Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

El vicegobernador del Banco Popular de China, Yi Gang, habla durante el Congreso Nacional Popular, el 12 de marzo de 2015 en Pekín

(afp_tickers)

China, la segunda mayor economía global, llamó a la calma al mundo, y garantizó que tiene espacio para crecer y comprar materias primas, especialmente a la golpeada América Latina, uno de sus grandes proveedores.

"No se preocupen, China todavía tiene mucho tiempo de mediano y alto crecimiento y va a continuar siendo un muy importante comprador de materias primas, que impulsan el crecimiento en Latinoamérica", dijo el vicegobernador del Banco Popular de China, Yi Gang, en medio de la incertidumbre por la desaceleración del gigante asiático.

China, principal cliente de América Latina y cuya desaceleración económica no se detiene, crecerá 6,8% en 2015 y 6,3% en 2016, porcentajes que aunque altos, marcarían su peor desempeño en 25 años.

La menor demanda de materias primas ha golpeado el precio de estos productos y arrastrado a los países exportadores, entre ellos América Latina, que se contraerá un 0,3% en 2015, según estimaciones del FMI, que celebra su reunión anual en Lima.

-Las compras siguen-

"Dado el mediano o alto crecimiento de China, aún vigente, vamos a requerir todavía del comercio con los países Latinoamericanos. Estos son socios muy importantes para China y para Asia, vamos a seguir importando muchísimas materias primas, incluyendo petroleo, soja, cobre", agregó Yi en el foro América Latina en Primer Plano, en Lima.

Explicó que, en términos de cantidad, las importaciones de su país tienen un crecimiento sostenido. "Por ejemplo la importación de petróleo sigue creciendo y la de soja sigue creciendo, a razón de 10%", agregó.

"Tenemos una serie de productos que se incrementan y este patrón continuará. Me parece que en el futuro más cercano China será el mayor importador de crudo del mundo", detalló el funcionario del Banco Popular de China.

Yi saludó la suscripción del Acuerdo Transpacifico, entre Estados Unidos y Naciones del Pacífico entre las que no está China, y dijo que su país "tiene mentalidad abierta para trabajar con estos doce países y ver cuál es el impacto del nuevo acuerdo".

-Crecer con otro modelo -

Para el FMI, China tiene el reto de reactivar su economía, basada en un nuevo modelo que privilegia el consumo interno y ya no la manufactura, que fue su motor durante a última década.

China, cuyas decisiones en materia económica influyen en todo el planeta, "tiene el delicado equilibrio de pasar a un crecimiento más alimentado por el consumo, sin que la actividad se desacelere demasiado, reduciendo al mismo tiempo las vulnerabilidades financieras", dijo el Fondo Monetario Internacional (FMI) en su informe sobre la estabilidad financiera mundial, revelado el miércoles.

El gigante asiático, que ahora es el importador de metales más importante del mundo, mantuvo tasas de crecimiento altas entre los años 2000 y 2011. A medida que los precios de las materias primas aumentaban, los países exportadores invirtieron mucho en capacidad, impulsando el crecimiento interno, recuerda el FMI.

Pero, recientemente, las metas de las autoridades chinas ha sido mantener tasas más bajas de crecimiento, a medida que el país intenta volver a equilibrar su economía, impulsada anteriormente por la exportación y la inversión hacia un modelo basado más en el consumo, incluido los servicios.

AFP