AFP internacional

El momento de la muerte de Terence Crutcher, disparado el 16 de septiembre de 2016 por una agente de policía en Tulsa, Oklahoma, en el fotograma de un vídeo difundido por el departamento de policía local

(afp_tickers)

Una agente de policía blanca de la sureña ciudad estadounidense de Tulsa (Oklahoma) fue absuelta tras matar a un ciudadano negro desarmado, informaron este jueves medios locales.

La agente Betty Shelby enfrentaba cargos por matar el pasado septiembre a Terence Crutcher, de 40 años, cuyo automóvil se había averiado en una calle de Tulsa. El jurado deliberó durante nueve horas antes de absolver a Shelby, de acuerdo con la televisión local KFOR-TV.

Shelby dijo que disparó a Crutcher porque temía por su vida, pensando que él estaba tratando de alcanzar un arma en su vehículo. Las autoridades comprobaron posteriormente que Crutcher no tenía armas.

Los fiscales argumentaron que Crutcher no había hecho ningún movimiento agresivo, pero los abogados de Shelby afirmaron que él había ignorado las órdenes de la agente.

En imágenes de vídeo del incidente, Crutcher se ve con las manos en alto, apoyándose contra su coche. Luego recibe un balazo de Shelby en el pecho y cae al suelo.

El tiroteo, uno de una serie de muertes de negros desarmados a manos de la policía en EEUU, condujo a protestas y a un incremento de las tensiones en Tulsa.

La gobernadora de Oklahoma, Mary Fallin, llamó a la calma el miércoles por la noche. "Pido a los ciudadanos de Oklahoma respetar nuestro sistema de justicia penal y especialmente a los jurados, quienes oyeron los testimonios de ambas partes en el caso", dijo Fallin en un comunicado.

"Aquellos que discrepan con el veredicto tienen el derecho a expresar sus opiniones; yo sólo les pido que lo hagan de manera pacífica. Llamo a los ciudadanos de Tulsa y a los demás a mantener la calma", agregó.

AFP

 AFP internacional