Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

80 años del Colegio Suizo de Santiago “El reto: encontrar el modelo educativo del siglo XXI”

Cortesía: CSS

Oliver Bär, director del CSS, durante uno de los eventos para celebrar el aniversario de la institución académica suiza en Santiago.

(Cortesía: CSS)

Fundado por familias suizas en Chile, el Colegio Suizo de Santiago (CSS) escribe ocho décadas de historia. Su esencia es una educación pragmática en donde el profesor guía al alumno para descubrir el mundo. Un modelo exitoso que, no obstante, precisa cambios para adecuarse a las necesidades el nuevo milenio, afirma Oliver Bär, director del CSS. Entrevista*.

swissinfo.ch: El Colegio Suizo de Santiago fue fundado en 1939, año en el que estalló la Segunda Guerra Mundial. Y fue creado gracias a la iniciativa de familias suizas como los Dünner, Isliker o Bittig. ¿Quién aportó los fondos que permitieron su constitución?

Oliver Bär: No sabemos mucho al respecto, pero sí tenemos claro que no hubo aportaciones de Suiza o de los cantones en los primeros años. Fueron más bien fondos privados los que dieron vida al colegio, cuyas operaciones iniciaron en los jardines del llamado Club Sportivo Suizo.

Niños frente a una escuela en una imagen antigua

El CSS en sus primeros años de operación.

(Cortesía: CSS)

swissinfo.ch: La historia del CSSEnlace externo narra que había siete alumnos inicialmente, ¿cuántos hay en la actualidad? ¿Quién fue el director fundador?

O.B.: Era una estructura muy sencilla, en aquel periodo Alfred Zürcher fue el primer profesor, que después se convirtió en director. Hoy, hay 67 profesores y 640 alumnos en nuestro colegio.

swissinfo.ch: El CSS tiene una tradición interesante: celebra la llamada Semana del Trabajo al Aire Libre. ¿En qué consiste exactamente?

OB: Tiene lugar en abril y durante la misma, los alumnos del noveno grado interactúan con otro colegio, generalmente rural, en donde fungen como tutores de otros chicos. Durante muchos años este encuentro se ha realizado con la escuela de Quinchamalí (pequeño poblado de la ciudad de Chillán). El año pasado no fue así, pero fue algo excepcional, la idea es seguirlo haciendo con el colegio mencionado.

swissinfo.ch: El CSS está vinculado a Basilea Campiña, ¿de qué maneras está recibiendo apoyo de este cantón actualmente?

O.B.: La relación se materializa a través de diversos canales. Concretamente, recibimos material escolar directamente desde Suiza. Somos el único colegio suizo en América Latina que goza de este beneficio.

Por otra parte, hay representantes de Suiza designados por el gobierno de Basilea Campiña que nos ayudan en temas pedagógicos y en el reclutamiento de nuevos profesores.

swissinfo.ch: La educación suiza es muy diferente a la de otros países. Sin embargo, cada colegio suizo en el extranjero tiene una interpretación propia de en qué consiste esta unicidad. En su opinión, ¿qué aporta concretamente el sistema educativo suizo al mundo?

O.B.: Algo muy valioso en la educación suiza es que está totalmente basada en la práctica. Los profesores no les dicen a los alumnos cómo es el mundo; los alumnos trabajan activamente para aprenderlo. Por ejemplo, van a campamentos en donde aprenden a cocinar, a coser, a limpiar, en los que suben montañas y duermen en carpas. Se trata de un trabajo educativo integral y que va más allá de lo puramente académico.

swissinfo.ch: ¿De qué manera se transmite el swissness desde el extranjero?

O.B.: Creo que la mejor forma de hacerlo es trayendo profesores suizos. Nosotros tenemos 23 en nuestro colegio. Ellos conocen bien estos valores y los enseñan a los alumnos a través de acciones, por ejemplo, al hornear pan, al separar la basura (para el reciclaje), al realizar campamentos. Los alumnos aprenden a hablar, a debatir, a escuchar, a conversar.

Imagen de Cassis

El Ministro de Asuntos Exteriores de Suiza, Ignazio Cassis, asistió en abril a una ceremonia realizada para celebrar los 80 años del Colegio Suizo de Santiago 

(Cortesía: CSS)

swissinfo.ch: ¿Cuál es el balance que usted hace sobre los 80 años del colegio? ¿Cómo se encuentra la escuela en este momento?

O.B.: Nos encontramos en una situación muy agradable. Hay muchas familias que quieren integrarse al colegio. Tenemos un gran respaldo por parte de Suiza y esto es vital.

Me preocupa un poco, sí, que cada año hay menos profesores suizos dispuestos a venir a trabajar por periodos largos, es decir, al menos tres años. Pasa también en otros países de Latinoamérica en donde hay colegios suizos.

swissinfo.ch: ¿Se terminó el espíritu aventurero de los jóvenes profesores suizos?

O.B.: Personalmente, pienso que hay pocos profesores en el mercado y hay mucho trabajo en Suiza para ellos. Por otra parte, creo que los jóvenes suizos comienzan a viajar al extranjero mucho antes que las generaciones previas.

A los 28 o 30 años, tenemos profesores jóvenes que ya han recorrido el mundo. Antes era difícil salir del país, era un sueño, había que ahorrar mucho dinero para ello. Hoy, los jóvenes de 20 años ya pueden viajar a cualquier sitio.

swissinfo.ch: Los logros del CSS en 80 años son claros. ¿Cuáles son los retos de cara al futuro?

O.B.: Nuestro reto fundamental es encontrar el modelo educativo del siglo XXI. En gran medida, aún enseñamos como se hacía hace 30 o 40 años. Hay clases de 45 minutos con profesores que enseñan a sus alumnos. Es un modelo antiguo.

Por ejemplo, la integración de la informática a las clases, la interdisciplinariedad, las evaluaciones con base en las competencias de los alumnos, todo ello requiere un cambio estructural. Pocos colegios lo están haciendo en este momento, pero algunos ya comenzaron, como el Colegio Suizo de México. Para nosotros, actualmente, es un desafío en el que queremos trabajar.

swissinfo.ch: ¿Qué actividades y eventos planea el colegio para celebrar el 80º aniversario?

O.B.: Se publicó un libro llamado “Memoria del Colegio Suizo de Santiago: 80 años”. Y en agosto, con motivo de la fiesta nacional de Suiza, se festejará también el aniversario con un gran encuentro para toda la comunidad helvética en Santiago. Esta reunión tiene todo el respaldo de la Embajada, como coorganizadora.

Por otra parte, habrá también actividades como la presentación de una serie de películas en el colegio.  Y el pasado 24 de abril tuvo lugar una semana de actividades en la que nos visitaron autoridades de Basilea Campiña, de educationsuisseEnlace externo (entidad que aglutina a los 18 colegios suizos en el extranjero), de la Oficina de Cultura Suiza y estuvo presente también el ministro de Asuntos Exteriores de Suiza, Ignazio Cassis. Un encuentro que convocó a 500 personas para celebrar el aniversario del CSS y la inauguración de su gimnasio.

swissinfo.ch: Para ser totalmente objetivos con el balance del octogésimo aniversario del CSS hay que hablar también sobre su situación laboral actual. La prensa chilena ha publicado recientemente un artículo en el que habla de presuntos casos de estrés y acoso laboral, así como del despido injustificado de dos profesoras. ¿Cuál es la posición del colegio a ese respecto?

O.B.: El colegio suizo es familiar, la gente no es un número. Se tejen sólidos lazos entre las personas y cuando alguien es despedido, claramente, puede haber desacuerdo. Mucha gente no entendió la decisión del colegio.

La profesora puede expresar sus opiniones con libertad, pero nosotros como colegio no tenemos permitido hablar al respecto. Esta limitación evita que podamos dar más detalles. Pero puedo expresar con toda confianza que las autoridades suizas respaldan las decisiones que tomamos en términos laborales (no renovar el contrato de una profesora de biología y despedir a una docente de alemán).

Y sobre todo, que siempre nos aseguramos de hacer las cosas correctamente y respetando todos los estándares de Suiza.

Principios y valores del CSS

De acuerdo con el Proyecto Educativo Institucional del Colegio Suizo de SantiagoEnlace externo, éste se concibe como una institución laica que desarrolla valores humanos universales y con altas exigencias académicas.

El CSS es también un vínculo cultural entre Suiza y Chile que busca aprovechar al máximo el encuentro entre países, culturas, tradiciones y costumbres distintas. Pone énfasis en la identificación con un concepto de educación multicultural y multilingüe.

Fin del recuadro

* Esta entrevista fue realizada el pasado mes de mayo

Neuer Inhalt

Horizontal Line


Instagram

Síganos en Instagram

Sus preguntas inspiran nuestros artículos

Sus preguntas inspiran nuestros artículos

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes