Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Un grupo de pilotos y asistentes de vuelo de Turkish Airlines esperan en el aeropuerto John F. Kennedy, en Nueva York, el 21 de marzo de 2017

(afp_tickers)

EEUU y Reino Unido prohibieron el martes llevar en cabina ordenadores portátiles y tabletas en los vuelos de compañías de varios países árabes y Turquía, alegando un riesgo de atentados "terroristas". ¿Por qué se consideran una amenaza estos dispositivos electrónicos?

¿Por qué una medida de este tipo?

Las decisiones tomadas por las autoridades estadounidenses y aplicadas por la TSA (Administración de Seguridad en el Transporte, por sus siglas en inglés) son normalmente consecuencia de amenazas identificadas por los servicios de información, explica a la AFP Jean Charles Brisard, presidente del Centro de Análisis del Terrorismo.

"Algunos grupos como AQPA (Al Qaeda en la Península Arábiga) intentan desde hace muchos años adaptarse de forma progresiva a las medidas de seguridad aplicadas por EEUU y sus aliados, principalmente miniaturizando los explosivos".

"Las medidas anunciadas están basadas en amenazas precisas, sin duda por este grupo (AQPA), uno de los que está más adelantado en cuanto a sofisticación, sobre todo en la miniaturización de artefactos explosivos", agregó.

¿Había sido ya identificada esta amenaza?

Tras el acercamiento entre miembros de AQPA y grupos rebeldes sirios en 2014, la TSA ya prohibió las baterías descargadas en los ordenadores portátiles en los aviones, según Brisard.

Se temía que el espacio destinado a la batería "pudiera disimular un explosivo en miniatura de varios gramos", precisa.

¿Por qué los países árabes y Turquía?

"Se tiene en cuenta un principio de realidad. La principal amenaza proviene, al parecer, de destinos listados por las autoridades estadounidenses", explica este experto, que añade que las medidas de la TSA son generalmente adoptadas en todo el mundo.

Aunque algunos países no disponen de los mismos dispositivos de detección que los países occidentales, advierte.

¿Por qué ordenadores portátiles y tabletas?

En este tipo de sistemas electrónicos se encuentran "todos los elementos de un artefacto explosivo", "salvo el detonador y el explosivo, que se tiene que añadir", explica a la AFP Sébastien Caron, director general de ASCT, un centro de formación sobre temas de seguridad aeroportuaria.

¿Cómo se detectan los explosivos en los puestos de control?

"Cuando se tiene una duda sobre una zona opaca o sobre la tipología del pasajero pasamos un detector de huellas" por el dispositivo, señala Caron.

Si el ordenador lleva explosivos, quedarán rastros sobre el aparato. El tejido será analizado en siete segundos y podrá determinar si hay presencia de sustancias explosivas, según este especialista.

¿Cómo se detectan los explosivos en los equipajes de la bodega?

En algunos aeropuertos, las maletas que van en la bodega de los aviones pasan por un sistema llamado EDS (Sistemas de Detección de Explosivos, en inglés), que predeterminará si hay presencia de explosivos a partir del análisis de las moléculas en el interior del equipaje.

Si la máquina considera que hay una amenaza en una maleta, lo indicará en la pantalla y un operador humano supervisará el bulto.

"De 100 maletas, solo el 30% pasan por el operador humano, que elimina dudas sobre el 25%", según Caron. El 5% restante es analizado por un tomógrafo, una máquina todavía más sofisticada, precisa.

AFP