Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Un palestino grita mientras lleva el cuerpo de una bebé de un año, Noha Mesleh, que murió de heridas sufridas tras un ataque de un tanque israelí a escuela de la ONU en Beit Hanun, durante su funeral en Beit Lahia, Franja de Gaza, el 25 de julio de 2014.

(afp_tickers)

El ministro de Defensa israelí, Moshé Yaalon, afirmó el sábado que habría "próximas" detenciones en relación con el incendio criminal de una casa en la Cisjordania ocupada que costó la vida a un bebé palestino y a sus padres en julio.

"No pasará mucho tiempo antes de que lleguen las actas de acusación contra los asesinos, lamentablemente, terroristas judíos", declaró Yaalon en una entrevista con la segunda cadena de televisión israelí.

Según fuentes judiciales citadas por el sitio de información Ynet, estas actas de acusación podrían estar listas a mediados de la semana próxima.

En julio, un incendio provocado en una casa palestina en Duma, una aldea de Cisjordania, mató a un bebé palestino de 18 meses, Ali Dawabsheh, y a sus padres, que no sobrevivieron a las quemaduras.

La difusión este fin de semana de imágenes de extremistas judíos celebrando la muerte de la familia durante una boda relanzó el debate sobre la violencia perpetrada por judíos radicales en Israel.

Yaalon invitó a ciertos políticos del nacionalismo religioso a hacer un "examen de conciencia" y a establecer "líneas claras" para que se respete el Estado de derecho.

A su juicio, algunos han debilitado el Estado de derecho por su actitud laxa ante las infracciones cometidas por judíos contra palestinos.

El ministro añadió que también se abrirían investigaciones sobre "ciertos rabinos que, por sus declaraciones (extremistas) repetidas una y otra vez, empujan a los jóvenes al acto (violento)".

AFP