Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

La medalla del premio Nobel de literatura concedida al escritor colombiano Gabriel Garcia Marquez exhibida en la Biblioteca Nacional de Colombia el 17 de abril de 2015

(afp_tickers)

La medalla del premio Nobel puede obtenerse por haber "prestado un gran servicio a la humanidad", pero también puede comprarse en una subasta a precios cada vez más altos.

En 114 años de existencia, el premio Nobel se otorgó 889 veces. Además de una importante suma de dinero, la persona elegida recibe una medalla de oro y un diploma. Doce de estos premios terminaron en una subasta.

El Nobel que se subastó a más bajo precio fue el que obtuvo el francés Aristide Briand en 1926 por su papel en la efímera reconciliación franco-alemana. Lo compró en 2008 el Ecomuseo de Saint-Nazaire por 12.200 euros.

El Nobel de la Paz del británico William Randal Cremer, obtenido en 1903, se subastó en 17.000 dólares en 1985.

Desde entonces, los precios han aumentado mucho y, desde inicios de 2014, se han subastado al menos ocho medallas de Nobel.

"Hay un mayor interés por los descubrimientos y los desarrollos del siglo XX y, en realidad, el premio Nobel simboliza los mayores logros del siglo, trátese de ciencia, economía o paz", estimó Francis Wahlgren, de la casa de subastas Christie's.

"De ahora en más tenemos que considerarlos como algunos de los más valiosos objetos" subastados, agregó.

Recientemente se han vendido, en cientos de miles de dólares cada uno, varios Nobeles de física, química o incluso economía, un premio que no nació de la voluntad del científico e industrial sueco Alfred Nobel (1833-1896), sino de una decisión del banco central de Suecia (Riksbank).

Así, el Nobel de la paz del belga Auguste Beernaert, obtenido en 1909, se vendió en 661.000 dólares y el del argentino Carlos Saavedra Lamas (1936), que se halló en una casa de empeños, en 1,16 millones de dólares.

Pero los vendidos a mayor precio son los de medicina. Así, la medalla del estadounidense James Watson se vendió en 4,76 millones de dólares en diciembre de 2014, un récord.

Veinte meses antes, el británico Francis Crick, quien había compartido el premio con Watson por el mismo descubrimiento en 1962, había vendido el suyo por menos de la mitad.

"Puede que Watson tenga un mayor reconocimiento entre la gente. Tiene un carácter controvertido. Es el Donald Trump del mundo científico", según Wahlgren. Watson había dado a entender en 2007 que los occidentales eran más inteligentes que los africanos.

En 2014, el hombre más rico de Rusia, Alisher Usmanov, compró la medalla de Watson para devolvérsela al científico.

En otros casos, no se obtuvo lo esperado. La medalla del escritor estadounidense William Faulkner, premio Nobel de literatura en 1949, se retiró de la venta en 2013, al no lograrse conseguir el medio millón de dólares que pedían sus descendientes.

Al precio actual del oro, vale mucho menos. Los 150 gramos de metal de 18 quilates (23 hasta 1979) de la medalla, que tiene representado el perfil de Alfred Nobel, valen menos de 5.500 dólares.

"Siempre hay gente dispuesta a pagar por objetos poco comunes. Hay quien compró la chaqueta de Elvis o cosas por el estilo a precios fenomenales", declaró por su parte Kjell Wessel, director de la Moneda de Noruega, que produce la medalla.

AFP