Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

La canciller alemana, Angela Merkel, en un mítin electoral con la CDU, su partido, en Haltern am See, oeste de Alemania, el 10 de mayo de 2017, de cara a las elecciones regionales, últimas en el país antes de las legislativas de septiembre

(afp_tickers)

El partido conservador de la canciller alemana, Angela Merkel, viento en popa tras dos victorias electorales regionales, desafiará el domingo a los socialdemócratas alemanes en su feudo de Renania del Norte-Westfalia, un ensayo general antes de las legislativas de septiembre.

Una victoria de la Unión Demócrata Cristiana (CDU) o un resultado ajustado les colocaría en la órbita ideal para lograr un cuarto mandato consecutivo.

En solo unas semanas, Merkel rebasó a su rival y presidente del Partido Social Demócrata (SPD), Martin Schulz, con dos victorias, el pasado domingo en el estado de Schleswig-Holstein y a finales de marzo en Sarre.

A nivel nacional, el SPD sufre ahora un retroceso de 7 puntos, con el 29% de intención de voto, frente a la CDU, después de haber estado durante un tiempo igualados, según una encuesta publicada el miércoles.

Las elecciones en Renania del Norte-Westfalia (centro-oeste) presentan mayor interés al tratarse de la región más poblada de Alemania, una cuenca siderúrgica en reconversión, donde 13,1 millones de votantes están llamados a las urnas.

- Centro histórico -

Sobre todo, se trata del "centro" histórico de la socialdemocracia alemana, que preside la región sin interrupción desde la Segunda Guerra Mundial. "Una derrota en este lugar tendría un efecto simbólico desastroso" para este partido, analiza para AFP el profesor de la Universidad Libre de Berlín, Oskar Niedermayer.

Ahora bien, los últimos sondeos para esta región test sitúan al SPD codo con codo con la CDU.

En vista de los desafíos, Angela Merkel multiplica los desplazamientos a la región, con cerca de siete mítines esta semana.

El miércoles, la canciller estuvo en Haltern am See (oeste) para apoyar a su protegido local, Armin Laschet, que hace campaña denunciando el desempleo, más alto en Renania del Norte que a nivel nacional, la delincuencia más acusada o los inferiores resultados escolares.

"Gracias a una política inteligente y finanzas sólidas, hemos logrado a nivel nacional reducir a la mitad el desempleo desde que fui elegida canciller en 2005", reiteró Angela Merkel.

Atacó así a su rival, Martin Schulz, que hace campaña prometiendo más gasto social para los más desfavorecidos. "No bastará solo con hablar de justicia social", dijo Merkel, "la justicia social pasa por más creación de empleo y un presupuesto sólido".

Andreas Kaiser, un comercial de 57 años afiliado a la CDU, espera un cambio en Renania "porque la región se encuentra entre las últimas del país en el ámbito económico".

Reunidos en la plaza del mercado bajo el sol y animada por una fanfarria, los militantes de la CDU se muestran confiados.

- Schulz amenazado -

"En una región donde el SPD debería situarse 10 puntos por delante de la CDU, si llegásemos solo al mismo nivel, sería una importante señal para las legislativas", afirmó Wolfgang Partförder, de 67 años, exalcalde conservador de una ciudad vecina.

Del lado de los socialdemócratas, los ánimos están de capa caída. "El avance de Schulz no está confirmado. Ya no se le oye hablar mucho", se lamenta Günter Kadelka, de 63 años, un simpatizante jubilado.

"Si el SPD perdiera las elecciones, supondría una reactivación para la CDU y Schulz podría enterrar sus esperanzas de conquistar la cancillería", analiza Oskar Niedermayer.

El partido de la canciller juega también con dos temas muy sensibles en la región.

Renania del Norte-Westfalia acusa al gobierno socialdemócrata de Hannelore Kraft de haber fracasado en la seguridad durante la noche de Año Nuevo en Colonia en 2015, marcada por una serie de agresiones sexuales contra mujeres que escandalizó a todo el país. También le reprocha no haber detenido a tiempo a Anis Amri, autor del atentado yihadista de Berlín el pasado diciembre, que estaba vigilado por la policía local.

El resultado del partido de extrema derecha Alternativa para Alemania (AfD) también será examinado de cerca, en un momento en el que está en declive a nivel nacional debido a las luchas internas.

En Renania del Norte, el AfD cuenta con un 6% de los votos, una caída de 3 puntos en tres meses. Pero debería bastarle para entrar en un 13º parlamento regional, de los 16 que tiene Alemania.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP