AFP internacional

Un trabajador de una cooperativa de cacao en Moussadougou, en Costa de Marfil

(afp_tickers)

La Organización Internacional del Cacao (ICCO), implantada desde 1973 en Londres, inauguró el martes su sede en Abiyán, capital económica de Costa de Marfil, primer productor mundial del grano, cuyo precio está en caída libre.

La instalación de la ICCO en Costa de Marfil coincide con el empeoramiento de la economía del país a causa de "la caída de los precios en el mercado mundial, la bajada consecuente de los precios de producción", declaró el vicepresidente marfileño Daniel Kablan Duncan.

El viernes, la tonelada de cacao cayó a su umbral más bajo desde 2012, 1.372 libras esterlinas. Al contrario de lo que sucede con el café, el cacao se ve lastrado por una oferta demasiado abundante frente a una demanda estancada.

"Con nuestra implantación en un país productor, queremos ofrecer un mejor acceso a la información sobre el mundo del cacao y aumentar las oportunidades" para los países productores, afirmó Jean-Marc Anga, director ejecutivo de la ICCO.

Ante la caída mundial de precios, el precio de compra a los productores en Costa de Marfil pasó de 1.100 francos CFA (1,67 euros) el kg a 700 francos CFA (1,06 euros) en la campaña intermedia.

El cacao es vital para la economía marfileña. Su sector representa 15% del PIB, más del 50% de los ingresos de exportación y sobre todo dos tercios de los empleos del país (directos e indirectos) y de los ingresos de la población, según el Banco Mundial.

AFP

 AFP internacional