Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Las fuerzas leales al presidente yemení se despliegan en el distrito de Dhubab el 7 de enero de 2017, durante una operación militar contra los rebeldes hutíes y sus aliados

(afp_tickers)

Once rebeldes hutíes y siete militares, entre ellos un general, murieron este sábado en unos combates cerca del estrecho estratégico de Bab al Mandeb, en el suroeste de Yemen, indicaron unos responsables del ejército gubernamental.

Las fuerzas fieles al presidente Abd Rabo Mansur Hadi habían lanzado una operación destinada a expulsar a los rebeldes de la región de Dhubab, a 30 kilómetros del estrecho que une el mar Rojo y el océano Índico, punto estratégico del tránsito marítimo mundial, explicaron las mismas fuentes.

A Adén, gran ciudad del sur del país controlada por las fuerzas progubernamentales, llegaron nuevos refuerzos, que se suman al apoyo aéreo de la coalición árabe liderada por Arabia Saudí.

A primera hora de la tarde, un general del ejército regular fue abatido por un francotirador rebelde, según unos responsables de las fuerzas proHadi, sumándose a los once rebeldes hutíes y seis soldados fallecidos horas antes.

Los combates de este sábado dejaron además numerosos heridos en ambos bandos, sin permitir a las fuerzas progubernamentales expulsar a los insurgentes que, según varios responsables militares, amenazan la navegación marítima en el estrecho.

En septiembre y octubre, dos navíos de guerra estadounidenses y un buque emiratí sufrieron un ataque con misiles lanzados desde territorio rebelde en esa zona.

Las tropas progubernamentales tomaron el control de Bab al Mandeb en octubre de 2015, pero los rebeldes la recuperaron en febrero de 2016.

La guerra en Yemen ha dejado más de 7.000 muertos desde marzo de 2015, según la ONU. Todos los intentos de resolver el conflicto por medio de la negociación han fracasado hasta la fecha.

AFP