió de base para incentivar otras iniciativas en ese sentido, además de reforzar las organizaciones de víctimas y la colaboración entre ellas, subrayó Bloch.

El Fondo fue creado por el Consejo Federal helvético en febrero de 1997, en pleno escándalo de los haberes no reclamados en tiempos del Holocausto. Actualmente la situación es mucho menos tensa que en ese tiempo, debido en parte al acuerdo global alcanzado en 1998 entre las organizaciones judías y los grandes bancos suizos.

Justamente este Fondo suizo para las víctimas del Holocausto fue financiado por bancos helvéticos, otras empresas suizas y el Banco Nacional. Tras concluir su misión este organismo será disuelto el próximo 31 de julio.

swissinfo y agencias

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo