Navigation

Árabes israelíes en huelga contra la violencia en sus ciudades

Árabes israelíes se manifiestan en Majd al Krum, el 3 de octubre de 2019 afp_tickers
Este contenido fue publicado el 03 octubre 2019 - 17:07
(AFP)

"¡Presionen a la policía, la sangre de nuestros jóvenes no se debe derramar fácilmente!", coreaban miles de manifestantes este jueves en Majd el Krum, ciudad del norte de Israel, denunciando la criminalidad que azota a las localidades árabes en este país.

En las localidades de Galilea, donde vive la mayoría de los 1,8 millones de árabes israelíes, todo estaba cerrado, constató un periodista de la AFP.

En muestra de solidaridad, los diputados de la Lista Unida que los representan boicotearon este jueves la ceremonia de apertura del nuevo parlamento (Knéset) para poder participar en la manifestación.

"Desde comienzos de septiembre, 14 árabes han sido asesinados, dejando 31 huérfanos", señaló Ayman Odeh, líder de los diputados árabes y comunistas. "Desde 2000, 1.385 árabes han sido asesinados", añadió.

La huelga general y el llamado a manifestarse fueron lanzados después que dos personas fueran asesinadas y una tercera resultara gravemente herida, el martes en Majd el Krum.

"Queremos presionar al gobierno para que confisque las armas sin permiso hasta que los asesinatos disminuyan", explicó Samiha Shaban, de 72 años, en medio de una muchedumbre integrada por hombres, mujeres y niños, que marchó denunciando a la policía israelí.

"La situación en las zonas árabes es una emergencia", declaró este jueves el ministro de Seguridad Pública, Gilad Erdan, pidiendo a los dirigentes árabes que "trabajen junto a la policía".

Además, prometió "establecer una política de sanciones mucho más estricta para quienes violen la ley".

Las armas utilizadas en estos crímenes "provienen del ejército israelí, que vende armas a los árabes, a las que se añaden otras artesanales que proceden de zonas controladas por la Autoridad Palestina", dicho de otra manera, la Cisjordania ocupada, sostuvo el abogado Reda Jaber, de la oenegé Aman --seguridad en árabe, que contabiliza 70 víctimas desde comienzos de año.

Los árabes israelíes constituyen el 20% de la población del país, y son descendientes de los palestinos que quedaron en sus tierras tras la creación de Israel en 1948. Se sienten discriminados por la mayoría judía.

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.