Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

En Raqa es difícil hallar, por ejemplo, pan, cuando hace solo unas semanas se podía encontrar en 15 de los 24 barrios de esta ciudad sumida desde hace dos meses en violentos combates entre el grupo EI y las FDS

(afp_tickers)

El acceso a los alimentos en Raqa, bastión del grupo yihadista Estado Islámico (EI) en Siria, llegó a un "punto crítico", los civiles solo pueden contar con sus propias reservas, informó este lunes la red de ONG Reach.

Raqa, en el norte de Siria, está sumida desde hace dos meses en violentos combates entre yihadistas del grupo EI y combatientes kurdos y árabes apoyados por Estados Unidos.

Según Reach, una red de organizaciones no gubernamentales humanitarias que operan alrededor de la ciudad, la situación es dramática.

"La mayoría de las informaciones indican que los habitantes solo pueden contar con sus propias reservas de alimentos", indicó Reach. "Los mercados y negocios de alimentación están cerrados", añadió.

En toda la ciudad es difícil hallar pan, cuando hace solo unas semanas se podía encontrar en 15 de los 24 barrios de la Raqa, según la misma fuente.

El precio de los productos se disparó, obligando a los habitantes a comer menos.

El grupo de militantes locales Raqa is Being Slaughtered Silently (Raqa está siendo masacrada en silencio), que publica regularmente informaciones de la ciudad, dio cuenta de los problemas para introducir alimentos.

"Las panaderías están cerradas porque no hay más combustible y harina, y los propietarios huyeron", indicó recientemente a la AFP un miembro de ese grupo, Husam Issa.

Entre 20.000 y 50.000 civiles estarían aún en Raqa, según la ONU. Sin embargo, Reach afirmó que serían unos 10.000. El barrio más poblado es el de Al Huriya, en el norte de la ciudad, que contaría actualmente con un máximo de 5.000 habitantes. Además, 14 de los 24 barrios estarían desiertos o casi abandonados.

La ONG aseguró que solo un ala del hospital de Raqa sigue funcionando únicamente para primeros auxilios.

Según la ONG Médicos Sin Fronteras (MSF), los civiles heridos ya casi no tienen acceso a atención médica.

Las Fuerzas Democráticas Sirias (FDS), una alianza kurdo-árabe apoyada por EEUU, lograron expulsar a los yihadistas del grupo EI de la mitad de Raqa, en el norte del país, menos de dos meses después de haber ingresado en la localidad.

Hace ocho meses, estas fuerzas iniciaron una ofensiva para arrebatar Raqa a los yihadistas. Entraron en la ciudad el 6 de junio. Desde entonces, se han apoderado de varios barrios, acercándose poco a poco al centro de la ciudad.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP