Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Abacha: congelan fondos

Parte de los fondos de los Abacha estarían en el UBS.

(swissinfo.ch)

El UBS bloqueó 60 millones de dólares presuntamente vinculados con los Abacha. Suiza ha congelado 675 millones de dólares durante su investigación sobre el caso.

"En el marco de sus controles internos, el UBS identificó en una sucursal de Zúrich una relación de negocios que ya no permite excluir un posible nexo con la familia del fallecido ex dictador nigeriano (Sani Abacha)", informó este miércoles el banco, en un comunicado.

La primera institución bancaria suiza transmitió sus sospechas a la Oficina de comunicación en materia de blanqueo de dinero y a la Comisión Federal de Bancos, que abrió una investigación sobre el caso.

La portavoz de esta última, Tanja Kocher, precisó que las pesquisas determinarán si el UBS adoptó las medidas de seguridad necesarias durante la apertura de la cuenta, así como las razones del tardío descubrimiento bancario de la existencia de dinero sospechoso.

En las ciudades suizas de Ginebra y Zúrich, 80 millones de dólares han sido bloqueados en el marco de una asistencia judicial en torno al desvío de fondos públicos bajo el régimen de Abacha. En el marco del mismo caso, el despacho de jueces de instrucción de Ginebra ordenó el bloqueo de 535 millones de dólares en el curso de una encuesta penal por lavado de dinero.

Un cliente bien reputado

El UBS explicó que en 1996 un antiguo y reputado cliente británico, con domicilio en Londres, fundó una sociedad con la participación financiera de dos nigerianos a los que deslindó de cualquier vínculo político.

En los años siguientes la cuenta bancaria recibió diversos depósitos de bancos internacionales. Con sus fondos se efectuaron además dos transferencias hacia bancos en el extranjero en 1999. El UBS no constató ninguna variación notable en la cuenta cuyo monto actual es de 60 millones de dólares, según establece el texto de la institución bancaria.

La distribución de ese total entre las diferentes partes se desconoce y la sociedad sólo está representada por el fundador, es decir, el antiguo cliente del UBS.

Una extraña coincidencia

A principios del año 2001 y merced a una concordancia con uno de los falsos nombres utilizados por uno de los hijos de Abacha, el banco estableció contacto con su cliente y le comunicó sus sospechas al tiempo que le solicitó mayores informaciones que éste se negó a proporcionar y que condujeron a la institución a establecer su propia investigación.

"SEgún las informaciones de que dispone, el banco no puede excluir que no se trate, al menos en parte, de fondos del hijo de Abacha", subraya el comunicado. Añade que a partir de esa conclusión procedió a congelar las cuentas en cuestión e hizo la denuncia ante las autoridades pertinentes.

El responsable del área de operaciones sospechosas del UBS, Hans-Peter Bauer, enfatizó que "la política del UBS es firme en ese punto: el banco quiere evitar ese género de relaciones dudosas en todas las circunstancias. Lamentamos entonces no haber podido evitar, desde el principio, una relación semejante y no haber podido descubrirla antes".

Funciona el autocontrol

La Asociación Suiza de Banqueros, por su parte, estableció una defensa de la plaza financiera suiza con el argumento de que el caso de Abacha pone de manifiesto el buen funcionamiento de los mecanismos de autocontrol de las instituciones concernidas.

Thomas Sutter, vocero de ese organismo, subrayó que el UBS ha cumplido con las disposiciones vigentes dado que después de haber agotado todas las sospechas, acumuló informaciones para denunciar el caso ante la Oficina de comunicación en materia de lavado de dinero.

"Dado que Suiza es una importante plaza financiera, lamentablemente es posible que algunos capitales ilegales se abran camino hacia ese país", añadió. En el caso de Abacha, será necesario establecer si se trata de lavado de dinero, advirtió.

Sani Abacha gobernó Nigeria de 1993 a 1998, período en el cual, de acuerdo con las autoridades actuales, sustrajo más de 4.000 millones de las arcas públicas.

swissinfo


Enlaces

×