Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Varias mujeres esperan para votar en las elecciones generales en un colegio electoral de Daura, en Nigeria, el 28 de marzo de 2015

(afp_tickers)

Los mandatarios de África occidental estudian prohibir el uso del velo integral a las mujeres, ante la oleada de ataques suicidas, según el comunicado emitido al término de una cumbre regional este jueves.

Prohibir ese tipo de velos sería una medida sin precedentes en una región que cuenta con numerosos países de mayoría musulmana.

Los líderes de la región acordaron tomar "medidas apropiadas para prohibir vestir cualquier ropa que dificulte la identificación de las personas", durante la reunión en Abuya, explicó el presidente de la Comunidad Económica de los Estados de África Occidental (Cedeao), Kadre Desire Ouedraogo.

La República del Congo fue el primer país en prohibir el uso del velo integral en mayo. Luego lo hicieron Chad en junio, y Camerún y Níger adoptaron la medida en algunas de sus regiones en julio, tras varios atentados suicidas cometidos por mujeres.

El grupo islamista nigeriano Boko Haram ha utilizado en numerosas ocasiones a mujeres, incluso jóvenes y niñas, para cometer atentados suicidas en el norte de Nigeria y en los países vecinos: Chad, Níger y Camerún. Sus miembros suelen atacar lugares públicos como mercados, estaciones de autobús o mezquitas, para causar el mayor número posible de víctimas.

El último atentado suicida del grupo se produjo el miércoles en Mafa, en el noreste de Nigeria, donde cuatro jóvenes que llevaban cinturones de explosivos atacaron un puesto de control militar. Según un responsable local, se trataba de niñas de 9 a 12 años de edad.

En algunos casos, las niñas aparentemente no saben que cargan encima explosivos, y las hacen estallar los responsables del ataque mediante mandos a distancia, según Leila Zerrougui, representante especial de la ONU para niños en conflictos armados.

"Algunas vestimentas que vuelven imposible la identificación de las personas pueden entorpecer de forma considerable las acciones preventivas de preservación de la seguridad de las personas y de los bienes", aseguraron los 15 dirigentes de la Comunidad Económica de Estados de África Occidental (Cedeao) en su comunicado.

Los países deberán actuar coordinadamente "teniendo en cuenta su propia situación y ambiente cultural", indicó el presidente de la Cedeao.

El islam es la religión mayoritaria en toda la región del Sahel, que atraviesa el occidente de África, pero el uso del velo islámico difiere mucho según los países. Mientras que en Senegal es un fenómeno marginal, cada vez más mujeres lo llevan en países como Guinea, Burkina Faso o Costa de Marfil.

En Gabón, la policía ha recibido órdenes de incrementar la vigilancia de las mujeres que lleven ese tipo de vestimenta.

AFP