Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Adolf Ogi encabeza una importante delegación a China

El ex presidente de Suiza, Max Petitpierre, durante su encuentro con Zhou Enlai, en 1973, en Pequín

(Keystone)

El presidente de la Confederación será recibido el miércoles por Jiang Zemin durante su visita de tres días a China. Una visita que marca el 50 aniversario de las relaciones diplomáticas entre los dos países.

Después de esta importante etapa de su gira viajará a Sydney para la ceremonia de apertura de los XXVII Juegos Olímpicos y realizará una escala en Singapur antes de su regreso a Suiza.

El presidente de la Confederación, quien es también ministro de Defensa, de la Protección a la Población y de Deportes, viaja acompañado por una delegación económica de 15 personas, entre ellas el secretario de Estado David Syz, así como representantes de los ministerios de Asuntos Exteriores y de Defensa.

A su llegada a la capital china, se entrevistará con el ministro de Defensa Chi Haotian. El presidente de la Confederación y la delegación helvética mantendrán encuentros con el primer ministro Zhu Rongli, quien ofrecerá un almuerzo en su honor.

El miércoles, antes de la ceremonia oficial del 50 aniversario de las relaciones diplomáticas entre ambos países, Adolf Ogi visitará una escuela de Pekín que mantiene relaciones de amistad con una escuela suiza de Interlaken. El presidente de la Confederación y la delegación serán recibidos después por el presidente chino Jiang Zemin.

Buenas de ordinario, las relaciones entre los dos países se enfriaron un tanto después de la reacción de malhumor de Jiang Zemin durante su visita a Berna en marzo de 1999. Las manifestaciones de tibetanos en el exilio, durante la visita del presidente chino a Suiza, habían irritado a Pekín. Los observadores temieron desde entonces algunas dificultades con ocasión de viajes de representantes del gobierno suizo a China.

Este temor no se concretizó durante la visita del ministro suizo de Economía, Pascal Couchepin a China, en noviembre de 1999. Sin embargo, la propuesta de Couchepin de organizar en Pekín un seminario sobre el tema de los derechos humanos quedó en la nada: los chinos quisieron concentrarse en la apertura económica.

El Ministerio suizo de Defensa recuerda que, el 14 de septiembre de 1950, Suiza fue uno de los primeros Estados occidentales, junto con Dinamarca, Suecia y Finlandia, en establecer relaciones diplomáticas con la joven República Popular de China. En ese contexto se inscribe esta visita de Adolf Ogi a Pekín, en donde tendrá lugar la celebración oficial del 50 aniversario, el miércoles.

Después, en Shangai, en el marco de una semana cultural y económica titulada "Suiza 2000 Shangai", se han previsto otras manifestaciones para marcar el jubileo. La delegación asistirá, en especial, a la representación de "La flauta encantada" de Mozart, interpretada por solistas de la ópera de Zurich, acompañados por coro y orquesta chinos.

El jueves, Adolf Ogi dejará China con destino a Australia. En Sydney representará al gobierno suizo en la ceremonia de apertura de los Juegos Olímpicos. También mantendrá contactos con varios ministros australianos.

El próximo sábado 16, el presidente de Suiza, que es también ministro de Deportes, visitará a los atletas suizos que participan en la olimpiada de verano. Al final de la jornada ofrecerá una recepción en el marco de la exposición del artista suizo Bernhard Luginbuehl, en Sydney.

Adolgo Ogi saldrá el 17 de septiembre con destino a Singapur, en donde se entrevistará con el presidente del país y con representantes de la colonia helvética. Después regresará a Suiza.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes