Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

El control de fronteras entre Canadá y Estados Unidos en el puente Ambassador que conecta Detroit y Windsor el 28 de septiembre de 2001

(afp_tickers)

La policía de fronteras de Canadá anunció el lunes el lanzamiento de una campaña dirigida a los turistas estadounidenses para que no ingresen a ese país con armas de fuego.

"La agencia de servicios fronterizos de Canadá recomienda dejar en casa sus armas de fuego si quieren viajar a Canadá", indicó la dependencia al anunciar una "campaña de sensibilización".

"Es altamente recomendable no transportar sus armas de fuego cuando viajen a Canadá y cuando estén de paso hacia otro destino de Estados Unidos", precisó la policía en un comunicado.

"La leyes canadienses sobre armas de fuego son muy claras. El hecho de no declarar un arma de fuego puede implicar una sanción, una confiscación, una acción judicial o la prohibición de volver a entrar a Canadá. Su vehículo podría también ser incautado, y en ese caso, tendría que pagar una multa para recuperarlo".

La mayor parte de las armas de fuego incautadas en la frontera entre los dos países aparentemente son de estadounidenses que quieren entrar a Canadá, según la agencia.

La policía de fronteras incautó 413 armas de fuego en el transcurso de los seis primeros meses del año, un aumento de 7% con respecto al mismo período de 2015, precisó la dependencia.

Esta campaña llega después de un incidente reciente dentro de la provincia de New Brunswick (este) en la que estuvieron implicados dos estadounidenses de Texas.

Los dos hombres, de unos 50 años y que viajaban por separado, omitieron declarar al agente de aduana que traían armas en sus vehículos.

En inspecciones los aduaneros descubrieron algunos revólveres, una pistola de alto calibre, un fusil, gas lacrimógeno y municiones.

Tras ser llevados ante la justicia, los hombres fueron obligados a pagar multas por 1.700 y 1.000 dólares respectivamente. Sus armas fueron confiscadas y ellos expulsados de Canadá.

"La utilización de armas de fuego para asegurar su protección personal y la de sus bienes no es considerado un motivo válido para importar armas a Canadá", señaló la policía canadiense de fronteras.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP