Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

A la espera de un órgano nacional de DDHH

Las ONG suizas reclaman la creación de una Comisión nacional para los derechos humanos.

(Keystone)

Suiza luchó por la creación del Consejo de Derechos Humanos de la ONU; sin embargo, carece de un órgano semejante a escala nacional.

En la búsqueda de una solución política aceptable, las ONG temen que haya que esperar tres años más para que una institución nacional vea la luz del día.

El proyecto fue evocado una primera vez hace ya cinco años bajo la forma de una iniciativa parlamentaria que establecía la creación de una comisión federal consagrada a los derechos humanos.

La idea fue aceptada por la Cámara de diputados (Consejo nacional) en junio del 2003, y el Ministerio de Exteriores impartió instrucciones para examinar las opciones.

Desde entonces no ha pasado nada; aún cuando el Ministerio de Exteriores ha reiterado en los meses recientes que las deliberaciones se encuentran en una etapa avanzada.

"La preparación del informe toma un tiempo increíble y no hemos podido encontrar una solución", señaló a swissinfo, Daniel Bolomey, secretario general de la sección suiza de Amnistía Internacional.

Decepción

"Estamos decepcionados de que tome tanto tiempo, pero entendemos las dificultades. Necesitamos tener un modelo que pueda obtener el apoyo de la mayoría de los parlamentarios".

De acuerdo con Amnistía, Suiza es uno de los pocos países europeos carentes de un cuerpo nacional para el monitoreo de los derechos humanos.

Bolomey, quien destacó que ha abordado ese tema con la titular de Exteriores, Micheline Calmy-Rey, admite que es poco probable que las cosas avancen rápidamente "por múltiples razones".

Cualquier propuesta tiene que ser clarificada por el gabinete primero y luego ser sometida al Parlamento. De ahí la estimación de Amnistía en el sentido de que tomaría dos o tres años más.

En noviembre pasado, las ONG ejercieron presión al presentar su propuesta para un organismo de control de los derechos humanos totalmente independiente del gobierno.

La medida se produjo tras la publicación en junio de un informe del Comisionado del Consejo de Europa para los Derechos Humanos, Álvaro Gil-Robles, que recomendaba la creación de una institución nacional independiente para los derechos humanos en Suiza.

Diversas propuestas han sido sometidas a consideración. Entre ellas la de una comisión federal de derechos humanos, el proyecto presentado por las ONG en noviembre, y la idea de fortalecer las sinergias existentes entre las comisiones federales de extranjería, equidad y racismo.

En caso de que la última opción fuera la adecuada, un asunto queda pendiente: Durante una visita a Suiza en enero, el relator especial de la ONU en materia de racismo, Doudou Diène, destacó que los organismos existentes de monitoreo carecían de medios y de autoridad para enfrentar al racismo, la discriminación y la xenofobia.

Independencia

La Comisión Federal contra el Racismo (FCR) se pronunció por la creación de otra comisión federal, vinculada y financiada por el Estado, pero con una forma de operar independiente.

"Creemos que es responsabilidad del Estado promover la cultura de los derechos humanos en Suiza como parte de sus responsabilidades legales y de sus obligaciones internacionales", destacó Böel Sambuc, vicepresidente del FCR, a swissinfo.

Sambuc lamentó el hecho de que el proceso llevara tanto tiempo. Manifestó su decepción sobre el hecho de que Suiza, que apoya de una manera tan enérgica al Consejo de Derechos Humanos en la ONU, no aplique el mismo vigor en casa.

Carine Carey, portavoz del Ministerio suizo de Exteriores, indicó que en breve será sometida al gabinete una propuesta para establecer un grupo que examine las bases legales para una institución nacional de derechos humanos.

Declinó dar mayores precisiones al respecto, pero señaló que el Ministerio de Exteriores había visto la propuesta publicada por la ONG en noviembre, a la que calificó de "opción interesante".

"Seguramente será tomada en consideración como parte del proceso para el establecimiento de una institución nacional de derechos humanos", dijo.

swissinfo, Adam Beaumont, Ginebra
(Traducción, Marcela Águila Rubín)

Contexto

La Conferencia Mundial sobre Derechos Humanos celebrada en 1993, en Viena, recomendó que las naciones establecieran instituciones para la protección y la promoción de los derechos humanos. Suiza se comprometió a hacerlo.

En el 2000, ONG suizas establecieron un grupo de trabajo para presionar la creación de una institución nacional de derechos humanos.

En diciembre del 2001 dos parlamentarios -Vreni Müller Hemmi y Eugen David- propusieron la creación de una comisión federal de los derechos humanos para monitorear la situación en Suiza y asegurar que el país cumpliera con las normas internacionales.

Fin del recuadro

Datos clave

Suiza apoyó la creación del Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas.

Ese organismo sustituirá a la Comisión de Derechos Humanos, que ha sido ampliamente criticada por permitir que Estados que violan esas garantías, escapen a las sanciones.

Fin del recuadro


Enlaces

×