Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

El director ejecutivo del banco holandés ABN Amro, Gerrit Zalm, golpea un gong en la Bolsa de Amsterdam para dar comienzo a la cotización del banco en el mercado, el 20 de noviembre de 2015

(afp_tickers)

Siete años después de su nacionalización en plena crisis financiera mundial, el banco holandés ABN Amro efectuó este viernes su regreso a los mercados, considerado como la mayor salida bursátil en la historia de Holanda.

Las acciones de ABN Amro abrieron al alza de un 2,39%, hasta 18,18 euros, en la Bolsa de Amsterdam, donde salió una primera parte del 20% de su capital. Hacia las 10H15 GMT, progresaban un 3,46%, hasta los 18,37 euros.

Esta salida a bolsa es también considerada como una de las más importantes en el sector bancario desde la crisis financiera.

El precio inicial de las acciones había sido fijado en 17,75 euros, por lo que el Estado holandés captó 3.300 millones de euros gracias a la venta del primer 20%. El banco fue valorado en 16.700 millones de euros sobre la base de su precio de salida.

Si la operación finaliza con éxito, los bancos encargados de coordinar la operación podrán ejercer sus opciones de vender un 3% de acciones adicionales. El resto del capital será vendido, también por tramos, en fechas posteriores todavía por determinar.

Según el Gobierno, la nacionalización del banco costó unos 22.000 millones de euros. La prensa holandesa, que cita cálculos del Tribunal de Cuentas, citan hasta 32.000 millones de euros.

AFP