Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

La colonia israelí de Beit El, cerca de la ciudad cisjordana de Ramalá, en una imagen del 25 de enero de 2017

(afp_tickers)

La colonización de la Cisjordania ocupada y de Jerusalén Este por Israel es fuente de controversias desde hace casi 50 años.

- ¿Qué son las colonias? -

Son pueblos y ciudades construidos en territorios conquistados por Israel durante la guerra de los Seis Días, en 1967, en los cuales viven civiles israelíes.

Israel empezó a establecer una red de colonias en toda Cisjordania a partir de los años 70 y siguió extendiéndola tras los Acuerdos de Oslo de 1995, que dividieron el territorio en zonas israelíes y palestinas.

Actualmente, unos 430.000 colonos israelíes viven en la Cisjordania ocupada, junto a 2,6 millones de palestinos.

Más de 200.000 israelíes viven en barrios colonizados junto a 300.000 palestinos en Jerusalén Este, la parte palestina de la Ciudad Santa que Israel ocupa desde 1967 y anexionó en 1980. Los palestinos quieren convertirla en la capital del Estado al que aspiran.

Unos 30.000 colonos israelíes viven también en la zona de los Altos del Golán, que Israel conquistó a expensas de Siria en 1967 y después anexionó.

Israel salió en 2005 de la Franja de Gaza, desmantelando las colonias en la zona.

- ¿Cuál es su estatus jurídico? -

Naciones Unidas y gran parte de la comunidad internacional considera ilegales todas las colonias israelíes en Cisjordania y Jerusalén Este.

Por su parte, el Estado de Israel distingue jurídicamente las colonias autorizadas y las que no tienen el visto bueno del Gobierno, que califica de puestos de avanzada o colonias salvajes.

- ¿Quiénes son los colonos? -

Muchos colonos israelíes se instalaron en Cisjordania y Jerusalén Este en busca de viviendas asequibles, pues son más baratas que en territorio israelí. El Gobierno los alienta a instalarse en colonias, de las cuales algunas se convirtieron en verdaderas ciudades, como Ariel o Maale Adumim, o aquellas especialmente destinadas a judíos ultraortodoxos, como Beitar Ilit y Modiin Ilit.

Para muchos judíos nacionalistas religiosos, vivir en las tierras bíblicas de Judea y Samaria -el nombre histórico que los isralíes utilizan al referirse a Cisjordania- es el cumplimiento de una promesa divina. Cientos de ellos viven, así, cerca de la Tumba de los Patriarcas, en Hebrón, un lugar sagrado para los judíos y los musulmanes y uno de los lugares donde más se focaliza la violencia entre israelíes y palestinos.

- ¿Cómo ven las colonias los palestinos? -

Los palestinos consideran las colonias israelíes como un crimen de guerra y un obstáculo más para la paz. Quieren que los israelíes se retiren de todas las tierras que ocupan desde la guerra de 1967 y que desmantelen todas las colonias, pese a haber aceptado el principio de pequeños intercambios territoriales limitados, iguales en tamaño y valor.

Por su parte, el Estado hebreo excluye un retorno completo a las fronteras anteriores a 1967, pero se declara dispuesto a retirarse de algunas partes de Cisjordania de cara a anexar los mayores bloques de colonias, donde viven la mayoría de los colonos.

AFP