Los colegios electorales abrieron en Portugal este domingo a las 07H00 GMT para las elecciones legislativas, donde el primer ministro socialista saliente, Antonio Costa, se perfila como favorito.

Si el exalcalde de Lisboa es reconducido en el cargo, se confirmaría que el país es uno de los únicos casos en Europa donde los socialistas gobiernan y donde la extrema derecha no gana terreno.

Los últimos sondeos publicados el viernes le daban a Antonio Costa, de 58 años, de 36 a 39% de las intenciones de voto, frente a los 25 a 30% para su principal adversario, el Partido Socialdemócrata (PSD, centro-derecha) del exalcalde de Porto (norte), Rui Rio, de 62 años.

Si estos datos se confirman, los socialistas saldrían reforzados en el nuevo Parlamento con 230 escaños, pero sin tener mayoría absoluta, lo que obligaría a Costa a buscar apoyos entre las formaciones de izquierda.

El Partido Socialista portugués tomó el poder en 2015 gracias a una alianza sin precedentes con el Bloque de Izquierda y el Partido Comunista, después de perder ante una coalición de derecha.

Costa y su ministro de Finanzas, el presidente del Eurogrupo Mario Centeno, se centraron en suprimir las medidas de austeridad aplicadas a cambio de un rescate internacional acordado a Portugal en 2011, en plena crisis de la deuda.

Etiquetas

Neuer Inhalt

Horizontal Line


Instagram

Síganos en Instagram

Síganos en Instagram

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes