Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Una pasajera pasa por delante de unas máquinas de autofacturación de la aerolínea Lufthansa en el aeropuerto de la ciudad alemana de Fráncfort el 7 de noviembre de 2015

(afp_tickers)

La huelga del personal de cabina de la aerolínea alemana Lufthansa continuó este sábado en los aeropuertos de Fráncfort y Dusseldorf, con 520 vuelos anulados y unos 58.000 pasajeros afectados, indicó la compañía.

Los vuelos cancelados eran de corta y media distancia y, en cambio, los vuelos de larga distancia fueron mantenidos, con excepción de un enlace Dusseldorf-Newark (Nueva Jersey), indicó a la AFP una portavoz de Lufthansa en Fráncfort.

Unas 1.600 habitaciones de hotel fueron reservadas por el grupo en la noche del viernes, principalmente en Fráncfort, para alojar a sus pasajeros, mientras unos 50 viajeros tuvieron que pasar la noche en la zona de tránsito, por falta de visado para entrar en territorio alemán, precisó la portavoz.

Los aeropuertos de Fráncfort y Dusseldorf, número uno y tres en Alemania, respectivamente, están afectados por una huelga de 17 horas que debe concluir a las 23H00 (22H00 GMT).

La huelga está convocada de forma intermitente hasta el 13 de noviembre. El domingo será suspendida, indicó el sindicato del personal de cabina, UFO, "porque ese día la mayoría de los viajes tienen carácter privado".

Las negociaciones entre la aerolínea y los delegados del personal de cabina, que se iniciaron en diciembre de 2013, se centran en temas salariales, pero también abarcan los despidos, las jubilaciones y prejubilaciones, definidos por convenios colectivos.

AFP