Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

La ministra de Exteriores de Canadá, Chrystia Freeland (c), junto al ministro de Economía de México, Ildefonso Guajardo (i), y el representante estadounidense para el comercio exterior, Robert Lighthizer, el 27 de septiembre de 2017 en Ottawa, Canadá

(afp_tickers)

Canadá, Estados Unidos y México lograron este miércoles "avances importantes" en la tercera ronda de renegociación del tratado de libre comercio norteamericano TLCAN, pero sin que aun las partes discutan los asuntos más difíciles del entramado de normas que los unen.

Luego de cinco jornadas de negociaciones en la capital canadiense, los negociadores alcanzaron "avances importantes en muchos temas" con un acercamiento de sus respectivas posiciones y coincidencias en hechos y propuestas claves, según una declaración común de los tres países.

"Estamos haciendo un progreso sólido en asuntos básicos", dijo en rueda de prensa la canciller de Canadá, Chrystia Freeland.

Freeland citó "un progreso asombroso" en un "número de asuntos más técnicos pero realmente importantes".

Pero admitió que "algunos de los asuntos o propuestas más difíciles no han sido todavía abordados".

Sus contrapartes, el ministro mexicano de Economía, Ildefonso Guajardo, y el representante estadounidense para el comercio exterior, Robert Lighthizer, compartieron la efusividad sobre esta ronda pero también fueron cautelosos sobre el futuro.

"Hay mucho trabajo por delante", dijo Lighthizer, haciendo mención a "temas muy difíciles y contenciosos".

De su lado, Guajardo describió una ronda de negociaciones "muy productiva" pero anticipó "desafíos sustanciales a vencer", añadiendo que México "estará abierto a nuevas ideas".

El comunicado conjunto detalla "progresos en dominios de telecomunicaciones, política de competencia, comercio electrónico, buenas prácticas de reglamentaciones así como del régimen aduanero y facilitación de los intercambios".

La renegociación del TLCAN arrancó en medio de agresiones verbales entre México y Estados Unidos, por los cuestionamientos del presidente Donald Trump al déficit comercial con México, y a la fuga de empresas estadounidenses hacia ese país.

Los negociadores también estuvieron de acuerdo en añadir al TLCAN un capítulo dedicado a las empresas medianas y pequeñas.

Pero la nueva ronda en Ottawa acabó en medio de tensiones por el conflicto entre la constructora aeronáutica canadiense Bombardier y Boeing, su competencia al sur de la frontera.

Canadá arremetió contra la decisión del departamento estadounidense de Comercio de imponer un arancel de 220% a los aviones CSeries de Bombardier, acusada por Boeing de obtener subsidios públicos y de vender a pérdida.

Pero el asunto de las aeronaves parece que no tendrá efecto en el producto de las negociaciones del TLCAN, pues Freelance dijo que lo manejará de manera separada.

Los negociadores se reunirán para una nueva ronda en Washington desde el 11 al 15 de octubre, antes de lo cual se comprometieron a cerrar la renegociación del capítulo sobre "competencia".

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes









Teaser Longform The citizens' meeting

«ALZATE LE MANI PER IL MIO COMUNE!»

The citizens' meeting

AFP