Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Un miembro de las fuerzas progubernamentales iraquíes dispara con su arma en el área de Albu Huwa, en el sur de Faluya, el 1 de junio de 2016 durante una operación para retomar la ciudad en manos del grupo Estado Islámico

(afp_tickers)

Las milicias chiíes desempeñan un papel esencial en la batalla de las tropas gubernamentales iraquíes por la reconquista de la ciudad de Faluya, en manos del grupo Estado Islámico (EI), aunque su implicación suscita controversia.

Oficialmente, esas milicias combaten dentro de las unidades paramilitares de Hashed al Shaabi (Movilización Popular) y bajo el mando del primer ministro.

- ¿Quiénes son esas milicias? -

Una miríada de milicias están implicadas en la ofensiva contra Faluya lanzada el 22 de mayo, en particular las más poderosas del país como Ketaeb Hezbolá (Brigadas del Partido de Dios), o la organización Badr y Asaib Ahl al Haq (Liga de los Virtuosos).

Aunque se considera que Irán está detrás de estos grupos, otras organizaciones chiíes que no están vinculadas a Teherán también participan en la operación, y son cercanas a la autoridad religiosa chií suprema de Irak.

También integran las unidades Hashed Al Shaabi varias tribus suníes locales. Unos 30.000 combatientes de las unidades Hashed han participado en las primeras fases de la ofensiva contra Faluya.

Con un total de unos 60.000 combatientes inscritos, las unidades Hashed representan la fuerza armada más importante de Irak. Aunque las operaciones de envergadura son generalmente confiadas a los servicios de élite del contraterrorismo, las Hashed han conseguido importantes victorias contra el EI desde 2014.

- ¿Cuál es su papel? -

Estas milicias han desempeñado un papel esencial en la primera fase de la ofensiva, peinando zonas en la periferia de Faluya, cortando las vías de suministro y reforzando el asedio a la ciudad. También han recuperado sectores de la zona que estaban en manos del EI como Garma y Saqlawiya.

La tarea que se les confió casi ha terminado y, en los sectores recuperados, las fuerzas de las unidades Hashed empiezan a ceder el terreno al ejército y a la policía. El Gobierno ha dejado claro que estas unidades solamente tienen un rol de apoyo para la segunda fase de la ofensiva, y que no deberían penetrar en el centro de Faluya.

Pero el poderoso comandante de las unidades Hashed, Abu Mahdi al Mohandis, advirtió el domingo que sus fuerzas no iban a quedarse "con los brazos cruzados", esperando que las fuerzas de élite consigan controlar la ciudad.

- ¿Por qué son controvertidas? -

Algunas milicias chiíes han sido acusadas de violencias sectarias contra civiles suníes en precedentes operaciones. Así, su participación en una ofensiva contra uno de los bastiones más emblemáticos del EI en la gran provincia suní de Al Anbar es percibida como potencialmente explosiva.

Aunque sus dirigentes se abstuvieron de cualquier declaración incendiaria, algunos milicianos creen que la lucha en Faluya les permitiría vengar los atentados con coche bomba que han golpeado recientemente Bagdad.

Además, sus vínculos con Irán y su implicación en ataques contra el ejército de ocupación durante la invasión de Irak en 2003 los convierte en aliados incómodos para la coalición internacional liderada por Washington, que proporciona un decisivo apoyo aéreo.

- ¿Se han cometido abusos en Faluya? -

Varios responsables políticos suníes de Al Anbar acusan a las milicias chiíes de malos tratos y torturas a civiles suníes durante la operación, pero pocos detalles se han proporcionado para sustentar estas afirmaciones.

Tras los llamamientos de la ONU y de las organizaciones de defensa de los derechos humanos, el primer ministro iraquí, Haider al Abadi, prometió investigar cualquier hecho o abuso y llevar ante a la justicia a sus autores.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP